Ailén Tapia sufrió la represión en Lof Lafken Winkul Mapu
"A una nena le hicieron comer tierra para callarla"
Imagen: Gustavo Zaninelli

“Rafael fue al lugar, a llevarles comida a los chicos que habían quedado arriba del cerro y la termino pagando y él no se lo merecía, esto se podría haber evitado”, con la voz que se le quiebra Ailén Tapia llora por su compañero muerto. Es una de las mujeres mapuche que fueron detenidas en la Lof Lafken Winkul Mapu el jueves a la madrugada en el marco de desalojo ordenado por el juez Gustavo Villanueva, y relató los abusos que sufrió una menor de edad a manos de los efectivos del grupo Albatros de la Prefectura. “Le hicieron comer tierra para callarla”, dijo Tapia sobre esta joven mapuche de 16 años que luego también terminó detenida.

--¿Qué pasó el día del desalojo?

--Mari Mari. Estoy acá desde la semana pasada, vine a ayudar en el proceso espiritual a una lamien (hermana). El miércoles se acercó el fiscal, el secretario, a una supuesta instancia de diálogo en la que nos dijeron “se van o los sacamos por la fuerza”. Jamás presentaron una orden escrita de desalojo. Al otro día, tipo 4 de la mañana, nos despertamos. Ya sabíamos que iban a venir, lo suponíamos. Empezamos a desarmar las cosas, y a esconderlas por el cerro porque sabíamos que iban a quemar y a romper todo, que fue lo que hicieron con las cosas que quedaron. Se empezaron a sentir los tiros y los gritos de los chicos que estaban más abajo, nosotras estábamos más arriba en el cerro con los nenes. Empezamos a ver que los chicos venían corriendo hacia donde estábamos nosotras, se veía la sangre, y yo salí corriendo. Una nena se asustó y salió corriendo atrás mío, la agarre y nos escondimos. Se escuchaban tiros, estaba de noche todavía. Vieron a la nena primero, que lloraba y me levantaron del piso, me pegaron en las piernas, nos patearon, me pegaron en la cabeza, me sacaron a la nena.

--¿Ahí estaba una menor de edad que también fue detenida?

--Sí, la lamien gritaba en mapudungun… le hicieron comer tierra... para hacerla callar… la estaban asfixiando. Le pegaron. Después nos empezaron a bajar cuando íbamos bajando vi a las otras chicas que estaban con sus hijos, y estaban todas reducidas, les tiraron gas pimienta cuando ya estaban reducidas, y no las dejaban acercarse a sus nenes. Estaban todas con precintos, los nenes lloraban porque tenían gas pimienta, estuvieron toda la mañana llorando, no tuvieron asistencia… La lamien de la que hablo es menorde edad, tiene 16 años, y estuvo con precintos hastaque nos trajeron a la comisaría. Esto fue tipo5dela mañana, 5 y media ya nos habían agarrado y tipo 11 del mediodía nos llevaron para la comisaria. Ahí nostuvieron hasta las 8 y media de la noche en un lugarreducido, con los nenes también presos. Sin ningún tipo de asistencia. En todo momento se rieron de nosotras. Siempre fueron varones los que nos encarcelaron, que no estaban identificados. No sabíamos quiénes eran. A la lamien, principalmente, la golpearon. Nosotras seguimos con lo puesto porque no nos devolvieron nuestras cosas. Todos los gobiernos nos reprimen. Pero de esta manera… y vivirlo así… yo en ningún momento me hice la loca o quise pegarle a algún policía y me pegaron igual y se burlaron de nuestra cultura.

--¿Estaban incomunicadas?

--Por todos los medios salió información pero a nuestras familias no les dijeron nada. El sábado estábamos en la puerta del hospital y los medios sabían antes que la propia familia que había un pibe muerto. Y circulaban un montón de cosas y nuestras familias, yo soy de Viedma, y nuestra familia, lejos, no sabían qué pensar, nosotros no podíamos comunicarnos. Yo sigo sin mi celular, siguen todas nuestras pertenencias en la comisaria. Los celulares posiblemente no nos lo devuelvan, para saber si somos de la RAM... es como un chiste. Es un chiste. Cualquiera que me conoce, yo soy docente, yo vine por una cuestión espiritual. Cualquiera que me conoce sabe que jamás en mi vida maté una mosca. Y mataron a Rafa…

--¿Qué pasó cuando las liberaron?

--Rafa me abrazó y pidió perdón por no haber estado en el momento cuando a nosotras nos agarraron. Después él fue al lugar, a llevarles comida a los chicos que habían quedado arriba del cerro… y la termino pagando y él no se lo merecía. Nos habían asegurado, nos aseguraron los abogados que a los chicos no les iba a pasar nada, hicieron habeas corpus. A nosotros no nos dejaron entrar al Poder Judicial a entregar un habeas corpus, nos decían que teníamos que estar con la abogada y eso no es así. Cualquier persona de civil lo puede presentar. En todo momento yo sé todos mis derechos, y en todo momento yo se los gritaba, en todo momento les decía que la lamien era menor de edad, que no podía estar precintada, que no la podían golpear… y aparte es una autoridad del pueblo mapuche que se está levantando.

--¿Qué significa esto?

--Algunas lamien son nuestra fuerza espiritual. Son quienes nos sanan, quienes ven lo que va a pasar, son las fortalezas de un pueblo. Y justamente el Estado Argentino hizo un trabajo de hormiga, para que ni siquiera nos podamos reconocer. Y hoy en día se están levantando los ñeñe y los newen y después de más de 100 años. Como no es algo que se elige, es de suma importancia para nuestro pueblo que suceda después de tanto tiempo. Estas personas sin sus cosas, sus instrumentos y su tierra, se enferman. No podemos ir cambiando de territorio. Los pu Lonko dijeron que ese es el lugar donde tiene que estar. Por eso ella está ahí... estaba ahí pero fue detenida como si fuera mayor. Y bueno, ahora nosotros estamos concausas, no podemos acercarnos al lugar más de 500 metros. Para nosotros, para nuestra cultura, tenemos que estar en el territorio, no podemos seguir en la ciudad y especialmente la gente de la comunidad. Hoy en día estoy acá apoyando a la comunidad. Y es sumamente necesario que la gente que tiene que estar ahí, porque espiritualmente es así, tiene que estar. Y hoy en día tenemos una orden de restricción. Nosotros si nos acercamos nos meten presos. Y nos habían asegurado que a los chicos no les iba a pasarnada y el juez mando a reprimir de nuevo y es como… ¿por qué medio lo hacemos? ¿No?Hagamos todo por la vía legal o por la fuerza de todas formas nos van a reprimir igual. Esto se podría haber evitado. La muerte de Rafase podría haber evitado, se podría haber entrado al diálogo. Pero de parte del Estado no fue así. De parte de Parques Nacionales no fue así. También tener en cuenta el historial de Parques Nacionales, ¿no? Sembrar el interrogante en la gente que averigue, por quién está manejado qué historial tiene.

Colaboración Gioia Claro