El lado oscuro del Star Wars: Battlefront II
Polémica en las galaxias
Pese al cuestionamiento a su sistema de transacciones, el nuevo juego confirma que destrozarse a tiros en el espacio es la mejor manera de conectar con la saga

Star Wars: Battlefront II tuvo un debut estrellado. EA decidió poner un sistema de micro transacciones dentro del juego y desató la furia de los usuarios. La empresa respondió con un post en reddit que alcanzó 675 mil votos negativos (convirtiéndose en la entrada peor rankeada de la historia de esa plataforma). La reacción es comprensible, dado que en la primera entrega del juego las mejoras y personajes no estaban bloqueados. Imaginate comprarte un juego de Star Wars y descubrir que tenés que pagar para jugar con Luke Skywalker o Darth Vader. La compañía retrocedió pero mantuvo parte del polémico sistema. Ahora, para acceder a las mejoras, hay que acumular puntos por las partidas y luego gastarlos para comprar cofres pueden contener o no la mejora deseada y/o las monedas necesarias para desbloquear a los héroes. Así el juego se convierte en una especie de álbum de figuritas donde uno gasta puntos para comprar paquetes y conseguir mejoras. 

Más allá de la polémica, lo mejor de Star Wars: Battlefront II es el modo multijugador. Aunque no es el único, también hay otros modos como campaña o arcade. Pero la posibilidad de matarte a tiros en simultáneo con 40 jugadores –sean soldados imperiales, de la Resistencia, la Primera Orden o la Federación de Comercio– es una razón suficiente para jugar online hasta que te revienten los ojos. Se suma a esta entrega la posibilidad de jugar batallas aéreas. Un modo súper divertido, conectado con el núcleo del universo Star Wars. 

En cuanto a la puesta, la principal diferencia con su predecesor es el período que podemos jugar. La primera entrega estaba enfocada en la primera trilogía y este se ubica en períodos anteriores o posteriores. La novedad es que además de jugar con personajes clásicos como Han Solo o Boba Fett, ahora también tenemos a Yoda, Darth Maul, Rey o Kylo Ren.

El gameplay tiene varias novedades. La principal es que el juego está más estructurado. Mientras que en Star Wars: Battlefront se podían modificar personajes a gusto, ahora empezamos eligiendo cuatro clases: asalto, especialista, pesado y oficial. Además, los vehículos o personajes que antes encontrábamos disponibles en el campo de batalla ahora se desbloquean con puntos internos de cada partida. Todos los escenarios se basan en tres oleadas de ataque y defensa, cada equipo debe repeler o avanzar según le toque. 

Con estos cambios EA busca estandarizar más el juego y llevarlo hacia algo más competitivo. Pese a los cambios nefastos que pueden comprometer el futuro del juego, aún no encuentro una forma mejor que destrozarse a tiros en el espacio, para mantenerme unido al universo Star Wars.