Rechazo al incumplimiento de la Ley de Emergencia Social

Un ajuste sobre los más pobres

Las organizaciones sociales definirán hoy el plan de lucha para responder a la negativa del Gobierno a cumplir con la ley aprobada el año pasado. Evalúan protestas ante hipermercados, piquetes y ollas populares.
“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios.“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios.“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios.“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios.“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios.
“Fue la peor de las reuniones”, definieron los dirigentes sociales tras el encuentro con funcionarios. 

Las organizaciones sociales se preparan para nuevos conflictos luego de que el Gobierno confirmara que no cumplirá con lo comprometido en la Ley de Emergencia Social aprobada por el Congreso a fines del año pasado luego de varias jornadas de protesta. Hoy se llevará a cabo un plenario en el que se decidirán los pasos a seguir, después de “la peor de las reuniones” con funcionarios del Poder Ejecutivo, que el viernes pasado les notificaron la decisión de recortar los desembolsos previstos. En principio, este miércoles podría haber manifestaciones ante “todos los hipermercados del país” para exigir la entrega de bolsones de comida que compensen los recursos escatimados por la administración Macri. No se descarta que, además, las organizaciones decidan avanzar con otra jornada de piquetes y ollas populares.

La reunión se realizó en el Ministerio de Desarrollo Social el viernes por la mañana, una semana después de lo previsto porque el Gobierno había castigado la participación de las organizaciones en la marcha de la CGT, el 22 de agosto, cancelando la cita que tenían dos días más tarde. Del encuentro participaron la anfitriona, Carolina Stanley; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Sus interlocutores fueron Daniel Menéndez (Barrios de Pie); Juan Grabois (CTEP); Federico Mariño (CCC); y Emilio Pérsico (Movimiento Evita). 

“Fue la peor de las reuniones que tuvimos desde que asumieron”, le dijo a PáginaI12 un dirigente de esas organizaciones. “Se juntaron dos ministros y el vicejefe de Gabinete para avisarnos que no piensan cumplir con lo que votó el Congreso”, resumió otro, ante la consulta de este diario. “El Gobierno persiste en su postura con una nueva provocación hacia los sectores populares. Los funcionarios nacionales dejaron en claro que no pondrán en práctica los proyectos productivos comunitarios y otras políticas sociales estipuladas en la ley”, dice el comunicado que publicaron las organizaciones sociales tras el encuentro.

Según denuncian, el Gobierno sólo ejecutó un tercio del presupuesto estipulado por la Ley de Emergencia Social hasta ahora y en la reunión los funcionarios advirtieron que no van a avanzar en la implementación de la ley, aunque ofrecen a cambio otras políticas que las organizaciones no consideran equivalentes. “No cumplen con la ley y además pretenden hacer un ajuste sobre los fondos para los más pobres del país, en un contexto urgente que todos conocen”, agregaron.

“Se destinó solo el 30 por ciento y nos plantean otras políticas como los créditos Argenta y otros esquemas de inversión social que hacen, pero lo dicen para justificar que no van a implementar la ley”, se quejó Menéndez, referente de Barrio de Pie. “Fue una muy mala reunión. Stanley, Triaca y Quintana nos transmitieron la decisión de no implementar de manera plena la Ley de Emergencia Social por una cuestión de ajuste presupuestario.” 

En los plenarios de hoy se discutirán los pasos a seguir en un plan de lucha para forzar al Gobierno a cumplir con el presupuesto previsto por la norma. Hasta tanto, esta semana podría haber manifestaciones hacia los principales hipermercados del país para reclamar bolsones de alimentos, como forma de presionar a los funcionarios a que cedan en este punto. “En caso de persistir la actitud del Gobierno en desconocer la ley y perseguir a las organizaciones sociales, se realizará una jornada nacional de acampe en las principales avenidas y rutas de toda la Argentina”, amenazan desde las organizaciones sociales. En estos días podría haber una nueva reunión para buscar cómo destrabar el conflicto.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ