Moreau dijo que las detenciones son “una cortina de humo” para tapar el ajuste
Cambiar la agenda
El diputado denunció un "sistema de persecución, estigmatización y venganza” contra los opositores y calificó el pedido de detención de CFK como una maniobra para tapar los aumentos de tarifas y el recorte a los jubilados. También apuntó contra el Senado y el Bloque Justicialista. "Algún guiño debe haber", lanzó el diputado.
Imagen: Télam

El diputado Leopoldo Moreau de Unidad Ciudadana calificó el pedido de desafuero y detención de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, solicitado esta mañana por el juez Claudio Bonadio junto a la de otros dirigentes y ex funcionarios, como una “irracionalidad” y una “cortina de humo” para tapar las políticas de ajuste que impulsa el Gobierno como los aumentos de tarifas y la reforma previsional que recortará las jubilaciones. “Algunos medios venían pidiendo a gritos que metieran preso a alguien para cambiar la agenda”, sostuvo el dirigente.  

Según Moreau, el Gobierno ya agotó el capital político obtenido en las elecciones como consecuencia de “aumentar las tarifas, aumentar los combustibles y el mal humor social por el intento de meterle la mano en el bolsillo a los jubilados y pensionados”, entre otras medidas de recorte y por eso necesitaban “cambiar la agenda”. “El Gobierno adoptó como modalidad de ejercicio de poder la extorsión y la persecución a los dirigentes y periodistas que tiene actitudes críticas”, sostuvo el diputado, para quien el Gobierno cuenta además con la “complicidad” del Poder Judicial y algunos medios de comunicación.

El diputado aclaró que se vive un tiempo de “recorte” de las libertades públicas y límite a la democracia y que lo único que falta es que el Gobierno “decrete el estado de sitio”. Para Moreau la avanzada del juez Bonadio “tiene algún guiño” en el Senado, particularmente entre los diputados justicialistas, que tienen la primera minoría y de quien depende que se apruebe o no el desafuero. “Si en las próximas 24 horas el Bloque Justicialista reacciona, la operación se cae inmediatamente. Si, en cambio, no reacciona, también es su operación política”, afirmó el diputado y apuntó directamente al jefe de la bancada Miguel Ángel Pichetto, quien tendría el dilema de “dar una respuesta democrática o privilegiar su amistad con Bonadio”.

Para Moreau, las resoluciones de Bonadio responden a un dispositivo “respaldado” por la Cámara Federal y “un presidente de la Corte (por Ricardo Lorenzetti) que mira para otro lado porque cada vez que reacciona el Gobierno lo amenaza, a través de Carrió, con un juicio de corrupción y se retracta”. Según el diputado, todo ese entramado del “sistema de persecución, estigmatización y venganza” lleva a hacer detenciones de madrugada “como en otras épocas”.

“El Gobierno está buscando hace tiempo una provocación pero el pueblo no tiene que caer en la provocación. Aunque ellos se tienen que hacer cargo de las consecuencias de pasar por encima del estado de derechos”, advirtió Moreau.