La violencia machista en la agenda del Ministerio de Justicia
Una medida que no puede demorar más
La provincia proyecta implementar un sistema propio para controlar las prohibiciones judiciales de acercamiento a mujeres víctimas de violencia de género mediante tobilleras monitoreadas a distancia.
Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein.Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein.Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein.Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein.Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein.
Hay más de 150 casos en Rosario, reveló Silberstein. 

El flagelo de la violencia machista preocupa al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial, al punto tal que trabajan en desarrollar un sistema propio de control de prohibiciones de acercamiento a mujeres víctimas, a través de tobilleras electrónicas duales. "No podemos esperar los tiempos de Nación", dijo a Rosario/12 el ministro Ricardo Silberstein. Es que en agosto pasado se firmó un convenio con la secretaría de Acceso a la Justicia de la Nación, pero hasta el momento no pudieron ponerse en marcha los dispositivos. Mientras tanto, las denuncias por violencia de género se suman en los juzgados de Familia y en el Ministerio Público de la Acusación, donde se dictan medidas de seguridad para la víctima, que ya no son tan efectivas. Según los últimos datos, solo en los Colegiados de Familia se otorgaron 150 prohibiciones de acercamiento y 40 exclusiones de hogar, en septiembre pasado. "La mayor cantidad de causas que existen es por violencia de género", dijo el ministro a este diario.

Tras la incorporación, este año, de las tobilleras como método de control para el arresto domiciliario, la provincia acordó con Nación que se enviarían dispositivos para ser utilizados también en casos de prohibición de acercamiento a víctimas de violencia machista, pero hasta el momento no se pusieron en marcha.

Mientras tanto, los juzgados de Familia resuelven una importante cantidad de prohibiciones, ante denuncias de violencia, y otras tantas son solicitadas por la Unidad de Violencia de Género del MPA. Se trata de una medida judicial a favor de la víctima, que es notificada al presunto agresor para indicarle que no puede acercarse a la denunciante a una distancia que se determina en cada caso. Sin embargo, desde las organizaciones de mujeres, es histórico el reclamo de la falta de control sobre el cumplimiento de la orden judicial, que suele ser incumplida, poniendo en riesgo a las mujeres. Incluso, las quejas tienen que ver con que es la mujer la que tiene que llevar la notificación judicial a la comisaría del barrio, para que desde allí sea entregada al agresor. Muchas veces, las notificaciones no se cumplen.

Ante ello, el ministro Silberstein adelantó a este diario que la cartera de Justicia y Derechos Humanos trabaja para poner en marcha un dispositivo propio con software para controlar las tobilleras duales. Se trata de dos aparatos: por un lado la tobillera que lleva el agresor; y por otro, un detector para saber dónde está localizada la víctima. Cuando ambos se acercan a una distancia no permitida, se dispara el alerta.

En agosto pasado, el Gobierno provincial, a través de los ministerios de Justicia y Derechos Humanos y Seguridad, firmó un convenio con el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para poder contar con dispositivos para supervisión, monitoreo y rastreo de agresores y víctimas en casos de prohibiciones de acercamiento. La idea era comenzar a trabajar para realizar una prueba piloto con cinco dispositivos duales que se pondrán a disposición para casos de prohibiciones de acercamiento como cautelares para temas penales y de familia, en las ciudades de Rosario y Santa Fe.

Ante ello, Silberstein indicó: "La Nación se había comprometido, pero con las dificultades de coordinar y el tema del envío realmente llegamos a la conclusión de que no podemos esperar y que tenemos que dar una respuesta mucho más rápida. Entonces se haría una compra directamente nuestra, se está estudiando el sistema, y de alguna forma estamos trabajando en un sistema santafesino, para hacerlo más rápido e implementarlo. Para ello, también se estuvo trabajando con el MPA", dijo el funcionario sobre el organismo que está a cargo del fiscal general Jorge Baclini.

Para poner en marcha la implementación, meses atrás, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos realizó una capacitación sobre el uso y el manejo del software de las tobilleras electrónicas duales, que alcanzó al personal de la cartera, pero también a empleados y funcionarios de Seguridad, Desarrollo Social y Salud; camaristas, jueces y secretarios del fuero civil; y del Ministerio Público de la Acusación.