La secuencia de imágenes del operativo en el que Santiago Maldonado fue visto por última vez
Foto a foto, la represión de la Gendarmería
Las nuevas imágenes refuerzan los testimonios de los integrantes de la comunidad mapuche sobre lo que ocurrió el 1º de agosto en la Pu Lof de Cushamen. También echan por tierra el argumento de la flagrancia que dieron los gendarmes.

Desde Esquel

El 1º de agosto la Gendarmería tenía la determinación de ingresar a la Pu Lof en Resistencia Cushamen. Las imágenes fotográficas y fílmicas registradas por la propia fuerza, que forman parte del expediente, lo demuestran. Ese día varios gendarmes, entre ellos Emanuel Echazú, Aníbal Cardozo y Orlando Yucra empezaron a disparar de manera deliberada hacia la casilla de control dentro de la Lof, por orden de los superiores. Allí estaba Santiago Maldonado, tal como demostró este diario en su edición del martes. PáginaI12 pudo reconstruir, a partir de la información de las fotos y videos aportados por Gendarmería, los minutos previos y posteriores a la represión de aquel día, que terminó con la desaparición forzada de Santiago Maldonado. 

La avanzada de la Gendarmería se inició a las 11.21. Los gendarmes avanzan caminando. Detrás de ellos puede verse la Ford Ranger manejada por Ahumada y el Eurocargo, conducido por Lucio Buch. A las 11.23, se escucha a uno de los jefes del operativo darle indicaciones a Echazú. Inmediatamente, Echazú se acerca al alambrado junto a otro uniformado que tiene en su mano una linterna. Echazú dispara hacia la casilla de seguridad. El ángulo de disparo coincide con el lado izquierdo de la casilla, donde luego se verá la imagen de Santiago. 

La Ford OLW 237, conducida por Ahumada, recibe la orden de Pablo Escola, segundo a cargo del Escuadrón de Esquel, de avanzar. Escola había quedado a cargo del operativo luego de que Fabián Méndez, jefe del Escuadrón 35, se fuera hacia Epuyen. Acelera y llega hasta la tranquera. La Eurocargo va detrás. Los Gendarmes empiezan a desbandarse y a correr. A las 11.31, ambos vehículos ya están sobre la tranquera. 

Un minuto después, ya se observan al menos dos gendarmes que cruzaron hacia el interior de la Pu Lof, y se los ve disparando. Ellos son Yucra y Cardozo. En esa misma secuencia, se puede ver a otro uniformado agarrar una bandera del alambrado. La presencia de estos dos gendarmes, disparando hacia la casilla desde adentro del territorio, sirve para reforzar el testimonio de Ailinco Pilquiman, quien sostuvo en sede judicial que ella vio a dos uniformados disparar desde el interior del territorio. 

También cae la teoría de la flagrancia. No había nadie sobre la ruta. Los gendarmes estaban dispuestos a entrar. En esa misma secuencia de imágenes, a las 11.32, se lo puede ver a Santiago Maldonado, con su campera celeste, como agarrando un bolso e iniciando la huida. 

A las 11.33, los Gendarmes ya entraron en bandada. Hay un primer grupo que corrió y otro que ingresó de manera más lenta. En la imagen reproducida por este diario se puede observar a la Eurocargo yendo en dirección al río. Ese vehículo llegó hasta la pendiente. El registro fotográfico indica que se apostó en ese lugar a las 11.36. Los otros vehículos que llegaron hasta la pendiente fueron la Ford Ranger OLW 237 y la Ranger conducida por el gendarme Lozano. 

Entre las 11.39 y las 11.40, pueden observar al menos cinco gendarmes mirando con detenimiento hacia el río. Hay al menos tres uniformados, de estos cinco, que estuvieron bien cerca del río. ¿Qué estaban haciendo? ¿Qué observaban con tanta precisión? Un minuto después, a las 11.41, Echazú sale del río, con su rostro ensangrentado y una escopeta antitumulto en la mano. Se atiende por primera vez al lado de la Eurocargo.

Echazú luego fue uno de los que fue y vino en la Ford Ranger OLW 237, junto a Pablo Escola. Según un informe de la Gendarmería, Echazú salió en esa camioneta hasta un costado de la ruta para “evaluar la situación”, regresó a la Lof y volvió a encerrarse en el vehículo para redactar el acta final de la represión. 

En la camioneta que utilizó Echazú, se descartaron 5 muestras recogidas de ADN pero se encontró 1 muestra que no pudo ser cotejable. Hay que recordar que dicha camioneta fue lavada antes de la pericia y que fue Pablo Noceti quien avisó a Gendarmería que se realizaría dicho peritaje, con tres días de anticipación. En la otra camioneta Ranger que ingresó al territorio, con chapa OVI 549, conducida por Lozano, se descartaron seis muestras.

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ