Hoy sátira hoy
¿Puedo ir al paro?
Imagen: Rudy Pati

@humoristarudy

¿Cómo le va, lector, cómo anda? ¿Cómo supone que está? Se lo pregunto porque hoy en día, no es tan importante cómo le va a uno de verdad, sino como “se supone que le va”. O si quiere decirlo de otra manera un tanto sofista, ya que no sofisticada, sería “ cómo le a usted posverdaderamente”

Si su corazón eglógico y sencillo se ha despertado ingenuo o surrealista esta mañana, sepa que no somos estoicos ni psicóticos, sino que nos fogonea la más real de las pesadillas. Para ser cortos y al pie: hace poco menos de seis meses, millones de argentinos, a los que les estaba yendo mal, votaron como si les estuviera yendo bien. Muy bien. Excelente. Muy bien felicitado y superó los objetivos propuestos. Y de verdad, su boletín decía: Debe mejorar su letra, su salario, sus ingresos y venir acompañado de su padre, ,madre, tutor o encargado, si no, será expulsado. Y si lo hace, también, pero junto a  todos ellos.

Muchísimos argentinos, celadores de clase aspiracionales, los votaron nomás. Y capaz que el año que viene, repiten.

No, no de grado, eso no estaría tan mal, a ver si aprenden, sino de partido. Es posible que vuelvan a votar a los mismos, mostrándole al director, al inspector y al ministro, que no aprendieron nada.

Estamos en tiempos de inicios de clases y el gobierno, siempre, de alguna manera lo celebra: el año pasado fue fundando una escuela, la itinerante, esa que se instaló frente al Congreso y luego recorrió el país enseñándonos a todos. Este año, para compensar, conmemoran el comienzo del ciclo lectivo cerrando varias escuelas; algunas rurales, otras isleñas, con la excusa de “No va nadie, porque quedan lejos” ¿lejos de dónde? ¿Lejos del neoliberalismo? ¿Lejos de la meritocracia? ¿Lejos del mundanal ruido de los autos de alta gama? No lo sabemos

El año pasado nos recordaron que algunos argentinos, (yo mismo entre ellos) tuvieron  la mala suerte de “caer” en la educación pública. No tuvimos la suerte de que nos enseñaran 

  •  Que hay gente pobre, y hay gente valiosa, 
  •  Que se puede perder plata y a la vez ganar poder adquisitivo mediante el mágico sistema de creer que la inflación no existe, son los abuelos
  •  Que ya no existe la grieta futbolera: tenemos un presidente hincha de Boca que gobierna para los Millonarios
  •  Que el mar es grande, y un submarino, pequeño, por lo cual si se pierde, el único camino es rezar… para que nadie se entere
  •  Que endeudarse a 100 años es una manera revolucionaria de organizar la Economía. Ni Rivadavia se atrevió a tanto, la deuda con la Baring Brothers duró sólo 83 años
  •  Que a todos nos conviene que las empresas de electricidad y gas ganen mucha plata, para que sean felices en nuestro nombre
  •  Que los mapuches pueden llegar a ser extremadamente peligrosos, cuando se necesita que lo sean
  •  Que si un policía dice “¡deténgase!”. Hay que detenerse. ¡Que raro que usen este método para “detener” la inflación!
  •  Que las redes sociales se transformaron en el nuevo Poder Judicial. Y lo maravilloso es que para condenar a alguien, no necesitan pruebas, solamente “likes” 
  •  Que está buenísimo debatir la despenalizacion del aborto, siempre y cuando no se debata.
  •  Que se puede estar de los tres lados del mostrador ( o sea, de los dos lados, y además ser el sueño del mostrador), sin qie eso signifique un conflicto de intereses, por el contrario, al ser la misma persona, ayuda siempre a los mismos

Y así. 

Lástima que millones de argentinos no lo sabíamos. Y por eso protestamos cuando le quisieron sacar plata a los jubilados ¡ Cómo no nos dimos cuenta de que en realidad lo que querían era subirles el poder adquisitivo!

Y también protestamos cuando nos baja el poder adquisitivo  ¿Se da cuenta, lector, de que somos insaciables y contradictorios? ¡Nos quejamos cuando nos suben el poder adquisitivo, quitándonos plata., y también cuando nos lo bajan!

Y el gobierno, lector, se da cuenta de todo esto, ve claramente el peligro que corremos con nuestra propia imprudencia, impericia y negligencia, y hace lo que puede por ayudarnos

Les pidió ayuda a todos:

  •  Al Ministro de Frustrabajo, lo hizo pelearse con su propia mucama, que eso siempre paga bien en las novelas de la tele.
  •  Al de Ecología lo hizo disfrazarse de árbol, y aunque nadie notó demasiadas diferencias, fue noticia
  •  A la Vicemauricia le pidió que diga algo, cualquier cosa, ella siempre es descollante a la hora de los papelones
  •  A la Ministra de Seguridad, le pidió, le pidió ¡No importa lo que le hayan pedido, ella lo hizo… antes de que se lo pidieran
  •  Al Ministro de Hacienda le pidieron que invente otras quince divertidas explicaciones sobre por qué no pueden parar la inflación
  •  Al Lord Mayor citadino que inaugure una bellísima piscina imaginaria, como las del futuro
  •  El propio Sumo Maurífice hizo gala de sus inmensos conocimientos acuáticos. Ya nos había cautivado cuando explicó que “en algunos lugares sobre agua, en otros falta” Ahora nos desasnó respecto de la relación de tamaño entre un submarino y el mar. Honestamente, aunque muchos argentinos sean capaces de votar cualquier cosa, no creo que ninguno pensase que el submarino era mas grande que el mar, por lo cual la explicación fue totalmente inatractiva

Y ¿saben para qué fue todo ese grandioso esfuerzo nacional? ¡Para tapar el tema que realmente tiene a mal traer al gobierno entero: Los cánticos de las canchas de fútbol que se refieren, repentina y masivamente, a cierta condición fortuita, no trascendente, vinculada al parto del que se originó la figura que hoy en día porta el bastón y la banda, que suena feo.

¡Sí, lector, los cantitos les preocupan mas que la inflación, la recesión, la represión, y todo junto.

Menos mal que empiezan las clases, tal vez podamos aprender algo.

De todo esto trata este suple.

Hasta el sábado, lector.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ