Presentó un escrito en la causa Hotesur en el que pidió su sobreseimiento
Breve paso de Máximo Kirchner por Comodoro Py
Imagen: Télam

El diputado Máximo Kirchner, hijo de la expresidenta Cristina Kirchner, presentó un escrito de descargo ante el juez federal Julian Ercolini en el marco de la causa Hotesur, en el que pidió su sobreseimiento y reiteró los conceptos sostenidos por la senadora electa el jueves pasado, en cuanto a que la supuesta maniobra de lavado de activos que se investiga "más allá de su absoluta falsedad, jamás podría importar una operatoria de lavado de activos, toda vez que ese dinero, de principio a fin, circuló dentro del sistema financiero legal".

Máximo llegó a las 10 a los tribunales de Comodoro Py, acompañado por sus abogados Carlos Alberto Beraldi y Ary Llernovoy, y salió pocos minutos después sin prestar declaración ante el juez Ercolini. En el escrito, advirtió que el caso es parte de una "inusitada gravedad institucional" y denunció que afecta garantías constitucionales, por lo que no descartó apelar ante instancias superiores o incluso a Organismos Internacionales de Derechos Humanos.

"Han sido vulneradas de manera grosera las pautas más elementales que hacen al debido proceso legal", advirtió Máximo en su descargo de 20 páginas, con citas a la presentación que realizó la exmandatario el jueves pasado. Cristina Fernández había recurrido también al recurso de la presentación de un escrito frente a Ercolini y a la salida denunció una persecución judicial con la que el Gobierno "busca encubrir un plan que solo se sostiene con la mentira". El próximo jueves deberá declarar en el marco de la misma causa, Florencia Kirchner. 

El 25 de agosto, Ercolini firmó las convocatorias de más de una veintena de personas imputadas en la causa, al sostener que  "habrían intervenido en las diferentes etapas de las maniobras que fueron diseñadas y pergeñadas, principalmente, por Néstor Carlos Kirchner, Cristina Fernández y Lázaro Antonio Báez para lograr otorgarle apariencia lícita al dinero que había sido irregularmente asignado a empresas de propiedad de este último".

En su descargo, Máximo recordó que "las operaciones que se imputan fueron analizadas en, por lo menos, cuatro procesos judiciales que concluyeron con el dictado de sendos sobreseimientos o el archivo de las actuaciones por inexistencia de delito" y subrayó que el propio Ercolini "hace ya siete años" decidió declinar nuevas denuncias de investigación de patrimonio al considerar "imposible renovar la persecución penal en orden a esos mismos hechos". 

En cuanto al entramado denunciado en la causa, el hijo mayo de los Kirchner resaltó que "no hay 'lavado' de activos ni tampoco delito si los bienes investigados, desde un primer momento, estuvieron y circularon dentro del sistema económico legal".