Los diputados oficialistas que no trataron la aplicación de la ESI
"Abandonaron el proyecto a su suerte"
Lo dijo Carla Millán, del Frente por la Educación Sexual Integral (ESI) criticando a los diputados que no trataron la iniciativa que ahora perdió estado parlamentario. Las organizaciones y gremios que reclaman la ley arman nuevas estrategias para 2018.
Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación.Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación.Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación.Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación.Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación.
Varios sectores le reclaman a la ministra Balagué discutir el tema en la nueva ley de Educación. 

"No hubo voluntad política: ellos presentaron el proyecto y lo dejaron abandonado", dijo Carla Millán, del Frente por la ESI (Educación Sexual Integral), sobre diputados oficialistas que no trataron el proyecto de ley para la aplicación de la normativa en la provincia y provocó que perdiera estado parlamentario, la semana pasada. Ahora, las organizaciones y gremios que reclaman la ley arman nuevas estrategias para 2018 y esperan tener acceso al proyecto de ley de Educación del Ejecutivo, que ingresa hoy a la Legislatura provincial. "Tenemos entendido que la cuestión va a estar incluida, pero no lo sabemos", dijo Millán. "Para nosotros ya existe una ley a nivel nacional que es importante que se incorpore en la provincia, pero el mayor déficit tiene que ver con la implementación efectiva: presupuesto para capacitación docente y materiales; y con la situación del equipo de ESI provincial. Por eso reclamamos también la estabilidad laboral del equipo, ya que las trabajadoras están contratadas", señaló.

La que perdió estado parlamentario el jueves pasado es la iniciativa presentada en 2016 por el diputado socialista Julio Garibaldi, que fue aprobada en las comisiones de Educación y Presupuesto, pero fue "obstaculizada" en la comisión de Asuntos Constitucionales y Legislación General de la Cámara de Diputados, el 17 de mayo pasado, tras una nota presentada por el Consejo de la Pastoral Evangélica de Rafaela y alrededores. "Nos resulta paradójico que se haya llegado a esta situación con un diputado oficialista y presidente de la comisión de Educación de la cámara baja, mientras nosotras defendemos un proyecto que ellos mismos presentaron y que luego dejaron abandonado", lanzó Millán.

"Ya existe una ley a nivel nacional que tiene que incorporar Santa Fe, pero tiene que implementarase efectivamente".

La ESI es entendida como "el conjunto de actividades pedagógicas que articulan aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos, destinados a brindar contenidos para satisfacer las necesidades de desarrollo integral de las personas y la difusión y cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivo, inalienables, inviolables e insustituibles de la condición humana", reza el proyecto que ya perdió estado parlamentario.

El primer obstáculo apareció en mayo pasado, cuando organizaciones que trabajan por la ley provincial alertaron que sectores religiosos pretendían introducir modificaciones al proyecto, que tenía pedido de preferencia para esa semana, en la comisión de Asuntos Constitucionales. El planteo llegó luego de que la iniciativa fuera dictaminada por dos comisiones. "Se quieren hacer cambios preocupantes para el futuro de nuestros niños, niñas y jóvenes, que se contraponen a la Ley Nacional 26.150", plantearon, en su momento, desde la agrupación feminista Las Pauluzzi, que viene reclamando por la ley.

En aquel momento, las modificaciones que llegaron a la comisión de Asuntos Constitucionales como "sugerencias" eran dos: una reforma al actual artículo 2 para incorporar "dimensión cultural y espiritual"; y otra que apuntaba al "derecho de las familias a decidir sobre la educación en materia sexual de sus hijos".

Por esos días, las organizaciones protestaron porque esas cuestiones no son compatibles con la educación laica a la que apunta el proyecto de creación del Programa Provincial de Educación Sexual Integral, en el ámbito del Ministerio de Educación.

Diversas organizaciones alertaron que sectores religiosos pretendían introducir modificaciones al proyecto original.

En tanto, el mes pasado, diferentes movimientos y agrupaciones exigieron a la Legislatura provincial el tratamiento y aprobación "urgente" del proyecto de ley y se manifestaron en "estado de alerta", al considerar que la ley es "fundamental para dar respuestas estructurales y a largo plazo en cuestiones de violencia machista". De ahí, la frase que repiten en cada agitazo: "Sin ESI, no hay Ni Una Menos".

Ahora, Millán señaló que "las iniciativas que tenemos tienen que ver con cómo esto se incluye en el proyecto oficial que se va a presentar el lunes (por hoy). Entendemos que este tipo de cuestiones tiene que ver con la fuerza social que se construye. Tanto este año como el anterior, definimos que tenemos que seguir adelante con los movimientos de mujeres, de diversidad, estudiantiles y de sindicatos docentes", instó.

En tanto, señaló que "una de las posibilidades que evalúan las organizaciones es volver a presentar el proyecto el año que viene, de la mano de legisladoras y legisladores que nos dieron su aprobación y acuerdo con el proyecto".

Sobre la iniciativa que se espera que sea presentada hoy, por parte del oficialismo provincial, Millán señaló: "Estamos de acuerdo que en ese proyecto la cuestión de educación sexual aparezca como eje transversal de la educación a nivel provincial"; pero lamentó: "No va a tener el desarrollo en términos de orientaciones de trabajo, de jerarquía del equipo de implementación y un montón de cuestiones que sí existen en una ley propia. Eso fue parte de las discusiones que dimos. De todos modos, nos vamos a meter de lleno a estudiar el proyecto para presentar nuestras observaciones al respecto", advirtió.