Conocimiento abierto

Son tiempos en donde los vaivenes de la vida cotidiana exigen a los gobiernos (Nación y provincias), por un lado, timonear el barco para sortear las dificultades y a la población, por el otro, adaptar el ingenio para poder ejercer plenamente los derechos y cumplir con los deberes que plantea la coyuntura. ¿Por dónde pasan entonces las preocupaciones del mundo académico que investiga los temas de la realidad para encontrar nuevas miradas y soluciones posibles que permitan resolver los problemas en el futuro? 
En este sentido, el rol de la universidad y de las organizaciones como productoras de conocimiento y de información de consulta es clave para aportar una visión del mediano y largo plazo, saliendo de la asfixiante coyuntura que muchas veces encorseta a políticos y pone ansiosa a la ciudadanía. 
Adquiere así relevancia la labor del investigador, del profesional, del profesor, en su rol social. ¿Cómo poner toda esa producción de saberes y experiencias al servicio de las necesidades actuales? 
Desde el Consejo Económico y Social (CESBA) hemos decidido poner en marcha nuestra biblioteca digital (<http://www.cesba.gob.ar/>) con el objetivo de contribuir al intercambio de conocimiento sobre las distintas temáticas fundamentales para mejorar la calidad de vida de la Ciudad de Buenos Aires.
A través del repositorio, creado bajo la normativa vigente, los usuarios podrán realizar búsquedas por diversos clasificadores y acceder a los documentos y estudios completos, que son las fuentes de las cuales el Consejo se nutre. 
Vale destacar que según la Ley de Creación de Repositorios Digitales Institucionales de Acceso Abierto sancionada por el Congreso de la Nación en 2013, el modelo de acceso abierto a la producción científico-tecnológica implica que los usuarios pueden, en forma gratuita, leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o enlazar los textos completos de los artículos científicos, y usarlos con propósitos legítimos ligados a la investigación científica, a la educación o a la gestión de políticas públicas. Desde el CESBA, sin ser un organismo dedicado a la investigación académica, queremos aportar a la red de conocimiento compartiendo toda la producción de contenidos que generan las 26 organizaciones que lo conforman y otras organizaciones que también se suman a la iniciativa.
Muchas de las organizaciones han venido realizando investigaciones y generando debates en relación a distintas problemáticas de la Ciudad, como el tratamiento de los residuos, la calidad del agua, el problema de la vivienda, el transporte, la calidad de los servicios públicos, entre muchos otros, que gracias a la puesta en marcha de la biblioteca estarán disponibles al público en general, docentes, estudiantes, investigadores y periodistas.
Cada una de las piezas de conocimiento incorporadas a la Biblioteca Digital CESBA, estarán disponibles en su contenido completo y libre para su consulta y divulgación. Por su parte, todas estarán catalogadas siguiendo las normas internacionales de repositorios científicos, de manera tal que dichas piezas sean cosechadas y referenciadas por otros repositorios y buscadores de diversos países y comunidades científicas del mundo.
De esta manera, desde el CESBA –y cada una de las instituciones que lo componen– estamos dando un paso más en materia de modernización de la gestión institucional y en el acercamiento del Estado a la comunidad.
Los indicadores de calidad de vida muchas veces son titulares de los diarios que atraen nuestra atención pero también pueden ser un punto de partida para crecer. En esta dirección, desde el CESBA nos propusimos sensibilizar acerca de las distintas temáticas vinculadas a la calidad de vida de quienes habitan la ciudad de Buenos Aires. En tal sentido, apuntamos a generar actividades de divulgación, investigación y formulación de propuestas concretas para mejorar la calidad de vida en la Ciudad.
Necesitamos conocer lo que nos pasa, escucharnos, y estudiar las problemáticas para encontrar las soluciones más adecuadas. Necesitamos también contar con buena información, generando los diagnósticos necesarios sobre cómo vamos en las áreas fundamentales para el presente y el futuro de los porteños.
El desafío es la producción e intercambio de información útil, y aquí radica el espíritu de la  biblioteca digital, cuyo diferencial es la confluencia de intereses expresados en ella; logrando a través del consenso, la transmisión de contenidos surgidos de la investigación, el debate, el diálogo y la reflexión.
La Buenos Aires que queremos la construimos entre todos, a través de la participación y la búsqueda de consensos. El objetivo es pensar cómo logramos una Ciudad con mayor calidad de vida integrando las distintas miradas y aportes de todos los actores de la vida política, económica, cultural, social y académica.
No hay otra forma de avanzar que reconociendo las dificultades y sumando esfuerzos para resolverlas. Apostamos a la producción e intercambio de conocimiento porque tenemos la convicción de que podemos vivir mejor en la Ciudad y lograrlo es una responsabilidad compartida. Tenemos el talento, los recursos y la capacidad emprendedora suficiente para hacer realidad nuestros objetivos.

* Presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ