cash

Domingo, 2 de julio de 2006

LA INCORPORACION DE VENEZUELA AL MERCOSUR

Oportunidad para la región

La profundización de la integración energética y económica redundará en el incremento del intercambio comercial, en mayores flujos de inversiones, sinergias positivas para el avance tecnológico regional.

 Por Debora Giorgi *

La inminente incorporación de Venezuela como socio pleno del Mercosur representa un hecho auspicioso desde el punto de vista político como también en el plano económico. El escenario regional diverso y complejo tenderá a fortalecerse y a enriquecerse con la inclusión de un nuevo socio que, sin dudas, potenciará la voluntad integradora de los cuatro países fundadores del bloque regional y de sus asociados. Este ingreso tendrá un efecto demostración hacia el resto de Latinoamérica que inducirá a acelerar los acuerdos comerciales y a despejar asimetrías para avanzar hacia una integración más efectiva e inclusiva.

Por una parte, Venezuela, con esta decisión, manifiesta su vocación de asumir los principios fundacionales del Tratado de Asunción que propenden la defensa de la democracia y el crecimiento con inclusión social en un contexto regional que necesita políticas redistributivas y una mirada abarcadora. Por otra, un socio como Venezuela hace factible avanzar, en un tema tantas veces postergado en el Mercosur, en la integración energética regional como pilar articulador de una integración profunda y duradera.

En ese sentido, hay que recordar que la Unión Europea, sin duda la experiencia de integración más profunda, tuvo como uno de sus motores constitutivos la integración energética –con el Acuerdo de Aviñón–, donde se avanzó en la articulación de políticas sobre el acero y el carbón entre los países originales. En nuestros países, la integración energética también resulta vital. Desde el punto de vista de las inversiones, alienta a quienes deben tomar decisiones de radicar capital, permitiendo ampliarlas o dar un salto de calidad a quienes tienen proyectos en marcha y visualizan la oportunidad.

Desde el punto de vista de corto plazo, y teniendo en cuenta los efectos prácticos más notorios de esta nueva etapa de la integración regional, la incorporación de Venezuela en el bloque como socio pleno supondrá una mayor velocidad en el cronograma de desgravación arancelaria vigente. Así se adelantará en seis años el ingreso de productos argentinos al mercado venezolano libres de aranceles. Los bienes que se beneficiarán por este anticipo suman alrededor de 2700, que actualmente representan un valor exportable a Venezuela de 200 millones de dólares.

Lo importante radica en que desde el inicio se verifica toda la potencialidad de esta asociación comercial, a pesar de que actualmente nuestras exportaciones hacia Venezuela representan sólo el 1,3 por ciento de las ventas externas totales y las importaciones apenas alcanzan el 0,3 por ciento del total. Esta observación resulta aún más importante para la provincia de Buenos Aires, que acredita una relación comercial de alto perfil con Venezuela si se la compara con el resto del país. La intensa participación de la provincia en el comercio bilateral queda en evidencia cuando se advierte, por ejemplo, que en el 2005 la Argentina exportó a Venezuela por un valor total de más de 500 millones de dólares, de los cuales casi 250 millones correspondieron a productos elaborados en la provincia de Buenos Aires.

El desagregado por rubros refleja que las exportaciones bonaerenses de manufacturas de origen industrial, de alto valor agregado, representan el 60 por ciento del total exportado por nuestro país en ese rubro –el segmento más importante del intercambio– y el 23 por ciento en manufacturas de origen agropecuario. Las que sobresalen son el acero, los automóviles y autopartes y los medicamentos.

Esta nueva realidad regional también dará un mayor impulso al sector de maquinaria agrícola bonaerense, teniendo en cuenta el convenio firmado el año último para satisfacer las necesidades de Venezuela en esta materia. Este convenio, del cual también gozan empresas de Córdoba y Santa Fe, tiene un plazo de un año e involucra un monto inicial de 100 millones de dólares. Con la integración de Venezuela al Mercosur se garantizará una renovación del acuerdo por cuatro años con un monto final de 500 millones de dólares. También merecerían una mención especial las ventas de buques a Venezuela en el marco del acuerdo firmado con Astilleros Río Santiago.

Los socios plenos y asociados del Mercosur y Venezuela vienen creciendo a altas tasas en los últimos años. La profundización de la integración energética y económica redundará en el incremento del intercambio comercial, en mayores flujos de inversiones, sinergias positivas para el avance tecnológico regional. En este sendero, los países de la región potenciarán su crecimiento, afianzando su posición relativa en el concierto internacional.

* Ministra de la Producción de la provincia de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

La profundización de la integración energética incrementará el intercambio comercial.
Imagen: Rafael Yohai

Opinión - Integración


  • “El ingreso de Venezuela al Mercosur tendrá un efecto demostración hacia el resto de Latinoamérica que inducirá a acelerar los acuerdos comerciales.”

  • “Servirá para despejar asimetrías para avanzar hacia una integración más efectiva e inclusiva.”

  • “Un socio como Venezuela hace factible avanzar, en un tema tantas veces postergado en el Mercosur, en la integración energética regional.”

  • “Supondrá, además, una mayor velocidad en el cronograma de desgravación arancelaria vigente.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.