En estas fiestas compre cuir de cooperativas trans
Sin patrones
Si bien la deuda que el Estado y la sociedad mantienen con la comunidad trans en materia de oportunidades de trabajo no se ha modificado y amenaza con ampliarse, la autogestión y las redes de solidaridades afectivas y creativas avanzan. La revolución es ahora, sigue siendo el lema. Desde la primera cooperativa trava y trans del mundo que funda la activista Lohana Berkins han surgido muchas a lo largo de todo el país. Aquí un panorama de sus logros, las razones de sus tropiezos y también una oferta concreta de productos elaborados para comercializar en estas fiestas.
Cooperativa Claudia Pía BaudraccoCooperativa Claudia Pía BaudraccoCooperativa Claudia Pía BaudraccoCooperativa Claudia Pía BaudraccoCooperativa Claudia Pía Baudracco
Cooperativa Claudia Pía Baudracco 

 A mediados de 2008 Lohana Berkins concretó la idea que venía gestando con un grupo de compañeras travestis y trans: generar una fuente de ingresos por fuera del destino común de la prostitución, sin patrones y con una estructura horizontal, donde el compromiso y la ganancia fuera para todas equitativa. Así nació la primera cooperativa T del país y del mundo, la Nadia Echazú, con unas 60 socias que aprendieron un oficio y  comenzaron a producir tramas textiles que marcaron un camino. “No sólo resolvemos un problema económico y social, sino que corremos el velo de la hipocresía”, dijo en la inauguración Berkins, tomada de un brazo de la madrina del proyecto, la madre de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini. Desde entonces, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) recibió a más de 20 cooperativas T en todo el país, que tuvieron mayor o menor éxito en su pelea por conseguir y mantener la clientela suficiente para ser rentables.  

Para fundar una cooperativa con todos los papeles en regla, primero hay que hacer un curso en el INAES, abrir una cuenta bancaria, tener contaduría y elegir una autoridad, más allá que todas las personas integrantes sean en efecto socias. Quitando excepciones, uno de los requisitos es contar con diez asociados, de los cuales cada cual tiene un voto a la hora de tomar cada decisión. Si el INAES lo aprueba, se concede una matrícula, a través de la que se puede pedir subsidios -en los últimos meses, cada vez más escasos- para darle cuerda al emprendimiento. La diferencia entre el universo de las cooperativas y los modelos T consultados por SOY, es que la totalidad de estos últimos incluyen dentro de sus proyectos estadías de formación, teniendo en cuenta que muchas personas travestis y trans, sobre todo las mayores de 25 años, tuvieron dificultades de todo tipo para acceder a la educación formal o el aprendizaje de un oficio. 

Dentro de lo favorable del trabajo cooperativo está que no hay jefes y eso genera, en los mejores casos, un compromiso y cierta hermandad: una familia laboral, un espacio de contención. Entre los puntos difíciles, al sostenerse fuera del mercado de capitales tradicional, cada pérdida o dificultad de la empresa tiene impacto mayor, haciendo que muchos proyectos queden en el camino. Por otro lado, ser rentable a baja escala no es lo mismo que para una gran empresa, por lo que hacer líneas de producción competitivas pide más esfuerzos. Un empujón para las cooperativas T que se sostienen en el tiempo, fue que muchas lograron acuerdos de venta con el Estado, produciendo insumos para hospitales, colegios o colaborando en producciones culturales. Pero en el último año, y en esto hay coincidencias, la caída de las ventas y un vaciamiento de incentivos está volviendo más compleja la actividad. “A las compañeras no les alcanza con lo que ganan en la cooperativa y lamentablemente muchas tienen que pararse en una esquina para poder ganarse el peso y llegar a pagar las cuentas”, explicó Cintia Anahí Pili, coordinadora de la cooperativa textil marplatense Claudia Pía Baudracco, integrante del movimiento social Atahualpa. 

Otra variante amiga de las cooperativas T, y en algunos casos un paso posterior, es emprender un negocio por cuenta propia, asumiendo la responsabilidad de dedicarle una porción del día a buscar clientes y manejar una caja chica para la compra de materias primas. Desde Ar/tv trans (primera experiencia de arte y teatro) pasando por imprentas, peluquerías y proyectos textiles administrados por personas T, hay muchos casos que funcionan a pesar de las adversidades. Pensando que en época de fiestas se hacen filas y amontonamientos para buscar regalos, SOY preguntó precio entre algunas cooperativas y emprendedores para armar una lista a su medida.


Ciudad de Buenos Aires

La cooperativa Estilo Diversa tiene varias opciones en materia textil y ofrecen ropa de gala a medida. Estas fiestas relanzan una prenda que ya es un clásico de su catálogo y se podría pensar como un objeto de diseño queer: no es pollera, ni vestido, ni blusa y es todo eso a la vez. Ocho formas de ponerse en una. “En Diversa se pueden conseguir todo tipo de talles y el precio, más allá de ser un producto bueno, no es exagerado. Desde la cooperativa y el conjunto de las personas que integramos la economía popular vamos camino a sacar del imaginario de la sociedad que el producto cooperativo es barato y malo. Trabajamos con terminaciones que tiene cualquier marca de renombre”, explicó Soledad Pilar Gómez.

Vestidos desde $400. Los modelos pueden ser en gasa, encaje, modal y otras telas.
Contacto: 011- 153920-9261
Bartolomé Mitre 2815 1er piso of 122 CABA. Lunes, miércoles y viernes, de 12 a 18.

Hace casi cinco años que La Paquito está presente con su local en el barrio porteño de La Boca, donde hacen trabajos de gráfica profesional de todo tipo. “Además de los modelos que se ofrecen, si alguien desea un artículo con otro estampado, puede darnos la foto y lo hacemos en el momento. Todo lo que producimos en nuestro trabajo se reinvierte en lo que compramos para equiparnos: no tenemos cuentas en Panamá, plazos fijos ni cuentas ocultas en dólares. A quienes nos compren, sepan que todas las ganancias van para nuestra vida personal o la reinversión en otros productores locales”, explicó Diana Marisa Lavalle, de La Paquito.

Fundas para celulares, tablets y notebooks: de $80 a $180. Monederos: de $60 y $80. Muñequitos de Pakapaka: $100. 
Baberos: $70. Remeras: $150. 
Tazas de cerámica: $100.
Horario: lunes a viernes de 12 a 22, Arzobispo Espinosa 1167. Teléfono 011-2046-9218. [email protected]


Las remeras y muñecos de Naty Menstrual son una mezcla de trazos de Basquiat con identidad sudaca, trava, queer y el sello dulce y trash de su poesía de ciudad.

Remeras: $200. Muñecas: $50 y $100. Promo dos remeras y una muñeca: $300

Contacto: Facebook Naty Mentrual


ESPACIO COOPERATIVO FUTURO CONVOCA

Se abren 50 vacantes para personas trans interesadas en obtener una capacitación en marroquinería. La propuesta consiste en formar un equipo de trabajo profesional con salida laboral asegurada. 

A partir de una idea de Nacho Jankowski el año pasado nacía Espacio Cooperativo Futuro. La gran idea puede sonar a utopía pero tiene sede propia, está funcionando y podría definirse como un canal de encuentro y de trabajo, con el objetivo de desarrollarse en manada, de generar proyectos, ganar dinero, responder a demandas concretas de productos. Todo esto por fuera de la lógica empresarial donde uno es dueño y el resto es otra cosa. Así nace esta cooperativa de diseño cultural ubicada en José Mármol, sur del conurbano. Dentro de los diversos programas que se van desarrollando se encuentra COOPTAR, que partiendo de la idea de que cualquier puesto laboral adquirido al instante, no será más que un paliativo a la problemática laboral trans, invita a la experiencia de aprender-haciendo y adquirir el conocimiento necesario para aplicarlo luego en el ámbito laboral. No se trata de un acto caritativo, se trata de una intención de cruzar identidad en sentido amplio con productividad. Viviana y La negra, con una larga tradición en el rubro de la marroquinería dicen que “la propuesta es generar estrategias de trabajo en equipo, mostrando al mercado que somos una plataforma sustentable y responsable. Damos valor a la experiencia de aprender para ejercer cualquier actividad laboral.” La convocatoria que está abierta tiene las siguientes características:

MARCO DE LA CAPACITACIÓN EN MARROQUINERÍA
Se darán en la Escuela de Oficios de CADMIRA (Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales) en Once durante 4 meses entre marzo y junio. Se aprenderá:

COSTURA INDUSTRIAL
Con gran salida laboral relacionada con la producción de carteras, bolsos y mochilas con criterio industrial.

CORTE, REBAJADO Y TRABAJO DE MESA EN CUERO
Para aprender a cortar, cementar.

MARROQUINERÍA ARTESANAL
Se ve el proceso completo de fabricación.

MODELISTA INDUSTRIAL
Herramientas de diseño para llevar una idea a la realidad.
Contacto: [email protected]


Mar del Plata

En Mar del Plata las opciones textiles son muchas: manteles, almohadones, vestidos livianos o modelos a medida. “En 2012, después de la ley de identidad de género, entendimos que teníamos un piso para conquistar otros derechos, entre ellos el trabajo. Empezamos a convocar en las llamadas zonas rojas a personas en situación de prostitución y el movimiento Atahualpa nos prestó dos máquinas para poder capacitarnos. Ahora, queremos profundizar y avanzar en las competencias laborales para una real inserción laboral. La identidad de género es un reconocimiento, pero sabemos que ese documento no posibilita tener un empleo”, dijo Pili, de la Cooperativa Claudia Pía Baudracco.

Blusas de seda Fría $300

Manteles con 12 servilletas (1,20 x 80): $560. Vestidos “noche buena”: desde $300. Almohadones desde $250. Juegos de sabanas una plaza con funda: $370 / dos plazas: $450. Cortinas de voile dos paños: desde $300. Cortinas de cocina: desde $300. Alfombras para salir del baño: desde $150
Contacto: [email protected]


Neuquén

Mónica Astorga es parte de la Orden Carmelitas Descalzas y una misionera reconocida por las personas travestis y trans de Neuquén, a las que les acerca herramientas para que aprendan oficios y tengan alternativas laborales a la prostitución. Cerca del templo construyeron “La Casita”, que sirve de refugio e impulsa talleres de cocina, diseños en tela y manualidades sobre cerámica. “Tener un trabajo genera la posibilidad de sentirse valoradas y entender que pueden llevar algo adelante, más allá del lugar en el que las sepultamos en la vida desde la sociedad, el Estado y la iglesia, diciendo que no sirven más que para prostitutas. En este espacio cada una se fue perfeccionando en sus talleres en lo que más le gustaba, para poder llevarlo a la práctica y tener una fuente de ingresos”, contó Astorga.

Porta botellas de tela: para cuatro $70 / para seis $90.
Contacto: [email protected]
Tazas pintadas: $140 comprando media docena $120. Remeras estampadas de modal $160. 
Contacto: [email protected]


La Plata

Hace menos de un mes abrió el centro de belleza Las charapas, iniciativa de un grupo de mujeres trans que se capacitaron en cursos de peluquería y estética para encarar su propio emprendimiento. “La sociedad se encargó de perseguirnos con prejuicios, ahora es momento de hacerse cargo de que no se generan propuestas para salir de esos lugares a los que habíamos sido confinadas, ya sea por la falta de políticas públicas del Estado como por parte de la sociedad, que refuerza el discurso que estigmatiza. Para cambiar algo de esta situación invitamos a que conozcan el trabajo que hacemos”, dijeron las peluqueras Ariana Linares Araujo y Andrea Vargas Sinarahua.

Promo renovarse (corte, color y brushing): $300. Promo fiesta (peinado, maquillaje y manos): $300. Dirección: 18 N°389  entre 39 y 40. Horario: de lunes a lunes, con personal rotativo, de 8 a 21.
Contacto: 0221-156-742260 y 0221-155-904122 


Comodoro Rivadavia 

La Cooperativa 23 de febrero se dedica durante todo el año a la producción textil en serie. Para estas fiestas  preparó alternativas para decorar la casa en rojo, verde y dorado. “Generalmente las personas trans no tienen trabajo estable o directamente no tienen oportunidad de trabajo. Por eso es que estamos reclamando en todo el país el cupo laboral trans y, hasta el momento, una forma de sustentarse es a través del trabajo que hacemos en las cooperativas Por otro lado se trata de personas productoras regionales, que producen y la pelean en el lugar”, dijo Daniela Andrade, integrante de la cooperativa.

Manteles: de 1.5 x 2: $290. Botitas: $50. Caminos de tela con individuales: $200.


Impresiones del Sur comparte espacio donde produce 23 de febrero y se especializa en trabajos de imprenta y gráfica. Según Nahuel Agustín Borquez, uno de sus integrantes, “al comprar a una cooperativa se está dando una mano a personas que se unieron con el mismo objetivo: el tener un trabajo digno. Más en nuestro caso, que somos personas trans en su mayoría y nos cuesta conseguir empleo por la ignorancia que suele haber hacia nuestra comunidad. Tenemos precios más bajos que cualquier otro comercio, porque somos productores y todo lo que diseñamos es personalizado”. 

Pinos: desde $150. Servilleteros: $35 y $40. Pesebres: $100 y $150. Figuras navideñas: 1x$15 y 5x$50
Contacto: [email protected] -  [email protected]
Dirección: Avenida Canadá 2011, de lunes a viernes de 10 a 19. Se hacen envíos por encomienda.      


En el corazón de San Telmo se encuentra Lara María Atelier, siempre listo tanto para arreglos al paso como para delicados diseños de sastre a medida. Estas fiestas el trendy que ofrece es el “cheapon”, un estilo de poncho súper liviano en gasa o seda, ideal para la elegancia en épocas de calor. Queda bien tanto con pantalón como con pollera. O, por ejemplo en la playa, directo sobre la malla. 

Cheapon gasa: $250. De seda: $400.
Contacto: 011- 153-330-7718
Instagram: @laramariaatelier
Facebook: Lara María Atelier


Carla Morales Ríos tiene fama de hacer las mejores empanadas salteñas en Buenos Aires y los más ricos sándwiches caseros de verdura. Para estas fiestas está recibiendo pedidos y, según cuentan, esta mano norteña tiene habilidades también para el pan dulce navideño (bien cargado de frutos secos).

Pan dulce x 250g: $ 75 / 500g: $ 150 / 750g: $200.
Encargos: [email protected]


Nana

Las Nana, primeras bombachas pensadas para travestis y trans, te desean que el 2017 te encuentre cuidada y contenida. Valeria Licciardi, su creadora, recomienda regalar para estas fiestas la bombacha negra anti espíritu rosado, pero viene en muchos colores. Precio: $200.

Pedidos por Facebook (/quierominana) y por mail: [email protected]


Soy Jugando a Ser: un cuerpo propio

Si un juego genera frustración, si te convoca a lucrar con el deseo de ganar dinero, si triunfar en la vida es ganar la lotería, tener un monopolio, comprar propiedades, si sos un niño y te hace sentir chiquito, si te faltan algunas habilidades y te hace sentir un perdedor, algo anda mal en ese juego. La diseñadora de juegos Soledad Toriggia se reconoce nacida y criada en una familia de jugadores de mesa, fanática de El juego de la vida y absolutamente crítica de los modelos de éxito, diversión y lectura del mundo que proponen los juegos convencionales. “El juego no es inocente, es herramienta de aprendizaje y pista de partida para muchos modos de ver el mundo. Si del 90% de los juegos de mesa que podemos llegar a encontrar son competitivos, si en su gran mayoría son de recorrido, si en esos mismos juegos más de la mitad depende del azar, creo que es hora de reflexionar sobre la sociedad actual en concordancia con los condicionamientos aprendidos de los juegos que jugamos.”

Una de las respuestas más concretas que aporta esta diseñadora es SOY (Jugando a ser), que salió a la venta este año luego de ganar el primer premio en el concurso Juguemos en Igualdad organizado por la Municipalidad de Rosario para juegos de mesa no sexistas y respetuosos de la diversidad. Soy es un juego de armado para la primera infancia. Adentro de una caja -con diseño de Fabián Iamarche e ilustraciones de Roma Palermo- hay una serie de cuerpos partidos en tres partes, cabeza tronco y piernas. Hay que armar un personaje darle un paisaje o un habitat, agregarle objetos que también arman el set. Ese armado, absolutamente libre, constituye no una respuesta correcta sino el punto de partida para que cada jugador arme su historia y narre a partir de su elección quién es su personaje. La diversión se centra en la originalidad del armado, la pluralidad de rostros, edades, facciones, etnias, modelos de vestimenta y objetos que los acompañan que implican gustos, oficios, deseos, personalidades. Según define su autora, intenta desarmar todos los estereotipos que suelen tener los juguetes para niños y niñas, mientras que a su vez muestra otras alternativas de juego, como ser, la no competencia, el cooperativismo, la estimulación de la creatividad, bien diferentes a las de los juegos de mesa convencionales. 


leandro julian levine hidalgo

Tapa

La Leandra es una drag tan pequeña como su cintura. Con tan sólo 18 años, mal llevados pero bien vividos. Usa todo lo más económico que tiene a su alcance para crear toda clase de looks muy realistas. Mentalmente ecléctica, una rubia tarada estudiante de medicina. Facebook: la.leandrah

TAPA: ALEJANDRO ROS

FOTO: SEBASTIAN FREIRE   

CHICA DE TAPA: LEANDRO JULIAN LEVINE HIDALGO


El primer hombre malo

Un buen libro para la playa: se llama El primer hombre malo (Random House Mondadori), es de Miranda July, una artista, cineasta y escritora estadounidense que debe ser una de las personas más hipsters del mundo. La novela cuenta un fragmento de la vida de una mujer de 40 y pocos. Vive sola, tiene un buen trabajo, un amor fantasioso y obsesivo por un hombre que no la registra, la certeza de que algunos bebés especiales se dirigen a ella para que los libere de los imbéciles de sus padres y un rutina metódica y miserable, no usa casi nada para no ensuciarlo, para mantener su casa en orden. La vida le cambia cuando es casi obligada a albergar a la hija de sus jefes: la chica se instala en su living y lo llena de latas de cerveza vacías y desechos de comida basura. La enfrenta y la chica le pega. Fuerte. Y les gusta a las dos.
Recomienda: Gabriela Cabezón Cámara

Amuleto

Ya en 2016, fue sensación: más de mil ejemplares vendidos para un año cargado de retrogradación. Por eso, para 2017, proyecto Amuleto amplía su oferta y por $275 pone a disposición su nueva agenda astrológica, cargada de poesía, ilustraciones de 4 artistas, humor y espacios en blanco para las ocurrencias del damo o la caballera. “Es un gran compañero” define la trieja detrás del objeto: el astrólogo y dramaturgo Gael Policano Rossi (alias “AstroMostra”), la diseñadora Muji Freier y el poeta Juan Spinetto. De mayor tamaño que la anterior y con tapa dura anillada, esta vez la compra de un ejemplar incluye una app para descargar en marzo, cuando comienza formalmente el nuevo año cósmico. Ese complemento permitirá tener bien presentes en la pantalla de celulares y ordenadores, cada Venus, cada luna y cada ínfula planetaria. En Facebook.com/ProyectoAmuleto está todo dicho. 
amuleto2.mitiendanube.com
Recomienda: Franco Torchia

Primavera en Saturno

Si El libro de los monstruos de J. R. Wilcock se tomara un bondi al segundo cordón industrial del conurbano bonaerense y chocara con un ovni tripulado por Monguito, la copia del ET de Spielberg que hizo Enrique Carreras en Los extraterrestres con Porcel y Olmedo, a lo que quedara todavía le faltarían kilómetros de deformidad para convertirse en el libro Primavera en Saturno (Tren en Movimiento Editora) de Frank Vega. Este libro demuestra una capacidad infinita de soñar un malón de bichos antropomórficos y no tanto, que mayormente parten de una fisonomía, un objeto o escena reconocible y la van desfigurando hasta que lo atrofiado se acomoda como puede. Personajes de cuerpo y bigote gruesos corren en corpiño con criatura mitad humana, mitad animal. Pocos libros en este planeta deben retratar y festejar tanto la diversidad corporal como éste. Precio: $220.
trenenmovimiento.com.ar
Recomienda: Diego Trerotola

Ay Jockstrap

Para empezar el año sosteniendo bien tu paquete y con el culito al aire para recibir los regalitos o regalones que vengan con las próximas fiestas. Los suspensores, más conocidos entre fetichistas como jockstraps, nacieron para el uso deportivo, sobre todo cuando los genitales están en riesgo como en el jockey o el béisbol, donde se complementan con una coquilla de protección. Hoy es una de las prendas básicas para hombres fetichistas de la ropa deportiva y del cuero, sobre todo para los amantes de los juguetes y el assplay, el spanking y las lluvias. Morbo, confort y los glúteos bien levantados. Los de tela, en diferentes colores por $250; y los negros engomados y talles XL por $300. Si mencionás al suplemento Soy, viene con un cockring de regalo. 
ayjockstrap.tumblr.com
Recomienda: Pablo Pérez

Hitachi Magic Wand 

Existen un abanico interminable de vibradores que homenajean a la flora, la fauna y otras partes del cuerpo. Sin embargo, el vibrador Hitachi Magic Wand, confundible con una Minipimer, es el mejor juguete sexual del mercado desde hace 60 años. Mientras que Hitachi lo mercantiliza como masajeador de omóplatos para mantener su perfil serio, y los científicos argumentan ser el mejor tratamiento para orgasmear, las usuarias gritan de placer. Con cable bien largo y adaptador a 220V -que permite mayor intensidad que cualquier pila o batería- la empresa japonesa ha creado una nueva versión con 6 velocidades. El Europe Magic Wand, se puede comprar por Internet en distintas sitios web que incluye envío a 120 euros; existen imitaciones chinas que casi no se distinguen del original, sin garantía ni adaptador y mucho más ruidosa que la mega estrella: fea pero increíble. 
Recomienda: Magdalena De Santo

El short de la One

Hace días, Moria quedó una vez más “impresionada por su fama” y twitteó la foto del jovencísimo Fabrizio Andreucci exhibiendo su flamante adquisición: un short color negro repleto de caritas de La One. ¿Los responsables? Dimá Indumentaria: diseñadores independientes del shopping, pero dependientes de toda esa misma industria. Con página en Facebook y perfil en Instagram, sostienen el slogan “Arriesgate un poco más” y exhiben para la venta pantalones con Minions, remeras con La Sirenita, pijamas con porciones de pizza, musculocas con todxs (sí, todxs) los personajes de Los Simpson, Disney en todas partes y, claro, las estrellas de 2016: pokemones. Es decir, ropa interior para la Pokeparada. Pago en efectivo, transferencia o Mercado Pago. Referencia: el pantaloncito con Moria cuesta $320. #ElNivelDelPrecio
Facebook: /Dimá
Recomienda: Franco Torchia

 

 

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ