Estudios médicos

El empresario Lázaro Báez, alojado desde abril del año pasado en el penal de Ezeiza, fue trasladado ayer al Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (Cemic), ubicado en Saavedra, para realizarle una serie de estudios clínicos. Báez fue trasladado esta mañana desde Ezeiza, fuertemente custodiado por efectivos del Servicio Penitenciario Federal. El empresario reclama desde hace meses que se lo pase a un régimen de prisión domiciliaria aduciendo problemas de salud por los cuales ya debió ser atendido en dos oportunidades en una clínica privada. Pero la solicitud fue rechazada por el juez federal Sebastián Casanello tras recibir un informe del Servicio Penitenciario Federal (SPF) que indicó que el Hospital Penitenciario Central (PHC) de Ezeiza está en condiciones de atender el cuadro médico de Báez. El abogado de Báez, Maximiliano Rusconi, pidió la nulidad del dictamen del fiscal y del informe del SPF, pero el juez Casanello lo rechazó in limine, es decir sin siquiera darle tratamiento por entender que el pedido no estuvo fundado.