Ex secretaria de Vienna declarará por escrito en el juicio a Los Monos
Un beneficio para la doctora
Considerada como "testigo importante", el Tribunal que juzga a la banda aceptó que Mariana Martínez -actual jueza en lo Civil y Comercial- de testimonio por escrito. "Debe hacerse cargo de la función que tuvo", replicaron los abogados de imputados.
Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales.Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales.Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales.Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales.Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales.
Vienna junto a Martínez en tiempos de allanamientos policiales. 
Imagen: Alberto Gentilcore

Pese a estar considerada como "testigo importante", Mariana Martínez, la ex secretaria del juez Juan Carlos Vienna no se presentará a declarar en el juicio a la banda de Los Monos. Dará testimonio por escrito. Se trata de la actual magistrada del fuero Civil y Comercial, que dio fe de cada uno de los actos dentro del juzgado del cuestionado instructor, en el marco de la causa 913/12. El juez Ismael Mafrín consideró que Martínez -como actual jueza- tiene facultades para eximirse de asistir; pero, los abogados apelaron la decisión por entender que es una de las testigos clave para dar cuenta de la teoría defensista: que hubo "parcialidad" en la investigación de Vienna. "Debe hacerse cargo de la función que tuvo", expresaron en la revocatoria y pidieron, subsidiariamente, que sea interrogada en su despacho. "La secretaria no tiene la injerencia que tiene el juez", respondieron desde la Fiscalía. Finalmente, el Tribunal en pleno rechazó el planteo y ordenó que declare por escrito. "No es un privilegio personal", aclararon. En tanto, las defensas renovaron las críticas y adelantaron que apelarán ante la Cámara Penal porque ven "limitado" el derecho de defensa en juicio.

En la novena jornada de juicio oral y público a 25 personas sindicadas como integrantes de Los Monos, la puja estuvo marcada por la forma en la que deberá declarar la ex secretaria del juez Vienna, que hace algunos meses asumió como jueza del fuero Civil y Comercial. Es que ante su nuevo rol en la Justicia puede hacer uso de la facultad de declarar por escrito. Así lo solicitó ayer, mediante una nota, tras haber sido citada para comparecer ante el Tribunal. "Conforme la petición de la doctora Martínez, entiendo que el tratamiento que solicitó es una facultad que tiene como magistrada", dijo Manfrín en su decisión como presidente del Tribunal de juicio. Sin embargo, la resolución fue recurrida ante el pleno por todos los abogados defensores y pidieron que "al menos" se le pueda tomar declaración en su despacho, que es otra de las opciones que brinda el Código. Así, tras un cuarto intermedio, las juezas Marisol Usandizaga y María Isabel Mas Varela acompañaron la postura de Manfrín y resolvieron que la magistrada declare por escrito. Para ello, las partes tendrán 48 horas para elaborar las preguntas, y a Martínez se le dará el mismo plazo para responder.

"Más allá de la facultad que tiene como magistrada, el mismo Código establece la posibilidad de que sea interrogada en su despacho y ésa hubiera sido la solución intermedia entre el planteo de inconstitucionalidad, que se le formuló para que compareciera, y la negativa total de escucharla", se quejó el abogado Carlos Edwards, quien lamentó que "no podrá verse la reacción de la ex secretaria ante las preguntas de las partes, o repreguntar". Y resumió: "No habrá oralidad".

Las partes tendrán 48 horas para elaborar las preguntas, y a Martínez se le dará el mismo plazo para responder.

Para las defensas, se trata de una testigo "sumamente importante". La ahora magistrada trabajó en el expediente durante más de dos años como fedataria de las medidas y decisiones del cuestionado magistrado, a quien las defensas acusan de tener un vínculo personal con el padre de Martín "Fantasma" Paz, por cuya muerte se inició la investigación a la familia Cantero. La ex secretaria también aparece en un video de cámara oculta que filmó Sergio Blanche, uno de los 13 policías imputados en la causa, cuando Vienna le "aconsejó que cambiara de abogados si quería recuperar la libertad".

"A partir del reconocimiento de actas que quería hacer la Fiscalía, pueden surgir preguntas del contraexamen de las defensas, pero ahora nos vimos privados de eso", dijo Edwards, quien también apuntó al plazo "prolongado" de 48 horas que tendrá la magistrada para responder. "El Código habla de que se tengan en cuenta ciertas cuestiones cuando se habla de un testigo importante, y ella era la actuaria de Vienna, sobre quien planteamos una hipótesis de parcialidad", se quejó.

Martínez se incorporó como testigo del juicio luego de que los abogados presentaran un planteo a mediados de este año para que fueran citados tanto ella como Vienna, entre otros testigos. La Cámara Penal hizo lugar solo a que viniera Martínez. "Justamente, los testigos referidos a esta parcialidad que manifestamos, no van a venir: Vienna, su pareja y la pareja de Paz", recordó sobre los testigos que rechazó la Cámara Penal y a quienes las defensas le querían preguntar por los supuestos viajes que Vienna, Paz y sus parejas habrían hecho al exterior para ver un espectáculo de boxeo. "Esto demuestra la parcialidad con la que está trabajando el tribunal que ya hemos recusado", agregó el letrado.

Testigos. Una policía de la Brigada Operacional delegación Tribunales, que estuvo a cargo de la citación a testigos del juicio, declaró que algunos hablaron de amenazas. "De la sorpresa pasaban al miedo y algunos hasta rechazaron recibir las citaciones", dijo; y habló de tres testigos puntuales: "En uno de los domicilios, me llamó la atención que la puerta tenía un vidrio de blindex con impacto de balas, igual que el frente de la casa". "En otra casa, dos testigos me dijeron que no iban a concurrir y que hubo amenazas".  "Si es cierto, lo dirán los testigos", señalaron los abogados. En tanto, la secretaría del Tribunal dio cuenta de varios testigos que "no pudieron" asistir: un electricista que estaba "trabajando en otra provincia y no tiene teléfono celular"; un mujer que se mudó; otras dos que viven en otra localidad y solo vienen a fin de mes; y un hombre que debe ser operado mañana de la rodilla. Por la tarde, declararon policías de la Brigada de Judiciales, cuyos jefes ya comparecieron.

Desde Fiscalía hicieron un "balance positivo" de las audiencias, pese a que debían ir testigos que "no se pudieron ubicar y deberán ser citados nuevamente", dijo el fiscal Gonzalo Fernández Bussy.