Pablo Moyano criticó a la conducción de la CGT
"Habrá un reacomodamiento del movimiento obrero"
El referente de Camioneros afirmó que el Gobierno está "preocupado por la magnitud" que tendrá la marcha del miércoles y criticó la postura complaciente de la CGT durante los dos años de mandato de Macri.
Imagen: DyN

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, señaló que la movilización del próximo miércoles 21 de febrero será muy importante y que provocará un "reacomodamiento del movimiento obrero". En ese sentido, agregó en diálogo con Radio 10 que "sería bueno que se incorpore a la CTA". 

A tres días de la movilización, Pablo Moyano aseguró que "hay preocupación del Gobierno por la magnitud de la marcha" y adelantó que el sindicato hará cargo al Gobierno "si hay un infiltrado" durante la protesta.

"Va a ser una marcha de trabajadores y eso le molesta al Gobierno", completó el gremialista, quien además dijo que para él sería "un orgullo caer preso" durante un "gobierno gorila". 

En cuanto a la crisis en la CGT, Pablo Moyano cuestionó la postura complaciente que adoptó la central en estos dos años de Gobierno de Mauricio Macri. "No quiero una CGT que se saque fotos con el presidente y acuerde una reforma laboral", puntualizó durante el programa El fin de la metáfora. 

En otro pasaje de la entrevista, hizo hincapié en la búsqueda de la unidad del peronismo. "Hoy por hoy no hay ningún candidato que contenga a todos los sectores del peronismo", señaló al resaltar que hay que hablar con todas las fuerzas. También dijo que "no sé si la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner abarca a todos los sectores, pero es una parte importante del peronismo". Negó haber tenido un encuentro con su hijo, Máximo. "Me llamó una sola vez, cuando falleció mi hermano. Es otra mentira más", aclaró sobre las versiones que daban cuenta de una reunión entre ambos.