tecno

“Nosedive”, el primer capítulo de la tercera temporada de Black Mirror, describe una sociedad estratificada por una red social. Cuanto más likes reciba una persona por parte de las demás personas en sus interacciones cotidianas más chances de acceder a puestos laborales deseados o incluso al alquiler de una vivienda digna. La idea fue tomada por Bridgwater Associates, el mayor hedge fund con sede en Connecticut. Sus 1.500 empleados tienen que calificar de forma constante a sus compañeros sobre la base de más de 100 atributos distintos. Bridgewater usa una app propia llamada Dot Collector (recolector de puntos) que cada empleado tiene en su iPad. Los empleados van asignando una puntuación del 1 al 10 en 100 aspectos distintos. Estas calificaciones no solo se producen en tiempo real, sino que son públicas.