El aumento a jubilados y pensionados en el primer semestre será de 11,69 por ciento
Con la nueva fórmula la jubilación se achica
El aumento de 11,69 por ciento surge de combinar el incremento de 5,71 del primer trimestre y de 5,66 por ciento que se aplicará en el segundo. Con la vieja formula hubiesen obtenido un 14,5 por ciento a partir de marzo. En lugar de cobrar 8297 pesos recibirán 8094.
La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales.La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales.La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales.La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales.La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales.
La diferencia entre la jubilación mínima y lo que hubiera correspondido con la vieja fórmula superará los 600 pesos mensuales. 
Imagen: Guadalupe Lombardo

Todavía no entró en vigencia el primer aumento de las jubilaciones pero las estadísticas de precios y salarios publicadas permiten estimar cuánto arrojará la fórmula a partir de junio. La segunda aplicación del resistido mecanismo aprobado a finales de 2017 llegará al 5,66 por ciento. Esa cifra se montará al 5,71 por ciento que recién entra en vigencia a partir de pasado mañana. La actualización para jubilados, pensionados, ex combatientes de Malvinas, titulares de la Asignación Universal por Hijo y asignaciones familiares del régimen general acumulará así un incremento del 11,69 por ciento durante el primer semestre del año. La jubilación mínima pasará entonces de 7660,42 a 8094 pesos mensuales. De haber seguido vigente la fórmula anterior, las prestaciones del sistema de la seguridad social hubieran registrado una escalada del 14,5 por ciento a partir de marzo y la mínima se hubiese alcanzado los 8297 pesos mensuales. 

La nueva fórmula utilizada para determinar la variación trimestral de las prestaciones del sistema de la seguridad se compone en un 70 por ciento por la evolución trimestral del índice de precios al consumidor y el 30 por ciento restante lo determina la variación de los salarios registrada por el índice Ripte elaborado por el Ministerio de Trabajo. Los datos utilizados presentan un rezago de seis meses. De esa forma, los precios y salarios que determinan los aumentos en junio de 2018 se desprenden de los resultados observados en el cuarto trimestre de 2017. Con el nuevo esquema de actualización la AUH subirá 81 pesos al pasar de 1412 a 1493 pesos por mes en marzo y, cuando se implemente la segunda actualización de 5,66 por ciento en junio, la asignación llegará a 1577,5 pesos mensuales.

La diferencia entre el valor de la jubilación mínima y el monto que hubiera correspondido con el viejo mecanismo superará los 600 pesos mensuales entre marzo y junio. A partir de ese momento y hasta la siguiente actualización la diferencia entre las fórmulas rondará los 200 pesos mensuales. Como paliativo para la pérdida de poder adquisitivo que resulta del cambio de fórmula, la Anses pagará junto con los haberes de marzo el bono compensador por única vez de entre 375 y 750 pesos a quienes perciben menos de 10 mil pesos mensuales. Entre los titulares de la AUH la suma adicional extraordinaria llegará a 400 pesos. “El monto será pagado por única vez para compensar el atraso del aumento del primer trimestre de aplicación de la Ley de Reforma Previsional”, consideró la Anses diez días atrás en un comunicado oficial. 

La medida ofrecida el año pasado por la Casa Rosada no alcanzará a compensar la contracción en la capacidad de compra que resultará de aplicar la normativa aprobada en diciembre. La canasta de consumo de los adultos mayores es diferente a la del resto de la población y, por lo tanto, el índice del Indec no permite capturar en su totalidad la incidencia de los aumentos en el presupuesto del hogar de los jubilados. Entre ese segmento de la población los rubros Salud y Servicios de la vivienda en el índice de precios de los jubilados tienen una ponderación que duplica la de los trabajadores registrados. 

Los investigadores del CEPA estiman que los jubilados de la mínima perderán entre 1483 y 3635 pesos en 2018. El piso corresponde a un segmento de apenas 820 mil jubilados que son quienes realizaron aportes durante 30 años mientras que la caída más abultada será experimentada por más de 3,6 millones de adultos mayores. La resta se irá acumulando a lo largo de los próximos años.

Las modificaciones al sistema de la seguridad social introducidas desde que asumió Macri segmentaron las jubilaciones en distintas categorías. Por un lado se estableció la garantía del 82 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) para las personas que se hayan jubilado con 30 años de aportes efectivos y, por otro, se dispuso una Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM). 

Quienes se ubican en el primer grupo cobran 7790 pesos desde comienzos de año cuando el SMVM llegó a 9500 pesos por mes. Por eso, no se verán alcanzados por la actualización de marzo y recién volverán a ver un incremento en junio. Entonces su ingreso aumentará 304 pesos para llegar a la nueva mínima de 8094 pesos mensuales. En ese escalón se mantendrán por un mes ya que el salario mínimo vuelve a subir en julio. Pasará a 10.000 pesos y ese grupo cobrará desde entonces 8200 pesos mensuales.  

Por su parte, los titulares de la PUAM, hombres y mujeres que no completan los 30 años de aportes para acceder a una jubilación plena que cumplieron los 65 años, pasarán de 5797,31 a 6128,34 pesos en marzo que son equivalentes al 80 por ciento de la mínima. En junio, su ingreso será de 6475,2 pesos mensuales.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ