El fiscal de la Cámara de Comodoro Rivadavia opinó sobre la actuación de Otranto
"Hay fundamentos serios para apartarlo"
Tras la audiencia por la recusación del juez federal de Esquel, el fiscal Norberto Bellver avaló las irregularidades señaladas por la familia de Santiago Maldonado, el CELS y la APDH. Sostuvo que las declaraciones de Otranto a la prensa configuraron un prejuzgamiento. La Cámara se expediría el lunes sobre la continuidad o no del magistrado, que es respaldado por el Gobierno.
Imagen: Télam

El fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellver, aseguró hoy que "hay fundamentos serios" para apartar al juez Guido Otranto de la causa en la que se investiga la desaparición de Santiago Maldonado, luego de la presentación que hizo ayer la familia del joven que ya lleva 52 días desaparecido. La Cámara ahora tiene 48 horas para resolver el pedido de recusación. Al pedido de los familiares de Maldonado se sumaron también el CELS y la APDH. Otranto, sin embargo, fue respaldado desde el Gobierno.

"Creo que hay fundamentos serios como para apartarlo. Pero todo esto es subjetivo y lo que para mí puede ser causa necesaria para apartarlo, para la Cámara puede ser que no. Hemos estudiado y nos pareció más que sólido y que había que hacer el pedido", sostuvo el fiscal en declaraciones a radio Rivadavia. En este sentido, Bellver aclaró que seguramente la resolución con la decisión de la Cámara se conocerá el lunes.

Ayer, Bellver adhirió a los planteos de recusación contra el juez de Esquel que presentaron ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia los familiares de Maldonado y el Centro de Estudios y Sociales, a los que se sumó también la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

El fiscal explicó además que, a su entender, "el juez ha prejuzgado en una nota periodística del fin de semana", en referencia a las declaraciones que Otranto dio al diario La Nación, en la que afirmaba que la hipótesis más concreta era que Maldonado se había ahogado. "Eso hay que hacerlo en una resolución, en una sentencia, no en una nota periodística", explicó Bellver.

La familia de Santiago Maldonado pidió la recusación del magistrado por falta de imparcialidad y por considerar que la investigación por la desaparición forzada del joven estuvo plagada de irregularidades. Entre ellas, acusaron que Otranto tiene contacto con el Ejecutivo, responsable del actuar de la Gendarmería que debe ser investigado en el centro de la causa. También denunciaron que la extensión del secreto de sumario sólo sirvió para dilatar los pedidos de prueba y que la causa que ahora investiga el juez por la desaparición de Santiago es resultado del operación que el propio Otranto autorizó para despejar la ruta 40.

Pese a los cuestionamientos, el magistrado tiene el aval del Gobierno.“Hay que apoyar al juez en las investigaciones que está llevando adelante”, afirmó ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, y advirtió que los planteos de recusación entorpecen la causa. En esa línea, agregó que “es una pena que un proceso judicial se manche de esta manera con recusaciones, planteos, cuestionamientos. Pareciera que en Argentina nunca podremos tener procesos judiciales sobre temas realmente importantes que transcurran normalmente, sin tantas interferencias”.

Otranto es seguido de cerca en el trámite de la causa por  Gonzalo Cané, secretario coordinador con los Poderes Judiciales del Ministerio de Seguridad. Se trata del enviado a Esquel de la titular de esa cartera, Patricia Bullrich, y fue quien intervino para introducir diferentes hipótesis en el expediente por la desaparición de Maldonado y exculpar a la Gendarmería.