Bolalaika #18: la zona de Argentina
¡Marquen a Björk!
Qué sabemos, qué ignoramos y qué prejuzgamos acerca de islandeses, croatas y nigerianos, nuestros rivales de grupo en Rusia 2018.

Vs. Islandia (16 de junio). 

Subís por el Atlántico hasta la rotonda Groenlandia; la primera salida a la derecha es Islandia. Que aunque en español suene a “isla”, en inglés (“Iceland”) remite a “hielo”. Esta isla helada metió fuerte presencia en Argentina este año, con el show audiovisual de Björk en la Noche de los Museos, Sigur Rós en el festival Sónar y la serie Trapped y su torso mutilado como sorpresa televisiva. Y ahora debutan en un Mundial. Sin historia futbolera, hoy son revelación. Y clasificaron sin sufrir a Rusia, presuntamente, debido a una seria política de Estado (en fútbol femenino Islandia tiene mejor ránking Fifa que en el masculino). Su equipo mundialista propone cabeceadores de 1,90, ferocidad defensiva y futbolistas que juegan en el ascenso inglés. 

Pronóstico del NO: Andá a saber. 

 Vs. Croacia (21 de junio). 

El día del sorteo, sonó a buena noticia: de las opciones del temible copón 2, Croacia parecía de las menos inquietantes. Y pese a que los futbolistas pos-yugoslavos son competitivos en los Mundiales nunca les fue bien con la Argentina: Yugoslavia quedó afuera por penales ante el equipo de Maradona en Italia ’90; Croacia perdió 1-0 con la Selección de Passarella en Francia ’98; Serbia y Montenegro se comió un 6-0 con los de Pekerman en Alemania 2006 y Bosnia-Herzegovina cayó 2-1 (un gol de Messi) en Brasil 2014. Pero cuidado, los cuadriculados tienen algo en común con la Selección Argentina: jugadores titulares en clubes grandes de Europa, como el Pipita Rakitic (Barcelona), el Fideo Modric (Real Madrid) o el Kun Mandzukic (Juventus). 

Pronóstico del NO: NS/NC. 

Vs. Nigeria (26 de junio). 

Jugar de visitante en las Eliminatorias sudamericanas es pesadillesco, puede inferirse que las Eliminatorias africanas deben ser bastante duras también. Y Nigeria ha logrado clasificar a seis de los últimos siete Mundiales, incluyendo Rusia 2018. Si fuera por las cualidades sus futbolistas, habría que temer: son atléticos, veloces, hábiles, fuertes, potentes y siempre tienen algún veterano DT alemán. Pero aunque vienen de darle una paliza en un amistoso al equipo de Sampaoli –sin Messi–, su largo historial de cruces mundialistas ante Argentina es negro: 1-2 en el Mundial ’94, 0-1 en el 2002, 0-1 en Sudáfrica 2010, 2-3 en Brasil 2014. O sea, perdieron, perdieron, perdieron, perdieron. 

Pronóstico del NO: Quién sabe.