DEPORTES › SOBRE LA HORA, BOCA SE IMPUSO POR 4-3 A SEVILLA EN UN AMISTOSO

El día que volvió Carlitos

El equipo de Guillermo Barros Schelotto fue un poco más ambicioso que el de Jorge Sampaoli y se quedó merecidamente con el Trofeo Antonio Puerta. Tevez marcó dos golazos y jugó un partido excepcional. También volvió Gago.

En el último suspiro, Boca le ganó como visitante 4-3 un amistoso al Sevilla del argentino Jorge Sampaoli, con el regreso como titular del mediocampista Fernando Gago y con la figura de Carlos Tevez, quien anotó un doblete. Las otras dos conquistas del equipo de Guillermo Barros Schelotto las hicieron Darío Benedetto y Cristian Pavón. El partido fue muy entretenido y el equipo de la Ribera en un momento llegó a ponerse 3-1. El conjunto español, que puso como titulares desde el inicio a Matías Kranevitter y Joaquín Correa, logró emparejar las cosas hacia el final del cotejo de la mano del ingresado Luciano Vietto y ya con Franco Vázquez también en la cancha. Pero Tevez, con un nivel superlativo durante los 90 minutos, se iluminó cuando el juego expiraba y puso las cosas 4-3. Hubo numerosa concurrencia de hinchas xeneizes en el estadio andaluz.

El encuentro pintaba parejo y todo lo amistoso que pudiera considerarse, sobre todo teniendo en cuenta que el trofeo en cuestión rendía homenaje a Antonio Puerta, un futbolista del equipo local que falleció en cancha con sólo 22 años. De ahí toda la carga emotiva del inicio, con niños entregando ramos de flores para los capitanes y el aplauso sentido y cerrado de todos los asistentes.

Acaso por eso el Sevilla presentó una formación alternativa. No obstante trató de controlar la pelota y tomar la iniciativa del encuentro. Aunque Boca estuvo cómodo con la contra, ya que explotó bien la velocidad de Pavón, las arremetidas de Benedetto y el buen primer pase de Gago, que volvía a la titularidad y jugó sesenta minutos más que aceptables.

La primera llegada fue al cuarto de hora, cuando un centro bajo desde la izquierda cruzó toda el área boquense y el jugador Mariano llegó por derecha como una tromba para enviarla a las nubes. Luego Tevez probó a Siriga desde fuera del área, pero el arquero respondió bien.

Y entonces comenzó el festival de goles: una buena jugada en triangulación fue culminada de media vuelta por Benedetto con un derechazo que hizo estéril el esfuerzo del arquero sevillano.

El empate llegó cuando N’Zonzi recibió en la medialuna del área y nadie de la defensa le opuso resistencia a su disparo, que se clavó abajo del palo de derecho de Sara. Golazo.

A partir de allí, el conjunto de Sampaoli pretendió controlar el juego. Sin embargo, Pavón y Tevez estaban intratables. Lo tuvo el primero, el arquero dio rebote, el joven cedió al capitán y éste le lanzó un tiro débil al arquero. Enseguida ambos se reivindicarían: Tevez metió un precioso y largo pase entre líneas, Pavón dominó en el área a pura gambeta, quedó frente al arquero y definió con maestría entre éste y otro defensor.

En el complemento llegó la perla de Carlitos, que definió con soberbia y de emboquillada para el tercero xeneize. Un corner para Sevilla fue impactado de cabeza por Kolodziejczak y puso las cosas 3-2. Vietto, sin marca y también de cabeza, selló lo que parecía empate. Pero sobre la hora de nuevo Carlitos, esta vez con un latigazo seco y abajo, volvió a someter a Siriga para el merecido 4-3, a pedir de Boca.

Compartir: 

Twitter
 

Pavón festeja uno de los goles de Boca luego de una gran definición personal.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.