EL PAIS › URUGUAY DIJO QUE SE QUEJARA ANTE LA OMC POR LAS PERDIDAS POR LOS CORTES

Ahora sólo falta que intervenga la FIFA

El canciller uruguayo Reinaldo Gargano advirtió que están analizando presentarse ante la OMC por las pérdidas económicas causadas por los cortes de rutas en Colón y Gualeguaychú. Los asambleístas analizarán el domingo cómo evoluciona la situación una vez superada la Semana Santa.

La Organización de Estados Americanos visitará “muy pronto” la región por los cortes de ruta. Uruguay podría llevar también su queja a la Organización Mundial de Comercio y pedir a La Haya “una inspección ocular” de los bloqueos. El Mercosur deberá ocuparse de tratar el tema. OEA, OMC, Mercosur, La Haya; en el primer día de una Semana Santa con el turismo afectado por la protesta contra las papeleras, el canciller Reinaldo Gargano no dejó sin agitar el nombre de ningún organismo internacional a manera de advertencia. El funcionario dijo que está recolectando información entre especialistas en litigios para iniciar demandas contra la Argentina por los bloqueos. Según su estimación, Uruguay lleva perdidos unos “400 millones de dólares” desde el inicio del conflicto.

Gargano insistió en que los piquetes sobre los puentes de Gualeguaychú y Colón “violan los principios básicos del comercio internacional”. Sus declaraciones se produjeron en un clima de fuerte malestar interno, ya que las empresas de transporte de larga distancia uruguayas están amenazando con suspender sus servicios a la Argentina una vez que termine el feriado.

El gerente general de la Compañía Oriental de Transportes SA (COT), Guillermo Mateos, dijo en ese sentido que los transportistas hicieron un “terrible esfuerzo” por continuar con todos los viajes mientras los dos países trabajaban en una solución al conflicto, pero que ahora les resulta “imposible continuar”.

Según Mateos, “ir a Buenos Aires por el puente de Salto-Concordia implica hacer cerca de 1040 kilómetros, cuando nuestro recorrido habitual es de 600”. Los costos han subido de manera proporcional, en el orden “de un 60 por ciento”.

El ministro de Transporte del Uruguay, Víctor Rossi, respaldó el planteo y dijo que “no puede exigir” a una empresa que cumpla “cuando está perdiendo dinero”.

Los vecinos de Gualeguaychú y Colón recibieron con alivio la noticia de que el banco holandés ING Group suspendió la financiación a las papeleras, también condicionadas por el Banco Mundial, pero mantuvieron firme su decisión de continuar con los cortes hasta el lunes. El único paso abierto hacia el Uruguay es así el de Concordia, ubicado al norte de la provincia, a 250 kilómetros del puente a Fray Bentos. En el único paso habilitado ayer se formaron largas colas para cumplir con los trámites de la Aduana. Como en días anteriores, el gobernador Jorge Busti volvió a pedir públicamente el levantamiento de los bloqueos. Busti consideró que esto “nos colocaría en una posición de fortaleza jurídica y política para seguir trabajando en quitarle financiamiento a empresas con nuestra lucha ante organismos internacionales de crédito”.

Desde Gualeguaychú la abogada Ana Angelini, una de las representantes legales de la Asamblea Ambiental, defendió los cortes de ruta. “Han sido una herramienta importante, porque nos han permitido dar a conocer lo que nos pasa”, sostuvo.

Su par Edgardo Moreyra anticipó que “el gran debate para definir los pasos que seguirán se hará después de Semana Santa”. Para el asambleísta, la semana próxima será clave en el conflicto porque los vecinos deberán decidir cómo moverse “a partir del nuevo escenario que creó la suspensión de los créditos” internacionales. “Esta suspensión de financiamiento, como la presentación de la denuncia argentina ante La Haya, abre un nuevo frente de batalla para que se paralicen las plantas”, consideró Moreyra.

En Colón hubo una reacción similar. Gisella Eberle, vocera de la Asamblea Ciudadana, aseguró que la noticia de la suspensión de créditos “fue recibida con mucha alegría, porque era uno de los puntos en el que habíamos hecho hincapié para que sea una de las primeras cuestiones a resolver”. Agregó, no obstante que “el corte del puente que conecta con Paysandú sigue en pie”. Los asambleístas están organizados en turnos de cuatro horas, según la disponibilidad de cada uno, en condiciones difíciles porque tienen un baño a 500 metros de la protesta. Decidirán si continúan con el piquete el domingo, en una asamblea convocada para las nueve de la noche.

Compartir: 

Twitter
 

Los asambleístas volvieron a la ruta tras la postergación indefinida del encuentro Kirchner-Vázquez.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.