Manifestación por Melmann
Audiencia sorpresa

Esta mañana la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata volverá a tratar el pedido de salidas transitorias para los tres policías de la Bonaerense condenados por el femicidio de Natalia Melmann, la adolescente de 15 años violada y asesinada en 2001, cuando salía de bailar en un boliche de Miramar. La familia sospecha de una complicidad jurídico-policial, ya que “pretendían darle una nueva audiencia a los tres presos sin darnos aviso”, señalaron. Antes de que la Cámara dicte sentencia, los padres de Melmann convocaron a una manifestación para hoy a las 9.30 en Almirante Brown y Tucumán, en pleno centro marplatense, para pedir justicia.

El 12 de octubre, el juez de Ejecución Penal Ricardo Perdichizi rechazó el pedido de salidas transitorias para el ex cabo de la Bonaerense Ricardo Suárez y así, en tres semanas consecutivas, los tres policías sentenciados a perpetua por el femicidio de Melmann (los sargentos Ricardo Anselmino y Oscar Echenique, además de Suárez) continúan cumpliendo la condena en la Unidad Penal 15 de Batán. En los tres casos, Perdichizi consideró que no podía otorgar las salidas a los policías porque “no mostraron arrepentimiento” por el asesinato de la joven ni realizaron tratamientos psicológicos.

Pero, a menos de cinco días del último fallo, la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata dio lugar a la apelación de los tres condenados. Por ello, esta mañana se tratará en Tribunales el pedido de Suárez, Anselmino y Echenique. En respuesta, familiares y amigos de la joven asesinada en 2001 convocaron a una marcha en las calles Tucumán y Almirante Brown, en la misma ciudad balnearia. La propia familia de la víctima planteó que tienen incertidumbre por la poca antelación con que fue convocada la audiencia y alertaron sobre los contactos de los abogados defensores con la Cámara de Apelaciones, la misma que aplicó la Ley del 2x1 para los tres policías aunque tiempo después ese pedido fue anulado por la Cámara de Casación.

Por su parte, el cuarto policía involucrado en el femicidio de Melmann, Ricardo Panadero, irá a juicio oral el año que viene por el delito de “homicidio calificado, abuso sexual calificado y privación ilegal de la libertad calificada”. Así lo dispuso la jueza Rosa Frendes, luego del pedido de la fiscal Ana María Caro, quien sostuvo que “se cuenta con elementos suficientes para ejercer la acción penal” contra Panadero. Un análisis de ADN realizado sobre un vello púbico encontrado en el cuerpo de la víctima determinó que hay “un 98 por ciento de certeza” entre el patrón genético de esa muestra y el ADN del imputado.

Natalia Melmann fue secuestrada, violada y asesinada el 4 de febrero de 2001. Sus rastros fueron hallados cuatro días después, debajo de una pila de hojas en un lugar del bosque Ameghino, en Miramar. El cuerpo estaba boca arriba y presentaba moretones en los muslos, la mano izquierda estaba quemada por cigarrillos y el tabique nasal, fracturado. Por el femicidio también fue condenado otro policía de la Bonaerense, Gustavo “Gallo” Fernández a 25 años de prisión.