TEATRO. Entrevista a Pablo Razuk, actor, director y docente itinerante
Un clásico para el presente
Radicado en Buenos Aires desde hace algunos años, Razuk regresó a la ciudad para ponerse al frente de un sólido elenco y darle forma a "El Enemigo", reversión de un texto de Henrik Ibsen que prueba aquí su contundente vigencia.
Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo".Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo".Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo".Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo".Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo".
Pablo Razuk al frente del sólido elenco local de "El Enemigo". 

Radicado desde hace ya algunos años en Buenos Aires, donde consolidó una carrera que había iniciado en Rosario, el actor, director y docente teatral rosarino Pablo Razuk regresó a la ciudad para dirigir El Enemigo, al frente de un sólido elenco local. "Siempre estoy volviendo decía Pichuco Troilo", comenta un emocionado Razuk a Rosario/12, previo a su gira por España (ver aparte).

"Venir a Rosario a dirigir una obra de teatro tiene algo de 'ecuación perfecta': se trata de volver a casa a dirigir y eso implica una doble responsabilidad y una doble emoción", dice el actor, que sigue conmoviendo a públicos internacionales con su aplaudida Padre Carlos, un digno homenaje al padre Carlos Mugica. El año pasado, Razuk fue convocado por Empleados de Comercio para trabajar con una adaptación de Canillita, de Florencio Sánchez, de la que surge Canillita, Memorias de un Conventillo.

"El Enemigo nace como otra apuesta de Empleados de Comercio para tomar un material clásico. Con el antecedente de la versión de Canillita, que montamos el año pasado con alumnos‑actores de los talleres internos del sindicato", explica.

La obra original (Un enemigo del pueblo), una de las creaciones más recordadas del siempre vigente dramaturgo Henrik Ibsen, plantea una vez más el tema de la corrupción y las respuestas que los pueblos le dan a este flagelo de todos los tiempos: "Teníamos ganas de hablar de nosotros en el presente, y en teatro no hay mejor forma de hablar del presente que tomando un clásico, por eso elegimos Un enemigo del Pueblo, que cuenta la historia de una familia que regresa (casualmente) a su ciudad y se reinstala en la sociedad. Uno de los integrantes, el padre de familia y médico del balneario, descubre contaminación en el agua y en la tierra de la zona".

La producción realizó una audición para encontrar a los actores y actrices que tuvieran (según las ideas de dirección) las características de los personajes y la experiencia que requiere un clásico adaptado. El elenco quedó integrado por Fernando Porcel, Roberto Chanampa, Florencia Crende, José Luis Jaimes, Federico Giusti, Juliana Morán, Viviana Espinoza, Cristhian Ledesma y Ofelia Castillo.

El director convocó para la adaptación del texto al reconocido Marcelo Camaño, contando además con la asistencia de dirección de Leila Esquivel, la asistencia técnica de Nicolás Fantelli y los aportes de Alejandro Ghirlanda en el diseño de luces; Marina Gryciuk y Adriana Tabares en vestuario, Osvaldo González Rubio en la escenografía y Sergio Vainikoff en la música.

"El Enemigo, es una excusa para volver a casa -‑dice Razuk-‑. Hablar de casa y rodearnos de esta familia que solemos ser los teatreros, estas familias momentáneas que se arman para realizar un proyecto... Y sus almas se unirán en un común anhelo para reproducir la misma imagen artística, según decía Chejov en La Gaviota".

El actor Pablo Razuk, recordado aquí todavía por aquella memorable actuación junto al otro Pablo (Palavecino) de la versión de Litófagas, dirigida por Oscar Medina, creció hasta transformarse hoy en un creador que mixtura con igual talento tanto la actuación como la dirección teatral. El Enemigo producida íntegramente por el Sindicato Empleados de Comercio de Rosario, podrá verse el próximo jueves a las 21 en la sala del Teatro (Corrientes 450).