Identificaron a dos embarazadas asesinadas por la dictadura

"Es reparador conocer, al menos, la verdad"

Abuelas de Plaza de Mayo informó que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó los restos de dos mujeres que fueron secuestradas y asesinadas por el terrorismo de Estado. Se trata de Ramona Benítez de Amarilla y Susana Elena Ossola de Urra, que estaban embarazadas de tres meses.
Imagen: Abuelas de Plaza de Mayo

“A pesar del dolor de este final terrible, es reparador conocer, al menos, la verdad sobre su destino”, afirmaron desde Abuelas de Plaza de Mayo al informar sobre el hallazgo realizado por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que identificó los restos de Ramona Benítez de Amarilla, desaparecida el 16 de mayo de 1976, y de Susana Elena Ossola de Urra, secuestrada el 22 de mayo de ese año. Ambas estaban embarazadas de tres meses, por lo que sus hijos no llegaron a nacer.

Ramona Bentítez militaba en Montoneros junto a su pareja, Fernadno Amarilla. Ambos fueron secuestrados en Remedios de Escalada, provincia de Buenos Aires. “El EAAF, a través de sus huellas, pudo identificar a Ramona como la mujer que fue hallada asesinada el 29 de mayo de 1976 junto a Rodolfo Aníbal Leonetti, en Vanini y Leones, Morón”, explicó el comunicado de Abuelas.

En tanto, Susana Ossola fue secuestrada junto a su pareja, Oscar Urra Ferrarese, el 22 de mayo de 1976 en San Miguel. Ambos militaban en el PRT-ERP. Ella fue asesinada y su cuerpo apareció junto a los de otras dos mujeres y nueve hombres el 1° de julio de 1976 en San Isidro. Sus restos fueron llevados al cementerio Municipal de Boulogne y el EAAF pudo constatar recientemente su identidad.

“Desde la desaparición de nuestros hijos e hijas, las Abuelas de Plaza de Mayo buscamos a nuestros nietos y nietas con la esperanza de abrazarlos, de devolverles su historia familiar y legarles una vida en la Verdad. Estos casos remarcan la virulencia de los genocidas, que acribillaron a mujeres aun con su hijo en el vientre”, expresaron desde la organización de derechos humanos. “Lamentablemente, por la etapa de gestación y la fecha en que fueron asesinadas Ramona y Susana, estamos en condiciones de cerrar dos  nuevas historias: son así 124 los casos resueltos”, agregaron.

“Esperamos poder comunicar pronto una nueva restitución con la alegría de saber que una familia y un hombre o mujer que vio torcida su verdadera historia podrán lograr ese abrazo tan necesario”, concluye el comunicado de Abuelas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ