EL PAíS › OTRO PASO PARA NORMALIZAR LAS RELACIONES ENTRE CUBA Y ARGENTINA

Las seis horas de Bielsa con Fidel

El comandante y el canciller conversaron sobre política internacional, los fenómenos mundiales y la situación argentina.

El canciller Rafael Bielsa volvió anoche al país luego de mantener una entrevista de nada menos que seis horas con el presidente de Cuba, Fidel Castro, en la que no dejaron tema de la política internacional por tocar. Pero más allá de lo conversado, lo trascendente del gesto es que las relaciones entre Argentina y Cuba –tan vapuleadas en los últimos años– volvieron a la normalidad. Como lo planteó el diario oficial Granma: “La plática marcó un nuevo paso en el mejoramiento de las relaciones, ya visible por la visita misma del canciller austral”. Bielsa aseguró que en la isla existe un renovado interés por Argentina debido a la sensación de que “se recuperó la dignidad”. “Llegó el hombre que hacía falta”, contó que le dijo Fidel sobre el presidente Néstor Kirchner.
“Castro tiene una visión con ribetes, con aspectos, con información que me ha sido muy útil desde el punto de vista como canciller”, trató de explicar Bielsa todo lo que le había quedado del encuentro con el líder cubano. “Hemos compartido seis horas de una charla muy profunda, donde se revisaron aspectos históricos, la realidad del mundo”, agregó.
Castro lo sorprendió al recibirlo junto con una carpeta con los últimos cables de noticias de agencias internacionales. A partir de ahí fue sacando algunos y comentando las últimas novedades con el canciller argentino. Uno de los cables se refería a una epidemia de dengue lo que le dio pie a Fidel para explayarse largo sobre los temas de salud y de enfermedades infantiles, preocupaciones que últimamente suele intercalar en todos sus discursos.
Fidel y Bielsa se reunieron en la medianoche del lunes de La Habana en el Palacio de la Revolución. Poco después de terminado el encuentro que se prolongó hasta la madrugada, la comitiva argentina emprendió la vuelta.
En determinado momento de sus largas intervenciones, Castro habló de Argentina y elogió la actitud que mantuvo Kirchner en las negociaciones con el FMI. “Llegó el hombre que hacía falta”, sostuvo Fidel que hace un par de años llamó “lamebotas yanqui” al ex presidente Fernando de la Rúa y su canciller Adalberto Rodríguez Giavarini. Bielsa le preguntó desde cuándo piensa así de Kirchner. Castro le respondió que desde que lo puede ver en ejercicio del poder. Pero también le contó que ya había imaginado que algo así podía pasar cuando un tiempo atrás pudo conversar con Eduardo Duhalde en Brasil y el ex presidente le contó de su idea de dar paso a una nueva generación de políticos como forma de responder al “que se vayan todos” que se había instalado en la sociedad.
Castro contó alguna anécdota de Perón joven y se refirió una y otra vez al venezolano Hugo Chávez. “Lo tiene totalmente comprado”, salieron diciendo los argentinos. Apoyó la conjunción de la Argentina de Kirchner con el Brasil de Lula. “Argentina y Brasil juntos son indestructibles”, instruyó el líder cubano.
Cuando terminó la reunión, Bielsa sorprendió a Fidel. “Mientras hablaba le escribí esto”, le dijo el canciller mientras le pasaba unos versos. “Pero mira, no sabía que el canciller también era poeta”, dijo Castro. Además, Bielsa le regaló uno de sus libros.
En los saludos finales llegó el único tramo de la conversación en el que se habló de la deuda cubana con Argentina, el tema que más tiempo ocupó de los dos días que duró la visita oficial de Bielsa. “Cuba es un país pobre”, se atajó Fidel. Y aclaró que le pareció “muy imaginativa” la solución que planteó Bielsa para que Cuba habilite una línea por valor de 50 millones de dólares para que pacientes argentinos carenciados se puedan atender gratis en institutos de salud de alta complejidad cubanos.
Bielsa ratificó que la propuesta cubana –inspirada en lo que planteó Argentina a los tenedores de bonos de la deuda externa– implica una quita del 75 por ciento. “Esto está a conversar porque hay cuestiones vinculadas a cómo se aplican, pero cuando uno hace escuela en el mundo como hace el presidente Kirchner, tiene que hacerse responsable de la escuela que ha hecho”, sostuvo Bielsa. La “escuela” de Kirchner, en este caso se le volvió en contra. También confirmó que hay una invitación de Cuba para queKirchner visite la isla, pero que el tema será analizado por el Presidente. “Esa fue una propuesta del gobierno de Cuba que tendrá que consultar el Presidente con su agenda”, informó el canciller. La oportunidad se produciría en febrero del 2004, cuando se relance en La Habana una comisión mixta económico industrial bilateral.
La evaluación cubana de la visita de Bielsa se pudo conocer a través del Granma. El canciller Felipe Pérez Roque indicó que su viaje y la presentación del nuevo embajador argentino, Raúl Taleb, “marca el final del proceso de pleno restablecimiento de relaciones entre ambas naciones”. Pérez Roque dijo que también le expresó a Bielsa “la solidaridad de Cuba a las posiciones mantenidas por el gobierno argentino de búsqueda de recuperación en su país”.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Bielsa en el monumento a José Martí, en La Habana. Ayer terminó su gira en Cuba.
“Castro tiene una visión con ribetes, con aspectos, que me ha sido muy útil como canciller”, dijo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.