La Armada sumó un tercer navío en la búsqueda del ARA San Juan
Una reacción fruto de la presión familiar
Imagen: AFP

Luego de la protesta de ayer en Mar del Plata donde los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan exigieron que se intensifique la búsqueda del submarino desaparecido hace casi dos meses, la Armada envió un tercer buque a la zona de búsqueda. Se trata del ARA Islas Malvinas, que proveerá al rastrillaje un vehículo operado de manera remota que seguirá indicios detectados por las naves que están allí.

La nave que hasta hoy cumplía tareas logísticas desde el puerto de Ushuaia partió desde esa misma ciudad hasta donde están la corbeta ARA Spiro y el buque oceanográfico ruso Yantar que, según la información oficial, "investigó varios contactos, los cuales fueron descartados por no ser coincidentes con el submarino".

La decisión del Gobierno se anunció tres días después de que se diera a conocer un informe de la Inteligencia Naval de Estados Unidos que indicó que el ARA San Juan sufrió una implosión a 400 metros de profundidad. La destrucción habría sido en 40 milisegundos y el fallecimiento de los tripulantes prácticamente instantáneo.

De hecho, la publicación de ese informe fue el motivo por el cual un amplio grupo de familiares de los tripulantes protestaron  en el mediodía de ayer en el ingreso a la Base Naval de Mar del Plata. La Armada, en tanto, les entregó el informe diario que consignaba que la búsqueda continuaba con el Yantar y la corbeta ARA Spiro. "No hay novedades, todo sigue igual, sólo hay dos buques buscándolos", indicó la esposa del suboficial Celso Oscar Vallejos.