EL PAIS › FRANCO SE TOMO UNA LICENCIA

Sin vice en la UBA

 Por Javier Lorca

A cinco días del sexto intento de elegir rector, evidenciando una vez más sus diferencias con los decanos, el vicerrector Aníbal Franco se declaró de licencia por un período indeterminado y dejó la Universidad de Buenos Aires sin autoridad electa. Esta mañana, los decanos decidirán quién queda a cargo del despacho de la UBA hasta que sea elegido el rector. Justamente, el otro dato de la jornada fue la convocatoria formal a la asamblea para el lunes, en el Congreso, con un temario que incluye, como segundo punto, el inicio del proceso de reforma del estatuto.

A punto de renunciar la semana pasada, Franco resolvió tomar una medida menos drástica, desde hoy y “por razones personales”. La comunicó mediante una nota dirigida a los consejeros: “De esta manera se podrán llevar a la práctica las decisiones acordadas por ustedes tendientes a la concreción de la asamblea universitaria para elegir rector”, señaló. Como se informó, Franco se distanció de la mayoría de decanos cuando ellos acordaron una fórmula de consenso que lo excluye, integrada por Rubén Hallú y Jaime Sorín como candidatos a rector y vicerrector. Tampoco participó Franco del llamado a la asamblea en el Congreso. Ahora prefirió salir de escena en lugar de optar entre formalizar la convocatoria o desconocerla.

Por eso, la resolución de la convocatoria a los asambleístas la firmó ayer Alberto Boveris, decano de Farmacia, en calidad de presidente de la última y controvertida sesión del Consejo Superior. “Franco le sacó el cuerpo a la situación. El problema es que no puede tomarse licencia sin que alguien se la apruebe”, protestó un decano, en diálogo informal. Hoy los decanos decidirán quién asume la administración. Debería hacerlo el decano de mayor edad: el orden de sucesión lo encabeza Alfredo Buzzi (Medicina), siguen Atilio Alterini (Derecho) y Boveris. Lo más probable es que la función recaiga en el último, ya que el primero renunció al cargo en mayo y el segundo, cuestionado, declinó entonces su candidatura a rector. Quien resulte designado será también, en principio, el presidente de la asamblea. Según especulaban algunos referentes universitarios, la licencia de Franco podría complicar el acuerdo de los decanos: sin disponer de la renuncia del vicerrector, para poder nombrar un nuevo vice deberían remover al actual, un alto costo político.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared