Un joven fue agredido y debió ser operado
Golpeado brutalmente por rugbiers
Emanuel Orta Díaz, un joven de 17, fue golpeado en Monte Hermoso. Quedó con un coágulo en el cerebro por los golpes. La policía detuvo a tres jugadores de rugby por la golpiza.

Un grupo de rugbiers atacó por la espalda y en forma violenta a Emanuel Orta Díaz, un joven de 17 años que intentaba evitar una pelea callejera en la ciudad bonaerense de Monte Hermoso. Como consecuencia de la golpiza, el chico oriundo de La Pampa debió ser internado y operado.

El hecho de violencia, que una vez más tiene por protagonistas a jugadores de rugby, ocurrió el último sábado a la madrugada en la peatonal Dorrego de la ciudad balnearia ubicada en el sur de la provincia de Buenos Aires, a 630 kilómetros de la Capital Federal. Trascendió recién hoy a partir de la viralización de un video de una cámara de seguridad en el que quedó registrada la golpiza.

La Policía detuvo por el hecho a Cristian David Marsero y Marcos Emanuel Pascal, los dos de 27 años y oriundos de Santa Rosa, y a Guido Gastón García, de 22, de Coronel Dorrego. Los testigos habrían señalado a García como el principal agresor.

El disparador del hecho fue un choque que un amigo de Orta Díaz habría tenido de manera accidental en la escalera de un boliche con una chica. Los rugbiers que acompañaban a la joven salieron a buscarlo a la calle y lo desafiaron a pelear. Fue entonces que el chico pampeano intentó calmar los ánimos y fue golpeado.

De entrada, el joven pampeano recibió un golpe brutal en la cabeza desde atrás por la cual se desplomó. Una vez en el piso, Orta Díaz fue atacado a trompadas y patadas.

Orta Díaz perdió el conocimiento y fue traslado al hospital de Monte Hermoso, adonde llegó desvanecido. Si bien fue dado de alta a las pocas horas, como no se presentó al control que debía realizarse lo fueron a buscar y al ver que seguía con dolor de cabeza y vómitos se decidió que fuera trasladado a Bahía Blanca. Tras realizarle estudios y advertir que tenía un derrame intercraneal, los médicos de esa ciudad realizaron una neurocirugía.

Oscar Orta Díaz, padre de la víctima, reclamó que la Justicia actúe aunque no se mostró muy optimista. "En 20 días están sueltos y le van a seguir pegando a otros", dijo el hombre y agregó: "Lo que le hicieron a mi hijo es de asesinos: venir a pegar de atrás y noquearlo. Casi lo matan."

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ