EL PAíS › EL JUICIO POR EL ATENTADO CONTRA LA SEDE DE LA AMIA

La SIDE tendrá la palabra

El titular de la SIDE, el santacruceño Sergio Acevedo, por orden del presidente Néstor Kirchner, desistirá de la apelación realizada por su antecesor para que declaren los espías en la causa AMIA.

 Por Raúl Kollmann

La SIDE dará la semana próxima un paso judicial decisivo para permitir que la segunda línea de jefes que trabajaron en el caso AMIA declaren en el juicio oral que se está llevando adelante por el atentado. El titular de la SIDE, Sergio Acevedo, por orden del presidente Néstor Kirchner, desistirá de una apelación presentada por su antecesor, Miguel Angel Toma, quien se opuso a que esos ex integrantes de la SIDE hablen en el juicio oral. Por otra parte, la central de espías ya empezó una negociación con el gobierno de Alemania para que venga a la Argentina el controvertido testigo C, el hombre que en un principio dijo que Irán depositó diez millones de dólares en una cuenta de Carlos Menem y recientemente, con Toma en la SIDE, se desdijo y sostuvo que sus afirmaciones fueron mal traducidas.
El juicio oral por los atentados entró en receso por diez días y, según coinciden en diagnosticar la mayoría de los participantes, el plato fuerte que queda para el tramo final es la declaración de los hombres de la SIDE. Sucede que uno de los puntos centrales del juicio, teniendo en cuenta que la central de espías jugó un papel decisivo en la investigación, es esclarecer una de las siguientes hipótesis:
u Que la SIDE actuó más o menos bien, se vio sorprendida por el atentado, y en la investigación enhebró de forma más o menos desprolija lo que es la historia oficial del atentado: que vinieron terroristas de la organización Hezbolla, fueron ayudados por militantes y diplomáticos iraníes y perpetraron el atentado usando una Trafic que le proveyó una banda de policías bonaerenses y el armador de autos truchos Carlos Telleldín.
u Que la SIDE sí tenía datos del atentado y venía siguiendo a varias células dormidas y a los diplomáticos iraníes, pero por complicidad o por gravísimos errores, el grupo de terroristas se le escapó de la manos, y después, para tapar el escándalo, inventó pruebas y pistas falsas para incriminar a los policías y a Telleldín. En el marco de ese armado, incluso le pagó a Telleldín 400.000 pesos.
Como es obvio, resulta clave escuchar qué es lo que tienen para decir los agentes de la SIDE que actuaron en el caso. Sobre eso venían insistiendo desde hace mucho los familiares de Memoria Activa y el abogado José Manuel Ubeira, defensor de uno de los imputados de mayor peso, el ex comisario Juan José Ribelli. Por ello, el Tribunal Oral se puso firme y reclamó la presencia de los hombres de la SIDE en el juicio. Esto produjo una interminable serie de maniobras y dilaciones, al punto que el gobierno de Eduardo Duhalde dictó un decreto aceptando que declaren cinco jefes, pero vetó la declaración de otros nueve integrantes de la segunda línea. El Tribunal consideró ilegal el decreto y, ante ello, Miguel Angel Toma apeló ese fallo ante la Cámara Nacional de Casación Penal.
Ahora, el nuevo titular de la SIDE, Sergio Acevedo, se presentará ante esa Cámara y desistirá de la apelación, con lo cual los nueve hombres de la SIDE deberán comparecer en el juicio y tendrán que responder a las preguntas de fiscales, abogados defensores, los abogados de la AMIA –que recientemente se sumó a la exigencia de que los hombres de la SIDE declaren–, la DAIA y las dos agrupaciones de familiares. “Tendremos una política de absoluta transparencia y éste es un paso en ese camino”, le dijo a Página/12 una fuente de la nueva conducción de la central de espías.
Al mismo tiempo, la SIDE ya empezó a dar otro paso de relevancia, negociando con Alemania la presencia en el país de Abolghasem Mesbahi, el famoso testigo C. Mesbahi era un jefe de la inteligencia iraní que declaró ante el juez Galeano que el atentado contra la AMIA se decidió en una reunión de las máximas autoridades de Irán. Se decidió en esa cumbre quela mano de obra del ataque corriera por cuenta del grupo libanés pro iraní Hezbolla. Para Estados Unidos, Israel, la SIDE, el juez Galeano y la DAIA el testigo C es creíble y aportó datos importantes, aunque ninguno demasiado preciso respecto de quienes ejecutaron el ataque y qué cómplices tuvieron en la Argentina.
Por ello, todas las partes y los jueces del Tribunal Oral consideran importante que el iraní declare en el juicio. Paralelamente, Mesbahi dijo que después del atentado y para aplacar las críticas argentinas a Irán se le depositaron diez millones de dólares a Carlos Menem en una cuenta del Banco de Luxemburgo, sucursal Ginebra, Suiza. Asombrosamente, en una declaración reciente de Mesbahi ante agentes de la SIDE y una carta posterior al juez Galeano, el iraní se retracta y dice que en verdad hubo una traducción equivocada de sus dichos y que nunca sostuvo que le depositaron dinero a Menem. Es algo llamativo, ya que Mesbahi no declaró en farsí sino en inglés.

Compartir: 

Twitter
 

El titular de la SIDE, Sergio Acevedo, abrirá el camino para que se levanten los secretos.
De las declaraciones de los agentes puede surgir si la SIDE sabía o fue sorprendida por el atentado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.