Luis Paz negó que Martín el "Fantasma" les debiera dinero a los Cantero
"Hubo un complot contra mi hijo"
El hombre declaró ayer en el juicio y acusó a los imputados de ser responsables de "la mitad de las muertes de Rosario". Dijo que Martín les prestaba plata "a todos" y ubicó allí el motivo del asesinato que desató la causa, en 2012.
Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo.Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo.Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo.Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo.Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo.
Luis Paz llegó a Tribunales con chaleco antibalas y en medio de un fuerte operativo. 
Imagen: Gentileza de Alan Monzón/www.rosario3.com

"Muchos le quedaron debiendo plata a mi hijo. El no debía un centavo. Cuando lo mataron, les convenía a todos. Fue un complot. Yo sé que esta gente tuvo que ver, pero todavía no tengo las pruebas". Con esas acusaciones, se expresó ayer Luis Alberto Paz, padre de Martín "Fantasma" Paz, por cuyo crimen ‑el 8 de septiembre de 2012‑ comenzó la investigación por asociación ilícita a la banda de Los Monos. A más de cinco años del hecho, estuvo 52 minutos frente a frente con quienes considera victimarios de un crimen sin imputados. "Todo lo que yo me iba enterando, lo llevaba a la Fiscalía", dijo. También acusó a la familia Cantero por "la mitad de las muertes de Rosario". Ramón "Monchi" Machuca, le quiso responder, cuando el testigo se fue: "Me acusa de instigador, pero yo era amigo de su hijo; que investigue bien y no se deje llevar por los comentarios de la calle", dijo. En tanto, Paz tiene nueva cita para el 19 de diciembre, cuando los defensores podrán avanzar sobre la hipótesis de "parcialidad" del juez instructor, Juan Carlos Vienna, por un presunto vínculo con el padre del Fantasma. Cuando el hombre se levantó para salir, Lorena Verdún -ex esposa del asesinado Claudio "Pájaro" Cantero que acusó a Paz como instigador de la muerte de su marido, ocho meses después que la de Paz-, no se pudo contener: "Asesino, hijo de puta. ¿Me vas a decir que no lo mataste?", le gritó.

El hombre del testimonio más esperado en el juicio llegó al edificio del Centro de Justicia Penal a las 9.08, fuertemente custodiado y con chaleco antibalas, en una trafic blanca de Protección a Testigos. Al entrar a la sala, diez minutos después, se lo vio ansioso por hablar. Estaba vestido con camisa blanca y pantalón crema. "Juré que no me iba a quebrar, esperé 5 años este momento. Yo perdí media vida. La otra mitad, me voy a ocupar que se sepa qué pasó, porque ahora a esta gente se la juzga por otra cosa, pero yo voy a usar el último día de mi vida para demostrar que mi hijo no le quedó debiendo un centavo a nadie. Lo mataron porque le debían a él", dijo.

Lorena Verdún -ex esposa del "Pájaro" Cantero- le gritó a Paz: "Asesino, hijo de puta. ¿Me vas a decir que no lo mataste?"

"Juro decir la verdad", le adelantó al Tribunal. La Fiscalía lo guió para que inicie el relato: "¿Qué actividad económica tenía su hijo?", preguntó el fiscal Gonzalo Fernández Bussy. "Eso es lo que le quiero decir a los jueces, porque en los medios dijeron que mi hijo le quedó debiendo 10 millones de pesos a esta gente. Acá hay una persona a quien mi hijo le prestaba dinero. No sé si eso es lícito, pero es lo que hacía. (Francisco) Lapiana ‑el imputado representante de juzgadores de fútbol‑ no lo va a decir, pero le prestó a él y a mucha de esta gente. Yo le decía que no les preste, ni a Lapiana ni a los gitanos, ni a esta gente", señaló Paz.

"Después que lo mataron a Martín, todos me denunciaron por amenazas y tuve que ir a un tribunal para que me juzguen. Lapiana le debía más de un millón y medio de pesos; él me dijo que sólo eran 19 mil; y cuando fui a cobrar me dijo que si volvía me iba a denunciar por amenazas". Paz fue más allá: "No sólo hacía eso, también vendía vehículos y un día me dijo 'compré una camioneta Hilux a 180 mil pesos, ahora te la voy a mostrar'; y en el camino la vendió a 240 mil pesos. En 10 cuadras hizo 60 mil pesos, él movía plata y ganaba también con los chanchos. Muchas veces le dije que la ambición lo iba a llevar mal. Y fue un complot la muerte de mi hijo", lanzó. "Le prestaba a toda clase de gente: buena, mala, regular. No le importaba nada. Prestaba, cobraba y punto".

El fiscal quiso saber sobre la relación que tenía Martín con Mercedes Paz, quien era pareja de Claudio Cantero cuando mataron a su hermano. "Era una relación de hermanos. Yo comenté en la otra causa (dijo, en relación su declaración de abril pasado, luego de que terminara el juicio a Luis "Pollo" Bassi y otros tres hombres que fueron absueltos por el crimen de Cantero, perpetrado en mayo de 2013, donde no se presentó como testigo): yo desaprobé la relación de mi hija con él. Ella hizo abogacía hasta segundo año y se metió con un tipo que ya tenía tres hijos. Yo le decía 'vos estas en condiciones de jugar en primera ¿cómo te vas a meter con un tipo de estos?'. Uno de los motivos de que me separe con mi ex fue porque me ocultaron que tenía 3 hijos y una relación conflictiva con su ex mujer", lamentó.

Sobre la relación de su hijo con el Pájaro, señaló: "Martín iba a las confiterías bailables y ahí iban Cantero, el hermano, todos y es factible que eso lo haya llevado a la relación. Pájaro nunca le prestó un centavo a mi hijo".

"Monchi" Machuca se defendió: "Yo quiero dejarle claro que no tengo nada que ver, era amigo del hijo. No sé de donde salió".

Hablando casi de corrido, volvió al día del crimen: "El 7 de septiembre mi hijo tenía firmado ya el homicidio cuando salió del boliche Jumper. Todo lo que yo averigüé se los avisaba a los fiscales para que buscaran pruebas. Ese mediodía yo estaba en un casamiento en Funes. Creo que me llamó mi hija y fui para allá, tardé 40 minutos en llegar. Cuando se compró esa BMW (donde lo asesinaron), le dije '¿qué necesidad tenes de comprar ese auto?'. El lo pagó 70 mil y dijo que quería ganar más de 100, que lo vendería cuando se cansara de andar. Me dijo 'se lo muestro al Guille y me lo compra porque no pueden comprar un caramelo por derecha'".

Al hablar de Machuca recordó: "Se rió en mi cara después que lo mataron (a Martín)", y se giró en la silla para mirarlo. "Pensar que mi hijo pensaba darle a la nena para que sea el padrino, y a los días lo mataron. Una traición. Le piden 41 años de prisión y tiene que estar contento, porque hay 200 homicidios por año en Rosario y, no lo puedo probar, pero la mitad pertenece a toda esta gente. Tiene que estar contento; ha matado medio Rosario.

El imputado le quiso responder: "Dijo que soy el responsable o instigador de la muerte de su hijo, pero yo quiero dejarle claro que no tengo nada que ver, yo era amigo del hijo. No sé de donde lo sacó".

Conocidos. Paz también habló de Mariano Salomón. "Era parte de esta banda. Lo sé porque les vendía los autos, los compraba", dijo; luego, reconoció que una vez le compró un auto y que lo conocía porque vivía a una cuadra de su casa. Sobre Máximo Ariel Cantero, dijo que "es el padre de todos estos muchachos". Y que lo vio "dos veces, en la casa de ellos cuando fui a buscar a mi hija". También identificó a Mariano Ruiz. "Es el que le dicen 'Mentirita'. Era amigo del Pájaro y mi hija tenía relación y salían en parejas con la novia de Ruiz. Cuando pasó lo de Martín, una de las cosas que hice sin que se entere mi hija fue conseguir el teléfono de la novia de él y se lo pasé a la Fiscalía porque yo sabía que ese hombre estaba metido".

Consultado sobre Diego Cuello (imputado con la familia Cantero en una causa federal), dijo que fue "uno de los que llamó a Martín para pagarle la deuda ese día que salió del departamento y en 27 de Febrero y Entre Ríos lo estaba esperando una moto y ahí lo ejecutaron. Yo no tengo pruebas, pero Cuello estaba muy vinculado con esta gente y ese día lo llamó para pagarle", dijo. También fue preguntado sobre si sabía quién era Diego Demarre. "Tenía cero relación conmigo; con mi hijo sí".

Vínculos. Paz habló de la relación de la familia Cantero con la policía. "Gracias a Dios hay policías que no son corruptos, pero muchos le pasaban información. Lo sé, pero no tengo pruebas. Averigüé en la calle y ahí se sabe todo. Les avisaban de allanamientos, todo", declaró. El abogado Carlos Varela le preguntó si los policías de la División Judiciales eran corruptos. "Ni los conozco, no sé si son corruptos o buenas personas. A (Ariel) Lotito lo escuché pero le hago saber que a mi hijo le debían dinero, él no se quedó con plata de nadie".

En el contraexamen, Varela también le preguntó si en el marco de la investigación por el crimen del Pájaro, él declaró que la familia Cantero "no tenía nada que ver con la muerte de su hijo". Y el testigo aclaró que entiende que "no fueron ellos directamente, pero tienen que ver".