A nueve días de las elecciones
Cristina Kirchner reclamó "la unidad del voto opositor"
La candidata a senadora de Unidad Ciudadana por la Provincia de Buenos Aires denunció "el blindaje mediático" que protege a la alianza gobernante, "que solo habla de nosotros, que ya no gobernamos", recordó que durante la campaña electoral el actual Presidente había dicho que "lo más fácil es solucionar el problema de la inflación, pero hoy es más alta que en 2015", y preguntó "dónde están los 106.000 millones de dólares de deuda" que tomó la actual administración.
La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia.La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia.La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia.La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia.La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia.
La ex presidenta sale de sus habituales actos en el Conurbano para hablar desde el interior de la provincia. 
Imagen: Gentileza Unidad Ciudadana

A 50 cuadras del coloquio de IDEA, que reúne a los empresarios más poderosos del país, la ex mandataria y candidata a senadora en la provincia de Buenos Aires por Unidad Ciudadana, desde “un campito” del barrio Malvinas Argentinas, les propuso “a estos señores sabelotodo, que nos decían qué hacer en el pasado, y que afirmaban que la inflación era producto de la demanda y de la emisión, que le pregunten al actual presidente cómo es que hay más inflación que en 2015 si el consumo está en caída libre”.

CFK recordó que muchas veces los mismos empresarios que hoy recibirán en Mar del Plata al actual mandatario, Mauricio Macri, le reprocharon tanto a ella como a su antecesor, Néstor Kirchner, el “recalentamiento de la economía, que el pueblo estaba ganando demasiado”, y atribuían la inflación al exceso de consumo, a la emisión y a las tasas de interés, y que el propio Macri durante la campaña presidencial había afirmado que “lo más fácil es solucionar el problema de la inflación”.

Más adelante repasó las cifras de desempleo de la ciudad balnearia, que tiene 34.000 desocupados, advirtió que en la actual situación se pueden ver los efectos de la política monetaria del Fondo Monetario Internacional, y se preguntó cómo se van a pagar el próximo año los 65.000 millones de pesos de las Lebacs. “El país debe 106.000 millones de dólares más que en 2015 –agregó-. Sería bueno saber dónde están”, preguntó.

En otro tramo de su discurso, denunció lo que definió como “la mentira permanente” de la alianza gobernante, “sostenida por el blindaje mediático, que jamás pregunta por la inflación y está 24 horas hablando de nosotros, que ya no gobernamos”. “Se demostró que todas las críticas que nos hacían eran todas mentiras porque el país está peor, pero de eso no se habla”, agregó.

“Si pidiéramos definir lo que está pasando diríamos que es un saqueo… son saqueadores”, subrayó la ex mandataria, quien recordó que en 18 meses de gestión, Cambiemos importó más petróleo que durante sus dos gobiernos y que la empresa Shell, de la cual proviene el actual ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue la compañía que ganó más participación en “la torta del mercado de los combustibles”, en detrimento de la estatal YPF.

“Yo vengo a proponerles fortalecer la unidad ciudadana, y salir a convencer a cada uno de nuestros amigos, vecinos y parientes de la necesidad de fortalecer a una política distinta a la vigente (…) No me interesa ganarle a una persona, quiero que ganen las políticas que nos han hecho felices muchos años”, concluyó Cristina Kirchner, quien tras el acto de Mar del Plata se trasladó a la ciudad de Dolores, para participar de un plenario de afiliados al SMATA.