EL PAíS › FUNCIONARIOS Y DIRIGENTES DEL OFICIALISMO LE BRINDARON SU RESPALDO A AMADO BOUDOU

Con apoyo en las filas del kirchnerismo

Gabriel Mariotto aseguró que la situación que atraviesa el vicepresidente “es un vuelto del poder”. Nilda Garré apuntó que la investigación de la que es objeto “se maneja con mucho impulso mediático”, pero dijo que tiene “mucho respeto por el juez Rafecas”.

Amado Boudou recibió ayer muestras de apoyo de parte de múltiples funcionarios y dirigentes del oficialismo. “Esto es un vuelto del poder”, advirtió el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto acerca de la situación que atraviesa el vicepresidente y la investigación judicial de la que es objeto. La ministra de Seguridad, Nilda Garré, también lo respaldó y dijo que “evidentemente está denunciando algunas cosas que existen”, además de señalar que la investigación judicial se “maneja con mucho impulso mediático y esto le quita la necesaria objetividad”. Entre quienes manifestaron su apoyo a Boudou también sobresalió la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich.

“Sí, yo pongo las manos en el fuego por Amado, como las pongo por todos los hombres del proyecto nacional. Este es un proyecto colectivo y Amado es una persona de gran compromiso con las políticas de Néstor y Cristina”, fue el modo contundente que eligió para ratificar su confianza a Boudou el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, y sobre el caso que lo involucra advirtió: “Esto es un vuelto del poder”.

Mariotto manifestó estar sorprendido por la mención del vice al estudio de abogados García, Labat, Musso y Righi, que el procurador general de la Nación, Esteban Righi, condujo hasta asumir ese cargo y donde trabajan su esposa y su hijo. “Me sorprende mucho esto, este es un gobierno que ha dado muestras de tener una Justicia independiente”, expresó el vice bonaerense. “Es una frase que estremece, pero hay resortes institucionales que tienen que activarse frente a estas manifestaciones”, completó.

“Está denunciando algunas cosas que existen que son mediatizadas exageradamente”, respaldó Garré a Boudou y reflexionó: “Lo pudimos ver en el mismo allanamiento, ya cuando se llegó al lugar, que se había hecho aparentemente con el máximo secreto en relación a la Gendarmería Nacional, había fotógrafos esperando”. De todos modos, no le apuntó al juez Daniel Rafecas, por quien dijo tener “mucho respeto”. “Me tocó trabajar en algunas causas, la primera en mi gestión como ministra de Seguridad que fue la (de la toma) del club Alvariño, que la verdad tuvo un desempeño impecable”, remarcó la funcionaria, quien en cambio no tuvo el mismo trato hacia el fiscal Carlos Rívolo. “No puedo hacer acusaciones sin saber las medidas impulsadas por la fiscalía”, dijo la ministra, pero consideró “llamativo” que un fotógrafo haya llegado al allanamiento “antes que las fuerzas de seguridad que hicieron el apoyo judicial”. Garré expresó, además, que el caso judicial que involucra a Boudou se “maneja con mucho impulso mediático y esto le quita la necesaria objetividad y seriedad que tienen que tener estas investigaciones”.

Rojkés de Alperovich resaltó que “la actitud del vicepresidente es destacable, pues insta a que la Justicia investigue sin condicionamientos y sin prejuzgamientos”. También elogió “la valentía de Boudou por advertir públicamente del peligro que conlleva un ataque a las instituciones de la República”, y recordó que “Argentina sufrió gravísimas consecuencias en otros tiempos por obra de los prejuzgamientos”. “No soy amiga de la condena pública antes que la de la Justicia, soy respetuosa de las instituciones”, sostuvo Rojkés de Alperovich.

Su esposo y gobernador de Tucumán, Jorge Alperovich, apuntó en la misma línea y llamó a “ser muy cuidadosos con causas que están en pleno proceso investigativo. Por eso es muy respetable la actitud del vicepresidente, Amado Boudou de instar a que la Justicia investigue sin corsets”.

El secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González, advirtió que “el acoso a Boudou es la venganza de las corporaciones” y añadió que el vicepresidente es objeto de “una campaña deleznable que pretende condicionar el rumbo progresista de un gobierno que amplía derechos, extiende ciudadanía y distribuye el ingreso”. “Es una venganza de quienes especulaban impunemente con los fondos privatizados que Boudou rescató para el sistema solidario de jubilaciones y la producción nacional”, dijo el dirigente del Socialismo para la Victoria.

El diputado bonaerense K Fernando “Chino” Navarro fue otro de los que expresó su apoyo a Boudou. “Es indudable que los grupos económicos, a través de sus instrumentos mediáticos como Clarín, La Nación y Perfil, han decidido presentar una ofensiva contra el gobierno nacional y utilizan al vicepresidente en un hecho que se está investigando”, analizó.

El presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio González, aseguró que “atacar al vicepresidente es atentar contra la voluntad popular”. “Una vez más estamos siendo testigos de un ataque a la voluntad popular por parte de sectores que ven afectados sus intereses por parte de un gobierno que prioriza el bienestar de todos los argentinos en detrimento de las grandes corporaciones”, afirmó el legislador bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

El vicepresidente Amado Boudou sumó ayer el apoyo de más funcionarios y dirigentes del oficialismo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.