EL PAíS

Otras voces

- Andrés Larroque, diputado nacional y secretario general de La Cámpora: “El acto que encabezó la Presidenta fue un momento histórico que marca un punto de inflexión. Estamos asistiendo a un nuevo ciclo político, que nada tiene que ver con un fin de ciclo. Lo que define la pertenencia a un proyecto nacional y popular no es un color ni la ficha partidaria, sino atreverse a decirles no a los que te pisaron la cabeza toda la vida”.

- Gustavo López, precandidato a jefe de Gobierno Forja-FpV: “Como yrigoyenista, alfonsinista y kirchnerista que soy, no puedo más que celebrar el acto en Parque Norte en el que se anunció un futuro trabajo común del Radicalismo Popular con el Frente para la Victoria. El partido que presido a nivel nacional, Concertación Forja, viene trabajando desde hace años en el proyecto nacional, popular, democrático y americanista que lideró Néstor Kirchner y que hoy encabeza Cristina”.

- Carlos Raimundi, diputado de Nuevo Encuentro: “Fue un nuevo discurso memorable de la Presidenta con un resumen de cómo la historia política argentina se dividió en dos grandes campos: de un lado, la imposición de un liberalismo económico y del otro, el campo popular que expresa ideas como soberanía popular y justicia social. Lo que está expresando Moreau en los últimos tiempos abona una coincidencia de principios y una afinidad ideológica y la consecuencia natural es confluir también en lo electoral”.

- Aníbal Fernández, jefe de Gabinete: “El hombre y la mujer del radicalismo circunstancialmente quieren estar en un espacio como el nuestro. Desde el Frente para la Victoria nos parece honroso y respetuoso que así sea después de la fea, fea, fea que les ha hecho (el senador, Ernesto) Sanz, regalando el partido a los conservadores. Ellos no quieren perder su identidad”.

- Eduardo Santín, diputado del Movimiento Nacional Alfonsinista: “Las autoridades de la UCR se han llevado las siglas del partido. Nosotros queremos volver a traer a los millones de radicales expulsados con la decisión de ser furgón de cola del conservadurismo. Pretendemos volver al radicalismo que expresaron Yrigoyen, Illia y Alfonsín, a un radicalismo ligado a la construcción nacional y popular”.

- Walter Ceballos, dirigente del Comité Nacional de la UCR: “Leopoldo no tiene significancia política en la UCR. Obviamente que ha sido de los destinatarios más beneficiados del gobierno de Raúl Alfonsín en términos no sólo de trayectoria sino de su respectivo peso político. Me duele por él, por la relevancia que tuvo, acomodando su discurso más por necesidades personales que por participación en la política. A partir de 2001 terminó quedando preso de una forma de hacer política que necesita sí o sí de cargos en el Estado”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.