El gobernador Juan Urtubey prefiere la educación religiosa en las escuelas públicas
Un cruzado en el siglo XXI
El gobernador de Salta justificó la enseñanza religiosa en escuelas públicas basándose en “la cultura de los pueblos” y en la Carta Magna provincial del siglo XIX.
El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa.El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa.El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa.El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa.El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa.
El gobernador de Salta dice que acatará el fallo de la Corte Suprema sobre educación religiosa. 
Imagen: Télam

En Salta se espera con ansiedad el fallo de  la Corte Suprema de la Nación sobre la presentación de dos madres de esa provincia que solicitan que se quite de los planes de estudios de la provincia la enseñanza de la religión católica. En tanto, el gobernador Juan Manuel Urtubey consideró inconveniente el pedido de las madres al sostener que la educación religiosa 

"Desde el siglo XIX, la Constitución de Salta ordena la educación religiosa y en siglo XX hubo cuatro o cinco intentos de modificar esto, pero cuando se quiso cambiar, el pueblo de Salta se manifestó en contra". Con semejante argumento, Urtubey reivindicó que no haya enseñanza laica en su provincia. A su juicio, "es importante respetar la cultura de los pueblos".

Con todo, adelantó que "deberemos hacerle caso a la Corte Suprema" si esta falla contra el artículo de la Carta Magna provincial que avala la injerencia católica en las aulas. Así se expresó en un marco adecuado para hablar del tema: la procesión del Señor y la Virgen del Milagro, patronos de Salta.

“Lo que dice la Constitución de Salta tiene mucho arraigo en el sentir del pueblo salteño”, aseguró el gobernador, quien agregó que “es importante respetar la cultura de los pueblos, porque cuando se trata de imponer opiniones personales a veces se puede cometer errores".

Para el mandatario hubo “una fuerte desinformación” sobre la enseñanza religiosa en Salta, cosa que atribuyó a “posiciones ideológicas que en alguna medida tratan de imponer costumbres en una provincia que tiene costumbres distintas".

Reivindicó la “diversidad cultural” y cerró diciendo que “tratar de uniformarnos a todos los argentinos, que todos pensemos y sintamos igual me parece que es quitarnos la potencia que tenemos como un país diverso”, en una clara crítica hacia la enseñanza laica.