BASQUET > Argentina y Uruguay quieren el Mundial 2023
Con el apoyo de la Generación Dorada

Argentina y Uruguay presentaron anoche su candidatura para organizar el Mundial de básquetbol de 2023, con el apoyo de los referentes de la Generación Dorada. “Quiero expresar mi apoyo con el sueño de la posibilidad de que Argentina y Uruguay puedan organizar el Mundial. Ojalá se de, estamos muy cerca”, expresó el bahiense Manu Ginóbili, desde San Antonio, a través de un video que se reprodujo ante dirigentes de la FIBA.

Estuvieron presentes, entre otros referentes, Ricardo González, campeón con Argentina del Mundial 1950, Rubén Wolkowyski, integrante de la Generación Dorada ganador de la medalla de oro en Atenas 2004, y Esteban Batista, primer uruguayo en jugar en la NBA. Además, estuvieron Sergio Hernández, actual entrenador del seleccionado argentino, Federico Susbielles, presidente de la Confederación Argentina (CABB) y Fernando Cáceres, secretario de Deportes de Uruguay.

“Hemos presentado a FIBA un proyecto serio, sólido y sustentable. Tenemos una idea clara y el apoyo de ambos gobiernos”, sostuvo Susbielles. Los videos de respaldo a la candidatura continuaron y, a las palabras de Ginóbili, se sumaron Andrés Nocioni, Luis Scola y Facundo Campazzo.

La postulación de Argentina y Uruguay para 2023 llegó a la instancia final de la votación de la FIBA junto a Rusia, Turquía y al tridente Indonesia-Japón-Filipinas. El próximo 9 de diciembre se conocerá la sede elegida, y de tener una respuesta afirmativa, Argentina albergará por tercera vez un Mundial de básquetbol, luego de organizarlo en 1950 (fue campeón) y 1990. Para Uruguay sería la segunda vez, tras la edición de 1967.