DEPORTES

Los ingleses se indignan y culpan a la Argentina

Hasta Tony Blair expresó su desazón por la marginación de David Beckham, la estrella de la selección inglesa, del Mundial, tras la falta que le cometió Aldo Duscher. Volvieron a decirnos “animals”.

Inglaterra tomó como cuestión nacional la marginación de David Beckham del Mundial, a causa de la lesión que sufrió al ser fouleado por Aldo Pedro Duscher, transformado para los británicos en el nuevo villano del fútbol argentino, durante el partido entre el Manchester United y La Coruña, por la Champions League, el miércoles. El primer ministro británico Tony Blair recibió durante la víspera informes detallados sobre el futbolista, que sufrió una fractura del metatarso del pie izquierdo, que le demandará una recuperación de seis a ocho semanas antes de poder volver a entrenarse, y el Mundial empieza dentro de 50 días. Inclusive, Blair manifestó durante la reunión de gabinete convocada para tratar el presupuesto y la situación en Medio Oriente su decepción por la segura ausencia del futbolista, y los medios de comunicación y el común de los hinchas pretenden ver en el episodio una operación anti-Beckham de cara al Mundial, en donde Inglaterra y la Argentina se enfrentarán el próximo 6 de junio, precisamente la fecha en la cual el astro podría retornar a los entrenamientos. No jugar la Copa del Mundo podría costarle la pérdida de unos 16 millones de dólares en concepto de publicidad no facturada.
Duscher es el último eslabón de una cadena de argentinos “malditos” por los ingleses, que incluye a Antonio Rattin (expulsado en Wembley en el Mundial 1966 en el partido contra Inglaterra), Diego Maradona (autor del gol de la Mano de Dios en México 1986) y Diego Simeone (que en Francia 1998 simuló una agresión tras un empujón del propio Beckham y logró que el danés Kim Nielsen expulsara al inglés de la cancha). Ahora le toca a Duscher, que juega con pasaporte austríaco pero que es el pase más caro de la historia del Deportivo La Coruña, que pagó 12 millones de dólares por el ex Newell’s.
Los ingleses están muy disgustados porque la lesión se produjo cuando parecía que el astro había adquirido la madurez futbolística, ganándose la capitanía tras haber conquistado el gol agónico ante Grecia que clasificó a Inglaterra para el Mundial. Le reprochan a Duscher no sólo la lesión, sino el que no le haya pedido disculpas a Beckham.
Pero el argentino se defendió con personalidad: “No fue mi intención lesionar a Beckham, ni siquiera hubo foul –argumentó–. No tengo miedo de que me señalen como el que rompió a Beckham porque va a ser rival de mi país. Eso sería una estupidez. Espero que se recupere pronto. No me disculpé y no veo razón para hacerlo. Nadie se disculpa con nosotros, y esto trasciende tan sólo porque Beckham es una estrella”.
El presidente de La Coruña, Augusto Lendoiro, dijo que la lesión fue “una circunstancia del juego que unas veces, por desgracia, le corresponde a uno y otras a otros”. Sir Alex Ferguson, el manager del Manchester, también salió en defensa de Duscher. “El fútbol es un juego de entrega física, con tackles, y creo que el jugador fue a buscar el balón”, opinó. “David estará fuera de competencia entre seis y ocho semanas. Seguro que se siente decepcionado, pero es joven y jugará otra Copa del Mundo y otra Champions League.”
Ted Beckham, padre del futbolista, afirmó que su hijo está “destrozado” ante la imposibilidad de jugar el Mundial. “David me llamó desde el hospital tras la lesión para decirme cómo se encontraba. Para ser honestos debo decir que está destrozado”, afirmó. “Estaba muy enojado, además de sentir muchísimo dolor. Su mayor enojo era por el Mundial.”
Casado con la ex Spice Girl Victoria, Beckham no es un jugador común y los medios informativos tienen una extraordinaria fijación en cualquier cosa que le pase, dentro o fuera de la cancha. Pero su eliminación del Mundial en los pies de un argentino rayó en la indignación.
De hecho, algunos medios radiales especularon que la conexión es José Pekerman, que tuvo a Duscher en los juveniles campeones sudamericanos en 1997 y 1999 y actualmente es el coordinador general de la Selección Argentina, en los papeles el superior inmediato de Marcelo Bielsa. En la afiebrada versión que hicieron circular fue Pekerman quien le ofreció a Duscher un puesto en la Selección a cambio de la tarea sucia.
En declaraciones a la BBC, Tommy Doherty, ex entrenador del Manchester, rescató del recuerdo los incidentes del Mundial de Inglaterra: “El ex entrenador de la selección Alf Ramsey describió alguna vez a los argentinos como animales. Y en la Champions League estos jugadores ya demostraron que, cuando el partido se desarrolla de manera diferente a la que esperan, le apuntan al jugador”.
Los diarios londinenses también apuntaron. “Las esperanzas de Beckham en la Copa del Mundo se despedazan a manos de... un argentino”, tituló el Daily Mail. “La entrada del argentino pone fin al mundo de David... Sus sueños se hicieron trizas sobre el campo del Old Trafford”, aseguró el Daily Telegraph. Para The Times. “Aldo Pedro Duscher remató el trabajo” de Diego Tristán, el delantero de La Coruña que había golpeado a Beckham en el partido de ida. “Aunque sin la malicia de Tristán, la patada de Duscher multiplicó el daño”, insistió el Daily Express.
“Temor por el Mundial después de la fractura de Beckham”, aseguró The Independent, y para el Mirror, la lesión “Es nuestra peor pesadilla... Por segunda vez, David es víctima de las tácticas del Deportivo, cuando debía haber estado celebrando, en lugar de eso, el pase de su equipo a la semifinal”. Famoso por su virulencia, el Sun fue esta vez apocado: “Beckham, fuera del Mundial”, tituló.

Compartir: 

Twitter

Aldo Pedro Duscher (atrás), ayer en La Coruña.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.