FIFAgate
Burzaco admitió haber pagado coimas
Dos años y medio después del inicio del FIFAgate, en la segunda audiencia del caso, Alejandro Burzaco dio precisiones acerca de la compra y venta de los derechos de televisación de los partidos de fútbol. El antiguo CEO de la empresa Torneos, quien desde que comenzó el escándalo colabora con el FBI, admitió el pago de coimas al ex presidente de la AFA, Julio Grondona, y a Jorge Delhon y Pablo Paladino, de Fútbol Para Todos.
Alejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbolAlejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbolAlejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbolAlejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbolAlejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbol
Alejandro Burzaco reveló el entramado de corrupción en los contratos de TV del fútbol 
Imagen: Alejandro Leiva

Burzaco aseguró que, “entre 2005 y su muerte, en julio de 2014”, se le pagó al entonces presidente de la AFA, Julio Grondona, distintas cifras, así como también “4 millones de dólares a Jorge Delhon y Pablo Paladino, de Fútbol Para Todos, entre 2011 y 2014″. Además, confesó el pago de 600 mil dólares anuales a Ricardo Teixeira, ex mandamás del fútbol brasileño.

Burzaco, hermano del secretario de Seguridad de la Nación, contó que la empresa Torneos, propietaria de los derechos de televisación, con sede en las islas Caimán, giraba el dinero a Buenos Aires para que Grondona cobrara en efectivo. Según el antiguo jerarca de Torneos, en 2006 se le pagaron a Grondona 600 mil dólares, y en 2012 el doble. También afirmó haber coimeado a Eduardo Deluca, hombre de Grondona en la Confederación Sudamericana de Fútbol y a sus ex titulares Nicolás Léoz y Eugenio Figueredo.

"Grondona controlaba todos los sobornos de Torneos para la Libertadores y la Sudamericana. Él decidía cuánto recibía cada uno y, a veces, modificaba las cifras según su gusto o se quedaba con parte del dinero", precisó Burzaco ante la fiscal Keith Edelman. "Cuando Deluca renunció como secretario general, fue reemplazado por José Luis Meiszner, pero Grondona solo le dio 300 mil dólares, de los cuales 100 mil fueron a la AFA en concepto de gastos legales y otros 200 mil para él", detalló.

El empresario, que días antes de que estallara el escándalo había estado en la cancha de Boca la noche de la agresión con gas pimienta al equipo rival, que provocó la descalificación de Boca de la Copa Libertadores, precisó que el dueño mayoritario de Torneos era Fox Sports, que tenía un 75 por ciento, mientras que el resto del paquete era de Torneos. Acusó a un ex CEO de Fox de aprobar un desembolso de 3,8 millones de dólares para coimear a dirigentes sudamericanos vía Torneos y confirmó la firma de un contrato falso con la firma Somerton para justificar el movimiento del dinero.

Respecto de Fútbol para Todos, Burzaco aseguró que Grondona permitió el avance del gobierno de entonces, el de Cristina Kirchner,  “porque Torneos no había pagado coima para estos derechos”. Además de Fox nombró a la mexicana Televisa, las brasileñas Traffic y TV Globo y la española Media Pro.

De los 42 implicados, solo tres de los acusados están siendo enjuiciados en este momento, los ex presidentes de las federaciones de fútbol de Brasil y Perú, José María Marín y Manuel Burga, respectivamente, y el paraguayo Juan Napout, ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Las primeras condenas de la megacausa que estalló en mayo de 2015 con arrestos masivos en Zurich y que les costaron sus puestos tanto al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, como a su homólogo de la UEFA, el francés Michel Platini, las recibieron Héctor Trujillo, ex presidente de la federación guatemalteca, y Costa Takkas, de la federación de las Islas Caimán, quienes fueron condenados a 8 y 15 meses de prisión respectivamente.