Falleció el general retirado Juan Jaime Cesio
Militar de la democracia
Cesio tenía 91 años y había sido uno de los fundadores del Cemida. Por su denuncia del terrorismo de Estado, la dictadura lo había degradado. En 2006, Kirchner le había restituido el grado.
“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio.“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio.“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio.“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio.“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio.
“Tu valentía y honradez nos marcó a todos”, señaló la hija de Cesio. 

A los 91 años falleció el general retirado del Ejército Juan Jaime Cesio, uno de los fundadores del Centro de Militares para la Democracia Argentina (Cemida). “Los represores ganaron lo que llamaron guerra, pero perdieron la paz. Mataron, torturaron, capturaron niños, discriminaron, se apoderaron de vidas y haciendas como señores feudales, los convirtieron en esclavos de la gleba por afán de poder, ambición sin freno y desprecio con sus conciudadanos”, fueron sus palabras cuando el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner le restituyó el grado que le habían quitado los militares por denunciar las prácticas criminales de la dictadura.

Cesio murió tras ser internado por una neumonía y sufrir un cuadro de sepsis pulmonar. La noticia del fallecimiento fue publicada en Facebook por su hija Guillermina: “Querido papá –escribió–, te fuiste con todos los honores. No puedo estar más triste y más orgullosa... lo que siento es muy profundo. Deseo tengas toda la paz del mundo. Me enseñaste lo más importante: tu valentía y honradez nos marcó a todos”.

“Bandas integradas por militares han usurpado el gobierno y con el mendaz propósito de combatir la subversión, cometieron delitos aberrantes, como el secuestro, la tortura y el asesinato de miles de personas”, declaró Cesio durante la dictadura sobre el accionar militar contra la población, después de participar en una marcha con las Madres de Plaza de Mayo que reclamaban por sus hijos y familiares desaparecidos. Su actitud fue el inicio de un sumario por “deshonor e indecoro militar”, en el que los jerarcas militares  pidieron seis años de prisión para Cesio, aunque el juicio terminó con su sobreseimiento. Pero de inmediato fue enjuiciado nuevamente y el Superior Tribunal de Honor del Ejército lo sancionó –a pocos días de que se reiniciara el período democrático– por “descalificación por falta gravísima al honor, con la accesoria de privación de su grado, título y uniforme”.

Ya en democracia, Cesio fundó junto a otros compañeros de armas el Cemida, “una organización formada por militares demócratas en 1984 con el fin de promover el espíritu de democracia y legalidad en las Fuerzas Armadas de Argentina”. Los integrantes de la organización se propusieron hacer conocer a la opinión pública y en particular a los oficiales de las Fuerzas Armadas, “la existencia de un pensamiento militar genuinamente constitucionalista, según las más puras tradiciones sanmartinianas”.

Recién en 2006, junto al coronel Martín Rico, asesinado mientras investigaba a la banda paramilitar Triple A, Cesio fue reconocido por Kirchner en un acto en el que le restituyeron su grado y lo ascendieron a General de Brigada. Kirchner dio entonces que debía hacerlo “para que en la Argentina no pueda ya decirse que el héroe es condenado y el dictador, con las manos manchadas de sangre, resulta juez”.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ