EL MUNDO › EXIGEN EN LA CALLE UN REFERéNDUM SOBRE LA MONARQUíA

Un clamor por la república

Decenas de miles de españoles reclamaron en Madrid, Barcelona y todas las principales ciudades ibéricas la celebración de una consulta sobre el cambio de régimen. Las fuerzas de izquierda formaron parte de la convocatoria.

Decenas de miles de españoles reclamaron ayer en Madrid, Barcelona y las principales ciudades del país la celebración de un referéndum sobre la continuidad de la monarquía, pocas horas después de que el rey Juan Carlos abdicara en medio de la peor crisis desde la reinstauración de la democracia. El 2 de junio de 2014 será recordado también por el día en el que las calles de los centros neurálgicos se colmaron para pedir un cambio de régimen.

La Puerta del Sol, en Madrid, y la Plaza Catalunya de Barcelona fueron los principales escenarios en los que partidos políticos de izquierda y ciudadanos antimonárquicos se reunieron en multicolores manifestaciones nucleadas alrededor de consignas tales como “España es republicana”, “A por la Tercera” y “Referendo ya”. Con banderas, gorras y remeras alusivas, las personas expresaban el apoyo a una nueva república en medio de un ambiente festivo y cargado de ilusión.

En Madrid, los manifestantes ocuparon el emblemático espacio central de la Puerta del Sol, sede de las manifestaciones de los “indignados” (de 2011), y a las siete y media de la tarde ya había mucha afluencia a la concentración convocada por partidos como Izquierda Unida, Equo, ERC y Podemos, y colectivos sociales como el 25-S. Entre las numerosas pancartas que colmaban el lugar se podían ver banderas del PSOE, de las Juventudes Comunistas, además de Podemos, que irrumpió por sorpresa en el escenario político español y se convirtió en la cuarta fuerza del país durante las recientes elecciones europeas.

Un escenario similar se vivió en la Plaza de Catalunya de Barcelona, donde miles se manifestaron al grito de “No hay dos sin tres, república otra vez” y “Borbones a los tiburones”, en medio de un mar de banderas tricolor (violeta, amarillo y rojo, que representan la república) y catalanistas.

También fueron convocadas manifestaciones en otras importantes ciudades españolas como Córdoba, Almería, Granada, Huelva, Zaragoza, Santander, León, Ibiza, Canarias, Navarra y Asturias, mientras fuera de España se hicieron manifestaciones en Amsterdam, Bruselas, Berlín, Frankfurt, Jerusalén y Lisboa.

La iniciativa nació a raíz del anuncio sobre la abdicación del rey Juan Carlos de Borbón, un tema que lideró la lista de tendencias de ayer en Twitter. “Si el gobierno considera que Felipe tiene la confianza de los ciudadanos, que invite a la gente a votar”, dijo Pablo Iglesias, el líder del partido Podemos, poco después de conocida la noticia. También Izquierda Socialista, la única corriente interna del Partido Socialista español (PSOE), y las juventudes de la formación, la más importante de la oposición, reivindicaron y acompañaron la convocatoria. Esa posición contrastó con la de la dirigencia del PSOE que dejó en claro que seguirán sosteniendo la monarquía y no impulsarán, al menos de momento, ninguna iniciativa que la ponga en cuestión. La noticia sobre la abdicación del rey llega en plena crisis interna del partido tras la debacle en las elecciones europarlamentarias.

Las fuerzas antimonárquicas cobraron impulso en España en los últimos años en el marco de una fuerte crisis económica, política e institucional, y la caída de popularidad se vio agravada por escándalos, como la imputación de la infanta Cristina en un caso de corrupción o la participación del rey Juan Carlos en una cacería de elefantes en Botswana en 2012.

Por otra parte, el presidente regionalista de Cataluña, Artur Mas, afirmó que el proceso autonómico catalán no se detendrá. “Habrá cambio de rey, pero no en el proceso político que está siguiendo el pueblo de Cataluña para que el 9 de noviembre podamos decidir nuestro futuro colectivo”, sostuvo Mas. El gobernante destacó la apuesta que tuvieron los catalanes por la Constitución en 1978, que también significaba apostar por las instituciones del Estado que arrancaban con la democracia y que “debían ser garantía del buen cumplimiento de aquel pacto constitucional”. No obstante –aseguró–, actualmen-

te hay un “distanciamiento” precisamente con las instituciones del Estado. Mas sostuvo que se abre una nueva etapa y que así como desea lo mejor para España, también quiere lo mismo para Cataluña.

Compartir: 

Twitter
 

La Plaza Catalunya de Barcelona fue uno de los principales escenarios de las manifestaciones.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.