El juez recibió el informe sobre la bomba que estalló en Indra
Un artefacto made in casa
El parte policial detalló que se trató de una bomba casera fabricada con elementos de venta libre. La empresa garantizó “calidad y fiabilidad” en el recuento de votos. El ministro Frigerio también avaló la transparencia.
La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra.La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra.La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra.La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra.La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra.
La reconstrucción del artefacto explosivo que estalló en la sede de Indra. 
Imagen: DyN

“Una bomba casera realizada con elementos de venta libre”, así reza el informe preliminar que recibió ayer el juez Daniel Rafecas que investiga el estallido en las oficinas de la empresa Indra, responsable de realizar el escrutinio provisorio de las PASO, y que provocó heridas en dos de sus empleados. La firma, de capitales españoles, aseguró que realizará el recuento de votos de las PASO con “calidad y fiabilidad” y garantizará la “integridad física” de sus trabajadores. En sintonía, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sostuvo que “la transparencia y la integridad” del recuento de votos “está garantizado”.

Durante la jornada del jueves, Rafecas recibió de parte de la División Explosivos de la Policía Federal las primeras conclusiones del estudio de los restos del explosivo. Estos sostienen que “se trató de un artefacto de armado casero, consistente en un caño de gas de 15 centímetros de largo y 2 centímetros de diámetro, tapado en sus dos extremos con Poxipol”. El tubo contenía “pólvora negra (de uso pirotécnico, por ejemplo en bombas de estruendo) y bolillas metálicas (25 aproximadamente) y el mecanismo contaba con una trampera para ratones (sistema de retardo) y una batería de 9 volts (sistema de iniciación). Todo ello dentro de una caja de madera con tapa de apertura tipo bisagra”, precisó el informe. El hecho de que los materiales con los que se construyó la bomba sean de venta libre hace que sea más complicado identificar dónde y quiénes los adquirieron.

El paquete donde estaba el artefacto explosivo tenía como destinatario a Tomás Contreras, a la sazón director de Recursos Humanos de Indra pero tanto el remitente, “Perfumería Amanda. Lavalle 585 CABA”,es falso.

Indra, una empresa de capitales españoles y cuyas oficinas se encuentran en el barrio porteño de Puerto Madero, emitió ayer un comunicado donde aseguró que el atentado no afectará su trabajo y, por lo tanto, el domingo realizará el recuento de votos de las PASO con “calidad y fiabilidad” y garantizará la “integridad física” de sus empleados. 

La firma anunció también la conformación de un Gabinete de Crisis que está integrado por los responsables de Relaciones Institucionales, Seguridad, Legales y Recursos Humanos. Este grupo ya “definió un protocolo para asegurar la integridad de las personas que trabajarán el domingo próximo en el centro de cómputos en el Correo Argentino”. Es más, Indra aseguró que “las especificaciones del Protocolo referidas a las áreas limitadas exclusivamente al procesamiento de datos serán aplicadas por personal contratado a tal fin”.

Por último, Indra señaló que está tomando medidas de seguridad junto a las autoridades nacionales. En ese sentido, el ministro Frigerio sostuvo que ya se comunicó con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que “garantice totalmente la seguridad de todo lo referente al comicio del domingo”.

Frigerio habló ayer durante una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno. En esa oportunidad dijo que “la transparencia y la integridad de estas elecciones están absolutamente garantizadas, más allá de que no pudimos llevar adelante lo que pusimos en debate el año pasado, que era la 

reforma electoral”. En lo que hace a la explosión aseguró que “es un caso que está en manos de la Justicia, que ha ordenado al Ministerio de Seguridad que comience la investigación profunda de lo que sucedió”.

La Cámara Nacional Electoral también repudió el ataque. El titular del tribunal, Santiago Corcuera, le envió una carta a Frigerio donde le reclamó que “se extremen los recaudos de seguridad previstos a fin de transmitir tranquilidad a la población” para los comicios.