El escándalo sigue para Oxfam

La detención del presidente de Oxfam, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight, supone un nuevo golpe a la organización humanitaria con sede en Oxford, en Reino Unido. En los últimos días la prensa local sacó a la luz dos escándalos sexuales que vinculan a su personal con la contratación de prostitutas en misiones en Haití y Chad. El escándalo estalló el pasado viernes, cuando el diario The Times dio a conocer un informe interno elaborado por Oxfam y reveló el contrato de prostitutas, posiblemente algunas menores de edad, y la celebración de orgías por parte del personal de la organización durante su misión humanitaria en Haití en 2011. El domingo, otros medios británicos informaron un caso similar ocurrido en Chad. Antiguos empleados de la organización aseguraron que supuestas prostitutas fueron reiteradamente invitadas por el equipo de Oxfam a la casa de la organización durante su misión en el país africano en 2006. La prensa del país apuntó además que Roland van Hauwermeiren, quien lideró la misión de Oxfam en Chad en aquel momento, trabajó después en Haití tras el terremoto de 2010. Se fue de la organización en 2011 tras haber admitido visitas de prostitutas a su vivienda en Haití. Ayer, la ex directiva de Oxfam, Helen Evans, acusó a algunos empleados de esta organización de haber forzado a mujeres a mantener relaciones sexuales con ellos a cambio de ofrecerles ayuda en situaciones de emergencia.