Agregó la foto del joven a la lista de personas desaparecidas
Interpol se suma a la búsqueda de Santiago
El organismo internacional agregó la foto del joven al listado de personas desaparecidas. La información recolectada por Interpol podría ser utilizada por la policía.
Imagen: DyN

La desaparición de Santiago Maldonado sigue sumando repercusiones internacionales. Luego del informe presentado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que volvió a defender a la Gendarmería pese a las declaraciones de los testigos que aseguraron que el joven fue capturado por los efectivos en el marco de la represión a la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Interpol se sumó a la búsqueda.

La Organización Internacional de Policía Criminal, como se llama el organismo, incorporó a Maldonado en el listado de "personas perdidas", en el que figuran 1.151 desaparecidos, con tres fotografías que coinciden con las que se difundieron públicamente.

En la publicación, en la que se detallan todos los datos filiatorios del joven, se señala que el joven desapareció el 1 de agosto en "Vuelta del Río, Paraje Leleque, Provincia del Chubut, Argentina". Al final de la ficha de datos, Interpol ofrece un apartado para brindar información que sea útil a la búsqueda, advirtiendo que "el contenido de su mensaje, así como sus datos de contacto, pueden ser utilizados por los servicios policiales en uno o más países miembros de Interpol".

Por último, señala que "si solicita confidencialidad”, la información del mensaje será comunicada a los servicios policiales de los países miembros de Interpol pero sin revelar los datos de contacto.

Ayer, Bullrich se presentó ante la comisión del Senado, donde sostuvo que “no tiene indicios” para responsabilizar a la Gendarmería por la desaparición de Maldonado y defendió el operativo que realizó dicha fuerza de seguridad el pasado 1º de agosto en la comunidad mapuche. Los integrantes de la comunidad, que ya declararon ante la Justicia, sostuvieron todo lo contrario: dijeron que los gendarmes ingresaron a los tiros en las tierras ancestrales que reclaman como propias, y que fueron perseguidos hasta un río. Allí lo vieron Maldonado sujetarse de una rama y luego escucharon que los efectivos gritaron "tenemos a uno" y subieron un cuerpo a una camioneta.