Estaba trabado el semáforo de Ovidio Lagos y Salta, y los vecinos habían avisado
La esquina que se codea con la muerte
La fiscal Piazza Iglesias pidió testigos para determinar si el desperfecto llevaba varias horas en el momento del siniestro, a la noche, cuando un utilitario y una moto chocaron, y falleció Marcelo Seisas, de 30 años, que iba sin casco.
En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado.En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado.En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado.En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado.En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado.
En la esquina del siniestro, el semáforo se trabó el lunes a las 16, pero no fue reparado. 

La fiscal de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias, señaló ayer que estaba trabado el semáforo de calle Salta, en la intersección con Ovidio Lagos, el lugar donde el lunes a la noche se produjo el siniestro vial en el que perdió la vida Marcelo Seisas, de 32 años. La irregularidad quedó registrada por los peritos de la Policía Científica junto a la fiscal, quien impidió que -tras lo sucedido- personal municipal arregle los semáforos para realizar los peritajes. Además, la funcionaria convocó a testigos para establecer si el semáforo estaba tildado desde las 4 de la tarde del lunes y el municipio había sido avisado. Entre las pericias solicitadas por la fiscalía, Piazza Iglesias señaló que adelantó que pedirá las imágenes de las cámaras de seguridad que están en el lugar. Desde el municipio presumen que la falla en el semáforo se produjo por "un exceso de tensión".

En una conferencia de prensa, la fiscal Piazza Iglesias brindó detalles del accidente entre una Renault Duster, conducida por Fabiana Belén F, de 24 años, y una motocicleta Piaggio Vespa, en la que circulaba Seisas, quien falleció como consecuencia del choque. "Las medidas que tomamos junto con Policía Científica fueron cronometrar el cambio de semáforo, medida que quedó grabada y cronometrada, y el semáforo que está por calle Salta se encontraba trabado. O sea, cambiaba de rojo a amarillo y al cambiar al verde aproximadamente tardaba 40 segundos, es mucho tiempo para un cambio de luces", precisó la fiscal.

Si bien el hecho está bajo investigación, la funcionaria dijo que "presumiblemente los dos confiaron que tenían paso porque uno de los semáforos podía estar en verde, y el otro cambiando de rojo a amarillo, y posteriormente a verde o al revés". Hubo testigos que indicaron que el semáforo esta tildado desde las cuatro de la tarde. "Voy a pedir que esos testigos se presenten a la fiscalía", dijo Piazza Iglesias.

La fiscal reveló que después del siniestro, personal municipal concurrió al lugar para arreglar los semáforos. "No lo permití porque quería el peritaje de los semáforos", explicó, para luego descartar una citación a funcionarios: "Después se evaluarán responsabilidades, eventualmente penales, pero sí responsabilidades civiles".

Sobre el accidente, Piazza Iglesias explicó que "el impacto fue bien en el medio porque no hay huellas de frenada, eso significa que ninguno de los dos se vio. Hay huellas de derrape, posterior al impacto. No tengo determinada la velocidad porque hay que esperar las pericias accidentológicas. Si se ve la intersección de calle Salta con Ovidio Lagos en una cruz, es bien en el medio".

La fiscal confirmó que el conductor de la moto no llevaba casco, y que la conductora del vehículo utilitario estaba en estado de shock. "Por lo que me manifestó personal policial, estaba muy nerviosa, y les manifestaba constantemente `yo venía pasando en verde, yo venía pasando en verde'", relató Piazza Iglesias.

El subdirector general de Técnica y Logística de Tránsito, Claudio Baruzzo, indicó ayer en declaraciones a LT8 que la falla se produjo en el entorno horario del accidente: "La lámpara amarilla del movimiento vehicular por Salta quedó encendida en forma permanente. Se presume que fue producto de un exceso de tensión en el suministro eléctrico".

Según el funcionario, "el rojo y el verde funcionaban con sus tiempos normales".

Marcelo "Ito" Seisas era propietario de Rato, un local de venta de Hamburguesas ubicado en la esquina de Alvear y Catamarca. También era un fanático de las motocicletas Vespa, una pasión que reflejaba periódicamente publicando fotos en su muro de Facebook.

El último siniestro vial fatal en esa esquina fue el 5 de junio de 2014, cuando un auto arrolló a Miriam De Lorenzi, que falleció poco más tarde.