Esta noche se realiza en la ciudad la 14ª edición de La Noche de los Museos
Este año, el recorrido incluye censura
El Ministerio de Cultura porteño destaca el agregado de 26 instituciones y la renovación de cinco museos. Como contracara, una muestra en la ex Esma fue vetada porque “remitía a Santiago Maldonado”; los trabajadores volvieron a denunciar su precarización.
Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores.Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores.Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores.Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores.Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores.
Ausencias, realizada por Jackie Simsolo y Adriana Albi hace dos años, fue intolerable para los organizadores. 

Más de 240 museos y espacios culturales distribuidos en las 15 comunas de la Ciudad abrirán sus puertas para una nueva edición –la 14°– de la Noche de los Museos, evento de carácter gratuito que organiza el Ministerio de Cultura porteño. Mediante un comunicado, el organismo resalta que, en esta ocasión, se suman 26 instituciones y que cinco museos han sido renovados. Entre la oferta se pueden destacar la exposición de los últimos veinte años de Joan Miró en el Museo Nacional de Bellas Artes; la muestra de arte mexicano en el Malba; y la presencia de Michel Gondry en la Usina del Arte, donde habrá una muestra suya, entre otras propuestas. Como contracara, un hecho empaña la realización de esta edición: la censura que denunció un grupo de artistas, por la cual una muestra fue levantada de la ex Esma.

Definida por la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico como “la actividad gratuita de mayor concurrencia y participación”, la Noche de los Museos se desarrollará hoy entre las 20 y las 3. Habrá facilidades para moverse de un punto a otro: colectivos gratuitos, igual que los subtes –de 20 a 23– y acceso libre en ocho peajes, por ejemplo. El macrismo destaca la “reciente puesta en valor” de cinco de los once museos porteños, que invita a visitar en esta ocasión: el Museo Casa Carlos Gardel, el Museo de Arte Español Enrique Larreta, el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, el Sívori y el del Cine. 

La zona sur de la ciudad –donde se hallan la Usina del Arte, Fundación PROA, el Museo de Arte Moderno y el del Cine– es uno de los circuitos recomendados por el gobierno. La Usina del Arte presentará Usina de películas amateurs, sets de filmación interactivos, de Michel Gondry, quien luego de la inauguración estará presente en el auditorio. En la plaza del espacio habrá recitales de folk, rock, jazz y folklore. Allí se puede ver, también, la exposición inmersiva Björk digital. En Proa se encuentra Manifiesto, destacada instalación audiovisual de Julian Rosefeldt. 

Por su parte, el Ministerio de Cultura de la Nación recomienda el “circuito sur”. A las 19.40, en el Cabildo habrá un espectáculo de percusión desde los balcones y las arcadas del edificio e intervenciones de teatro callejero. Se puede hacer un recorrido que continúe en la Manzana de las Luces, donde a las 20.30 se desarrollará la sexta edición del festival internacional de historietas “Viñetas sueltas”. Esta propuesta se complementa con performances de compañías circenses, y el cierre será con la Orkesta Popular San Bomba. La segunda sugerencia es el “circuito centro”, recorrido por el Museo Nacional de Bellas Artes –donde está la muestra de Miró–, el de Arte Decorativo, el de Arte Oriental y el Palais de Glace. Allí se puede ver la muestra fotográfica de Juan Gatti, Transhispania, y se realizarán otras actividades.

Pero un hecho insólito empaña esta nueva edición de la Noche de los Museos. En los últimos días, un grupo de artistas denunció censura por parte de las autoridades del Archivo Nacional de la Memoria, y por esta razón una muestra que iba a participar del evento fue levantada de la ex Esma. El conflicto se desató especialmente por una de las obras, llamada “Ausencias”, que integraba la exposición 8 mujeres abordando la memoria. Las autoras de la escultura, Jackie Simsolo y Adriana Albi, integrantes del Grupo TAS, aseguran que el problema fue que la obra les remitió a quienes la censuraron a la desaparición y muerte de Santiago Maldonado.

Las artistas relataron que una de las organizadoras de la exposición, Carolina Cortés, le comentó la semana pasada a la curadora de la muestra, Dolores Casares, que había un problema: alguien había visto la obra y le había “dado” (remitido) a Maldonado. La escultura tiene dos años y la exposición estaba aprobada desde marzo. Les dieron la alternativa de reemplazar la obra, pero las artistas se negaron. Luego, tras una reunión de una comisión evaluadora, les informaron que no la aceptaban. Ellas pidieron que las autoridades ratificaran o rectificaran la decisión y no obtuvieron respuesta. 

En una nota publicada en La Nación, el macrismo expuso su versión de los hechos. Las autoridades del ANM desmintieron la censura. Pero hablaron del “cuestionamiento de parte de la muestra colectiva”, que “obedeció a criterios artísticos por entender que no respondía a la ocasión que se iba a exhibir, la próxima Noche de los Museos”. Aludieron a unas obras con ataúdes que, supuestamente, Cortés y Casares habían acordado no exhibir. “No hay relación alguna entre la obra en cuestión y el caso de Maldonado”, aclararon las autoridades del organismo, que depende de la Secretaría de Derechos Humanos conducida por Claudio Avruj.

“¿Qué es cuestionar una obra?”, se preguntan Simsolo y Albi, en diálogo con PáginaI12. “Es sacarla de circulación. Por ende, es censura.” La escultura de yeso muestra a una mujer sentada sola en un banco e integra una serie acerca de migraciones. Fue la primera en llegar al espacio del Archivo Nacional de la Memoria, el lunes 23 de octubre, e iba a integrar una exposición en la que diferentes artistas abordaban la temática de la memoria. “La vieron y decidieron que no podía estar”, asegura Simsolo. “Nos hemos enterado de que ya tienen otra muestra para montar. Hemos recibido llamados de muchas personas a quienes les habían ofrecido ocupar nuestro lugar y se negaron. Ante este hecho oscuro y espantoso, hemos recibido mucha solidaridad”, expresa la artista. 

Verónica Jeria, de la Asociación de Trabajadores de Museos, repudió la censura, y advirtió que La Noche de los Museos se desarrolla “una vez más en base a la precariedad de las condiciones laborales en el más amplio de los sentidos”. “Es una situación estructural que se ha venido profundizando en el último tiempo, cuando muchos trabajadores de museos siguen empleados en condiciones en las que no deberían estar, con contratos de locación, cumpliendo funciones permanentes, trabajando sin horas extra y sin reconocimiento de sus profesiones y sus funciones. Sin estabilidad laboral”, definió. El año pasado, mediante un informe titulado “La pata solidaria de la precarización laboral”, la Asamblea de Trabajadores Autoconvocados de Cultura de la Argentina (Ataca) cuestionó que, en estas condiciones, La Noche de los Museos incorporara a mil voluntarios, modalidad que se replicará en esta ocasión y que el colectivo volvió a criticar difundiendo el mismo documento.