ECONOMIA › ES EL ARGUMENTO DEL MINISTERIO DE TRABAJO PARA EXPLICAR LA SUBA DE LA DESOCUPACION

El empleo se mantiene, pero no alcanza

Desde la cartera laboral explicaron que el incremento en el desempleo se originó en el crecimiento de la tasa de actividad: la población ocupada creció, pero no lo suficiente como para absorber el aumento de la participación en el mercado.

En el primer trimestre de 2013 la tasa de desocupación subió hasta 7,9 por ciento, un alza porcentual de 0,8 punto frente al mismo período del año anterior, pero esa variación no respondió a la destrucción neta de puestos de trabajo. Así lo afirma el Ministerio de Trabajo en un documento técnico a través del cual buscó precisar los datos sobre el mercado de trabajo que publicó la semana pasada el Indec.

Desde la cartera laboral explicaron que el incremento en el de-sempleo se originó en el crecimiento de la tasa de actividad: la población ocupada creció, pero no lo suficiente como para absorber el aumento verificado en los primeros meses del año de la participación de la población en el mercado de trabajo. Se integraron al empleo 78 mil personas mientras que 188 mil se integraron al mercado de trabajo. La diferencia entre ambos flujos representa el crecimiento de la desocupación. Desde la cartera laboral reconocieron que están elaborando un conjunto de políticas para enfrentar los elevados y persistentes niveles de empleo no registrado. De acuerdo con los últimos datos oficiales, la informalidad laboral alcanzó al 35,5 por ciento de los asalariados en el primer trimestre del año.

El documento elaborado por Trabajo sostiene que, si bien el año pasado se produjo una marcada desa-celeración del crecimiento del empleo registrado respecto de la expansión observada en la última década, el “modelo sociolaboral vigente tuvo la fortaleza para hacer frente a esas dificultades”. En ese sentido, la cartera laboral sostiene que, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, las empresas privadas no destruyeron puestos de trabajo registrados y que la estructura productiva tiene capacidad para reestablecer el crecimiento del empleo durante el primer trimestre de 2013. “Somos optimistas, en el primer trimestre del año se empezó a recuperar la creación de empleo. De a poquito volvemos a crecer y a generar puestos de trabajo”, explicaron desde el equipo que encabeza el ministro Carlos Tomada.

Los datos elaborados por Trabajo revelan que entre los primeros trimestres de 2012 y 2013, la “dinámica de recuperación moderada” implicó la creación neta de 21 mil puestos de trabajo. Los sectores que crearon empleo generaron 76 mil puestos, mientras que aquellos que destruyeron contabilizaron 55 mil empleos. La construcción, y en menor medida los servicios inmobiliarios, contabilizaron la mitad de los puestos que se contrajeron. Por su parte, entre los sectores creadores de empleo se observaron dos subgrupos con dinámicas diferenciadas. Por un lado, figuran quienes comenzaron a recuperarse en el primer trimestre después de la caída el año pasado como la industria alimenticia, las actividades agropecuarias y la fabricación de maquinaria de oficina. Por el otro, están las actividades que mantuvieron su nivel de empleo en expansión durante 2012 y crearon empleo este año. Ese conjunto está encabezado por la industria química, la fabricación de radios y televisiones, los servicios sociales, la enseñanza, hotelería y restaurantes y comercio.

En el equipo de Trabajo no niegan que la informalidad laboral se encuentre en niveles elevados, pero destacan dos elementos. Por un lado, sostienen que durante un año de fuerte desaceleración económica como fue 2012 la degradación de las condiciones laborales no funcionó como una variable de ajuste relevante. El 35,5 por ciento de los trabajadores está empleado en condiciones precarias. El segundo punto que resaltan es que, desde 1975 de la mano de la desregulación y la flexibilización laboral, la tasa de empleo no registrado trepó sin pausas incluso durante períodos de crecimiento económicos hasta llegar al 50 por ciento en 2003, su máximo histórico. Desde entonces se redujo alrededor de 14 puntos porcentuales, pero con el estallido de la crisis internacional se frenaron las mejoras.

Desde el Ministerio de Trabajo confirmaron ayer que están terminando de delinear un plan integral para abordar la problemática del empleo no registrado que contempla un fuerte incremento de la fiscalización, un abordaje específico para los sectores más vulnerables de servicio doméstico, trabajo agrario y trabajadores autogestionados, e incentivos económicos para que los empleadores, principales responsables de las condiciones precarias de empleo, formalicen a sus asalariados.

Compartir: 

Twitter
 

“Somos optimistas, en el primer trimestre se empezó a recuperar el empleo”, señaló el equipo de Tomada.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.