El juez federal Canicoba Corral se declaró incompetente en la causa por encubrimiento

Un expediente que viaja al Sur

El magistrado consideró que las responsabilidades políticas del posible encubrimiento deben ser investigadas en la misma causa sobre la desaparición de Santiago Maldonado y envió el caso a Esquel.
El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente.El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente.El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente.El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente.El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente.
El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente. 

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral se declaró ayer incompetente en la causa que pretende investigar si el presidente Mauricio Macri y otros altos funcionarios del gobierno nacional encubrieron la desaparición forzada de Santiago Maldonado. El magistrado entendió que la denuncia de organismos de derechos humanos que motivó el pedido de apertura de una investigación por parte del fiscal Federico Delgado es “conexa con aquella en la que se investigan los sucesos atinentes a Santiago Maldonado”, por lo que remitió el paquete al juzgado federal de Esquel, en Chubut. 

La denuncia llegó a los tribunales de Comodoro Py de la mano de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y otras organizaciones que acusaron a Macri, a los ministros de Justicia, Germán Garavano, y de Seguridad, Patricia Bullrich; al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, de encubrir a la Gendarmería en el marco de la desaparición forzada de Maldonado, ocurrida el 1 de agosto pasado durante una represión de esa fuerza a la comunidad mapuche de Cushamen.  La denuncia también incluyó al jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti –quien es señalado por haber estado presente durante el operativo represivo en el que desapareció el joven tatuador–, y a la cúpula de la Gendarmería. Los denunciantes consideraron que hubo un “pacto de silencio” de las autoridades y advirtieron que buscaron “deslindarse de toda responsabilidad, generando una campaña de desinformación, en descalificable alianza con los medios masivos de comunicación social”.

El fiscal federal Federico Delgado hizo lugar a la denuncia, requirió al juez que abriera un expediente y solicitó medidas. Entre otras cosas, reclamó a Canicoba Corral que pida un informe “urgente” a Peña, para que detalle “las tareas que desplegó el Estado Nacional para dar con el paradero de Santiago Maldonado” y que “requiera una copia urgente (del expediente en el que se investiga la desaparición forzada de Maldonado) mediante una nota al Juzgado Federal N°1 de la localidad de Esquel, provincia de Chubut”. También recomendó que el juez Otranto sea apartado del caso porque fue él quien ordenó el primer operativo que dio inicio a  los hechos investigados. 

Canicoba Corral opinó todo lo contrario que Delgado. Se declaró incompetente y derivó la denuncia a su par patagónico ya que “la negativa a reconocer la privación de la libertad o de informar sobre el paradero de Santiago Maldonado constituyen parte del hecho que se está investigando” en el juzgado a cargo de Guido Otranto (Esquel), donde está abierta la causa por la “desaparición forzada” de Maldonado, consideró. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ