Mientras despide a 258 personas, la conducción macrista del INTI gasta millones de pesos en nuevos contratos
Por la canaleta de los asesores y las consultoras
Desde su llegada, el presidente del INTI, Javier Ibáñez, hizo ingresar a 67 asesores por más de dos millones de pesos al mes. También pagó millones a una consultora vasca y a otra argentina, por una tarea que podían realizar técnicos del instituto.
El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste.El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste.El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste.El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste.El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste.
El personal del INTI mantiene el reclamo de reincorporación de los 258 cesanteados por el ajuste. 
Imagen: Leandro Teysseire

El presidente del INTI, Javier Ibáñez, utilizó 295 mil euros para pagarle por adelantado a la consultora vasca Tecnalia por una reforma del organismo. Pagó 628 mil pesos a otra consultora, Business Commercial Management, por un tablero de control que podían diseñar los técnicos informáticos del INTI. Tuvo también 2.228.000 pesos por mes para pagarles el sueldo a 67 asesores que hizo ingresar al INTI desde su llegada. Y también otros 120 mil pesos para pagarle a uno de esos asesores un viaje a España, junto a su hijo. No obstante, Ibáñez asegura que, en nombre de la austeridad, debe despedir a 258 personas del INTI, lo que tiene al organismo en un conflicto desde hace más de un mes.

La contratación de asesores por parte de Ibáñez, un dirigente PRO con experiencia en las polémicas (ver aparte), viene siendo motivo de escándalo desde que la dirigente opositora Margarita Stolbizer lo denunció por contratar a más de 90 personas. En tanto, Radio Mitre difundió un listado de 67 personas, confeccionado por fuentes internas del instituto. Ibáñez salió a rechazar esa información: “Hay mucho personal eventual, que no está más en la institución”, aseguró. Y dijo que hay “16 personas con contrato temporal, que lo renuevo cada seis meses, que llegan conmigo y se van conmigo. Yo requiero un equipo de confianza”.

PáginaI12 también obtuvo ese listado y les preguntó a los voceros del INTI por los 67 casos. En respuesta, señalaron que seis de las 67 personas dejaron de trabajar como asesores (no negaron que hubieran cumplido funciones). Eso deja un total de 59 personas, no 16 como afirmaba Ibáñez. De todas formas, este diario pidió conocer la lista de las 16 personas que el titular del INTI sí admite haber contratado, sus funciones, modalidad de contratación y salarios. Pese a los elogios del presidente Mauricio Macri a un “gobierno transparente”, desde el INTI no entregaron esta información. Se limitaron a enumerar una serie de áreas donde trabajan (por ejemplo, “comunicación y relaciones institucionales”), sin especificar tareas ni otros datos que pidió este diario. Por toda respuesta, indicaron que “los listados son de conocimiento público”.

El listado

El único listado público fue el que Ibáñez intentó desmentir, pero sus voceros finalmente confirmaron. Los que integran la lista de contratados de Ibáñez cobran sueldos de distinto rango, pero suman en total 2 millones 228 mil pesos por mes. Aparecen militantes macristas, ex funcionarios que acompañaron a Ibáñez en la gestión porteña y hasta familiares. Algunos casos:

  • Jacqueline Ramírez: es la cuñada de Ibáñez. Figuraba como monotributista en la Fundación Saber Cómo (que depende del INTI) con un sueldo de 32 mil pesos. Según fuentes internas del organismo, antes trabajó con Ibáñez en la Agencia Gubernamental de Control (AGC). Los voceros del INTI sostuvieron que “realizó una suplencia en la secretaría privada de la presidencia del INTI durante cuatro meses, desde el 2 de julio y hasta el 30 de octubre de 2017”.
  • Joaquín Rossenvasser: cobra 40 mil pesos; ex director de Productividad PyME. Se lo vincula a Ibáñez. 
  • Héctor Darío Torres: cobra 42 mil pesos. En el listado difundido se lo sindica como “amigo de Ibáñez. Cuida el pasto del parque”.
  • Claudio Leonardi: cobra 36 mil; fue auditor en la Agencia Gubernamental de Control mientras la conducía Ibáñez.
  • Agustín Davies: monotributista, cobra 26.400 pesos en la Fundación Saber Cómo. Vinculado a Fabián Conrado Davies, quien trabajaba en la Dirección General de Fiscalización y Control en el gobierno porteño y fue citado a indagatoria en la causa por el derrumbe de Iron Mountain.
  • Rocío Bertral: cobra 30 mil pesos. Es la esposa de Fernando Rodeles, quien fue también contratado para ejercer como jefe de prensa en el INTI. Rodeles también pasó por la intervención del SOMU, donde se desató el escándalo por la contratación de la casera de la familia de Jorge Triaca. Ella denunció que habían contratado otras 200 personas en las mismas condiciones.
  • Javier Otaola: cobra 36 mil pesos; también fue asesor en la intervención del SOMU.
  • Claudio Pastore: cobra 36 mil pesos; también proviene de la AGC.
  • Ileana Sannuto: cobra 48 mil pesos. Es la esposa del subgerente de Obras del INTI, Guillermo Strochkach.
  • Mariana Miller: cobra 43.200. Es socia de Sannuto.
  • Christian Cocchi: cobra 40 mil pesos. Lo vinculan a la empresa Indupyme, que trabajó con la AGC en la época de Ibáñez. 
  • Lorena Villaverde: cobra 25.240 pesos. Fue candidata a comunera en la Comuna 2 en las listas de Gabriela Michetti, a la que también apoyó Ibáñez. 
  • Hugo Monté: fue vicepresidente del INTI. Cuando comenzó la reducción de cargos en el gobierno nacional, enviaron a Damián Testori del Ministerio de Producción a la vicepresidencia del INTI. Y Monté pasó a ser asesor.
  • Diego Pérez Santisteban: cobraba 54 mil pesos. Es el padre de Ignacio Pérez Riba, el jefe de gabinete del ministro de Producción, Francisco Cabrera, del que depende el INTI. Fue presidente de la Cámara de Importadores de la República Argentina. Según las autoridades del INTI, cesó sus funciones en diciembre de 2017. “Trabajó en el desarrollo del Plan Calidad Argentina y el Consejo Nacional de Calidad, y en el armado del proyecto INTI Innova” y fue el representante del INTI ante el consejo directivo de IRAM.

“Es llamativo que esté en el directorio del IRAM, que sería nuestra competencia”, advirtió la delegada gremial Yamila Mathon. “Sabíamos de los asesores, pero fue un descubrimiento cuando aparece el listado. En su mayoría, son desconocidos para nosotros. Vemos un montón de contratos de locación de obras o de servicio de personas que desconocemos su función, qué hacen e incluso si van a trabajar”, indicó la delegada.

El viaje

Pérez Santisteban figura en un viaje que hizo Ibáñez a España, en el que también viajó Pérez Riva (el hijo de Santisteban). En la resolución en la que habilitaron el pago de 117.466,40 pesos en su pasaje debieron presentarlo como “invitado”, dado que no es habitual que el INTI destine dinero a personas que no forman parte de la institución. El viaje fue del 1 al 5 de octubre pasado y se le pagó en forma directa a la empresa Optar. Consultados por esto, los voceros del INTI dieron una respuesta legal: “Protocolarmente, el INTI decidió afrontar ese gasto y lo hizo conforme a norma dado que el INTI es un organismo que depende del Ministerio de Producción”, dijeron. Aseguraron que el viaje fue para ver el sistema tecnológico de Cataluña. 

También consultada por este diario, la delegada Mathon advirtió: “No recuerdo en 12 años que se les costearan viáticos y pasajes a personas que no son del plantel del instituto. Pérez Riva no pertenece al INTI. Tampoco deja de ser llamativo que viaje con su padre, que es Pérez Santisteban”.

“No queda claro tampoco para qué hicieron ese viaje. No sé qué otra cuestión necesitaban averiguar allá, porque en ese momento ya tenían vinculación con Tecnalia”, indicó sobre la consultora vasca contratada por Ibáñez. Desde el INTI, negaron que en el viaje hayan tenido contacto con Tecnalia, a la que definió como “una institución de transferencia tecnológica similar al INTI, de prestigio de Europa”.

Las consultoras

Tecnalia es la más conocida, pero no es la única consultora contratada por Ibáñez. Por ejemplo, en diciembre de 2016 le pagó 628.387 pesos a Business Commercial Management SRL por “consultoría de indicadores fase I”. Cuando este diario preguntó por qué trabajo le pagaron, respondieron que “desarrolló tableros de control operativos, basados en los sistemas de información contable del instituto”. En la comisión interna del INTI advirtieron que existen trabajadores informáticos que podían desarrollar esa tarea, algunos de los cuales están entre los despedidos. 

No obstante, la consultora vasca Tecnalia es la que se llevó la parte del león: 295 mil euros por adelantado, según publicó la periodista Gimena Fuertes en el periódico Tiempo Argentino. Lo hizo antes de que Tecnalia les presentara un “masterplan” para reestructurar el INTI en función de tres ejes: alimentos, energía y movilidad. Los trabajadores advierten que se trata de un desarrollo pensado para el comercio con la Unión Europea y que hay áreas enteras del instituto (ensayos y controles, por ejemplo) sobre las que se sospecha que serán privatizadas. 

El documento interno que presentó Tecnalia también invita a las autoridades del INTI a tener ganancias rápidas (“quick wins”) con la venta de inmuebles y tecnología instalada a privados. 

“Tecnalia vino la semana del 22 de enero a hacer la presentación del Masterplan en reuniones con empresarios. Y el viernes les presentaba el Masterplan a los directores del INTI. El 25 de enero tuvimos una asamblea de 600 trabajadores, donde votamos hacer un repudio. A la tarde, nos dicen que Tecnalia suspende su presentación. El 26 de enero están fechadas las cartas documento que informan los despidos”, reconstruye la cronología la delegada Mathon. “La factura es del 14 de enero, antes de que presenten el masterplan. Fue al cien por ciento adelantado. Eso tiene que ver con que venían a plantear una reestructuración”, interpreta.