EL MUNDO › EN REPUDIO A LA VIOLENCIA CONTRA LA PRENSA

No Hay Festival en México

Una campaña de cinco días hizo que los organizadores suspendieran el evento cultural programado para el 4 y 5 de octubre próximos en Xalapa, la capital del estado de Veracruz.

 Por Gerardo Albarrán de Alba

Página/12 En México

Desde México, D. F.

El Hay Festival canceló la única sede que tenía en México en respuesta a la presión internacional ejercida por periodistas, escritores e intelectuales de más de una veintena de países, incluyendo a un Premio Nobel de la Paz. Una campaña de cinco días hizo que los organizadores suspendieran el evento programado para el 4 y 5 de octubre próximos en Xalapa, la capital del estado de Veracruz, cuyo gobernador, el priista Javier Duarte, es considerado el peor enemigo de la libertad de expresión en México.

México es el sexto país más peligroso del mundo para la prensa. Aquí, en 14 años y poco más de un mes, han sido asesinados al menos 82 periodistas y comunicadores, y otros 17 han sido desaparecidos. Al menos 10 periodistas han sido asesinados durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, del PRI. En tanto, Veracruz es el estado donde más reporteros y fotógrafos han sido asesinados: 16 desde 2000, once de estos crímenes han ocurrido durante la administración de Duarte, que inició en diciembre de 2010, además de cuatro desaparecidos y más de una docena de periodistas que han huido de sus localidades hacia otras partes del país e incluso del extranjero. Todos estos casos permanecen impunes.

Mientras el Hay Festival anunciaba el viernes su salida de Xalapa, para pasar a realizarlo “de manera digital”, en la misma capital veracruzana era reconfirmada la identidad del cadáver del periodista Moisés Sánchez, secuestrado y decapitado el pasado 2 de enero presuntamente por órdenes de Omar Cruz, alcalde del derechista Partido Acción Nacional en Medellín de Bravo, quien no sólo goza de fuero constitucional, sino que recibió la protección de un juez federal que le concedió un recurso de amparo.

Los funerales del periodista se realizaron anteayer, justo al cumplirse un año del asesinato del periodista Gregorio Jiménez que, como todos los demás en Veracruz, permanece impune.

Una petición enviada el pasado lunes a los directivos del Hay Festival les hace notar que el evento “sólo ha servido a una campaña del gobierno estatal que aparenta la prevalencia de un clima de libertad intelectual y crecimiento cultural”, aunque la realidad es que “la administración Duarte ha demostrado ser –sin exageraciones– la peor enemiga de la libertad de expresión, del derecho a la información y del pensamiento crítico en México”.

El mensaje fue enviado a los directivos del Hay Festival por 20 organizaciones y colectivos periodísticos, nacionales e internacionales, como Article 19, Freedom House, PEN, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) y el World Editors Forum de WAN-Infra, así como más de 300 personalidades de 24 países: Alemania, Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Cuba, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Guatemala, Israel, Italia, Marruecos, México, Perú, Polonia, Puerto Rico y Venezuela.

En el grupo de firmantes destacan los estadounidenses Jody Williams, Premio Nobel de la Paz 2014, y el lingüista Noam Chomsky. Entre los periodistas latinoamericanos están el argentino Martín Caparrós, el venezolano Boris Muñoz y el salvadoreño Carlos Dada, así como los colombianos Alberto Salcedo Ramos, Daniel Samper Ospina y Héctor Abad Faciolince; los peruanos Julio Villanueva Chang y Jacqueline Fowks, y los chilenos Mónica González y Juan Pablo Meneses.

La mayor parte de los más de 300 firmantes son mexicanos (este cronista incluido), entre quienes destacan el sacerdote y activista Alejandro Solalinde, el obispo de Saltillo Raúl Vera López, el poeta Javier Sicilia, la cronista Alma Guillermoprieto, y los escritores Elena Poniatowska, José Agustín, Paco Ignacio Taibo II y Juan Villoro, quien recordó que en total se han cometido 130 agresiones a periodistas en Veracruz en los últimos años.

En ediciones anteriores del Hay Festival realizadas en Xalapa, escritores y periodistas de la talla de Salman Rushdie, Carl Bernstein y Jon Lee Anderson han condenado la persecución de periodistas en Veracruz y, en general, en todo México.

El clima de violencia contra la prensa en el país recrudeció esta semana: el viernes, una televisora fue atacada con una granada en Matamoros. En esta misma ciudad fronteriza con Brownsville, Texas, un día antes el director del periódico El Mañana fue secuestrado y amenazado por el crimen organizado. El periodista fue liberado, pero casi inmediatamente huyó a Estados Unidos. En lo que va del año, al menos cinco periodistas han recibido amenazas de muerte en Chihuahua, Tamaulipas, Oaxaca, Veracruz y el Distrito Federal.

“¿Es posible encomiar la libertad de palabra mientras los periodistas son asesinados?”, se pregunta Villoro, para quien el Hay Festival en Xalapa estaba convertido en mero ornato, “el florero en la mesa de los criminales”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.