La Fiscal de Esquel aclaró la situación de Echazú
A través de un comunicado, detalló que el subalférez se presentó espontáneamente después de que trascendieran las contradicciones entre diferentes testimonios acerca de la lesión que sufrió durante la incursión de Gendarmería al territorio mapuche el 1 de agosto pasado.

La Fiscalía de Esquel, a cargo de Silvina Ávila, aclaró que el gendarme Emmanuel Echazú concurrió “espontáneamente” al juzgado “a los fines de ponerse a disposición de la investigación” en la causa sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Al momento de confirmar la llegada a Buenos Aires del cuerpo que fue encontrado el martes en el Río Chubut, la Fiscalía brindó detalles acerca de la  imputación del gendarme que regresó a su base casi 12 horas después del operativo de desalojo en la Comunidad Pu Lof de Cushamen, donde desapareció el joven tatuador.

“La semana pasada, luego de que los medios de comunicación informaran sobre medidas de prueba respecto de las lesiones que habría sufrido un gendarme, se presentó ese agente, subalférez Emmanuel Echazú, espontáneamente a los fines de ponerse a disposición de la investigación”, describe el comunicado de la Fiscalía para luego precisar que "se le dio intervención como imputado con acceso a la causa penal", de acuerdo al artículo 73 del Código Procesal Penal de la Nación.

Ese artículo del código procesal habilita a que "la persona a quien se le imputare la comisión de un delito por el que se está instruyendo causa tiene derecho, aun cuando no hubiere sido indagada, a presentarse al tribunal". A partir de ese recurso, la Gendarmería podrá seguir de cerca el expediente, que tras el cambio de juez pareció alejarse del círculo de influencia del Gobierno, como ocurría con el magistrado apartado Guido Otranto.

Ayer, durante la conferencia de prensa de la familia de Maldonado, su abogada Verónica Heredia, había adelantado que Echazú se presentó por propia voluntad, y que los tiempos para que el gendarme cuente con un perito de parte habían sido aceptados por la familia. "Estamos dando las garantías del debido proceso que el Estado no había garantizado para la familia", lamentó ayer Heredia. 

Echazú había declarado bajo juramento que recibió un piedrazo de los mapuches al borde de la ruta 40, en la entrada a la comunidad mapuche, lo que habría utilizado como argumento la fuerza federal para ingresar en la comunidad bajo la figura de "flagrancia" y así forzar la orden judicial que solo habilitaba despejar la ruta. Sin embargo, su declaración se contradecía con las imágenes que lo muestran a la vera del río Chubut ensangrentado. Por lo cual el juzgado de Esquel había pedido que se realizaran peritajes para definir el origen del sangrado

Ayer por la tarde, al solicitar que el juez Gustavo Lleral habilitara la participación de todas las querellas y del equipo Argentino de Antropología Forense como garante durante la autopsia del cuerpo, Ávila había deslizado el dato de que ya había un imputado en la causa, que había presentado un abogado y que por tanto tenía derecho a incluir un perito propio en las pericias y acceder a la causa penal.

La Fiscalía aclaró que “esta es la única participación que ha tenido cualquier integrante de la fuerza investigada en el expediente” por lo cual negó “categóricamente” que exista una querella “constituida de la Gendarmería Nacional”.

El cuerpo hallado por prefectura el martes al mediodía a 300 metros de la Pu Lof, en una zona que fue rastrillada en otras tres oportunidades, fue trasladado esta mañana al Cuerpo Médico Forense Porteño, donde se realizará la autopsia. El traslado se realizó bajo la vigilancia del perito de la familia de Santiago Maldonado y el magistrado participó personalmente del traslado para garantizar la custodia del cuerpo.

Según detalló Ávila en el documento, durante el traslado se tomaron “las medidas de seguridad requeridas por los técnicos que participaron”, el doctor Mario Coriolano, el perito Alejandro Incháurregui, y la Fiscalía Federal. “Se procedió al sellado, precintado y rúbrica de los presentes, quedando el procedimiento registrado fílmicamente de acuerdo a lo ordenado por el Juez federal interviniente”, detalló en el comunicado.

 

El comunicado completo 

La Fiscalía Federal de Esquel informa que el día de hoy, en horas de la mañana y con la presencia del personal del Juzgado Federal de Esquel, de los peritos de la parte querellante por la víctima –Dres. Coriolano e Inchaurregui- del Equipo Argentino de Antropología Forense y de esta Fiscalía Federal, se procedió  al resguardo y traslado del cuerpo que fuera hallado en el Río Chubut el pasado martes 17 de octubre del corriente año.

El procedimiento en la morgue consistió en su colocación en un cajón con las medidas de seguridad requeridas por los técnicos que participaron, procediéndose al sellado, precintado y rúbrica de los presentes, quedando el procedimiento registrado fílmicamente de acuerdo a lo ordenado por el Juez federal interviniente.

En el traslado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires participó personal del Juzgado Federal junto a un perito de la querella mencionada y un perito integrante del EAAF. La medida se desarrollará en la Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense de la C.S.J.N. de acuerdo a la orden jurisdiccional.

De acuerdo a lo dispuesto por el Juzgado Federal de Esquel, la autopsia se llevará a cabo mañana a las 9.30, con la intervención de todas las partes que integran la causa -las cinco querellas y el único imputado de la fuerza sospechada que se presentó en el expediente-.

Por otra parte, se considera pertinente realizar alguna aclaración respecto del comunicado publicado el día de ayer en lo relacionado con el imputado que participa de la causa FCR 8232/2017 caratulada “N.N. s/desaparición forzada de personas”.

Al respecto, cumplo en aclarar que la semana pasada, luego de que los medios de comunicación informaran sobre medidas de prueba respecto de las lesiones que habría sufrido un gendarme, se presentó ese agente -subalférez Emmanuel Echazú- espontáneamente a los fines de ponerse a disposición de la investigación.

La presentación la hizo por intermedio de sus abogados de confianza y, dada la normativa procesal que rige en la materia y los derechos establecidos en el art. 73 del Código Procesal Penal de la Nación, se le dio intervención como imputado con acceso a la causa penal.

Esta es la única participación que ha tenido cualquier integrante de la fuerza investigada en el expediente, por lo que se niega categóricamente que exista una querella constituida de la Gendarmería Nacional en estas actuaciones.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ