cash

Domingo, 10 de septiembre de 2006

POLITICAS NEOLIBERALES, MOVIMIENTOS SOCIALES Y MAPA REGIONAL

“Están a la defensiva”

Casi toda la región tiene gobiernos de signo progresista. El discurso neoliberal ha retrocedido, aunque ciertas políticas aún siguen vigentes.

 Por Natalia Aruguete

En sus escritos, el economista Reinaldo Carcanholo viene planteando que el neoliberalismo está en retroceso en el plano de las ideas, aunque sus bases económicas siguen vigentes en América latina. Su hipótesis es que una victoria electoral no es suficiente para que las dirigencias políticas latinoamericanas “puedan enfrentarse a ese tipo de políticas”. Así lo expresó ante Cash, en su visita a Buenos Aires invitado por el IADE.

¿Cómo evalúa el estado del neoliberalismo en la región?

–Creo que está en retroceso, aunque, curiosamente, la política económica neoliberal sigue vigente en América latina, pero como idea está a la defensiva. Los políticos no aparecen con un discurso neoliberal. En Brasil, la política económica es neoliberal, pero el discurso no. Porque la gente no lo acepta.

¿Por qué algunos gobiernos de la región siguen implementando políticas neoliberales?

–Sólo si las circunstancias políticas fueran la de un pre-rebelión, un gobierno tendría posibilidad de hacer una política no neoliberal. Pero una simple victoria electoral es insuficiente para que pueda enfrentarse a ese tipo de políticas. Dentro de nuestros países, hay sectores comprometidos con esas políticas. Enfrentarse a esa gente no es fácil. Lula fue elegido con una alianza en la que está la derecha, los sectores ligados al capital financiero. Tabaré Vázquez asumió el poder y fue a Estados Unidos a anunciar a su ministro de Hacienda.

¿Qué rol cumplen los movimientos sociales en este retroceso de la concepción neoliberal?

–En Bolivia, el movimiento indígena permitió la elección de Evo Morales. En Venezuela, la gente de los barrios populares consiguió revertir el golpe contra Chávez. En Brasil, el MST es el movimiento más fuerte y tiene una participación activa en la política en estos momentos, aunque en relación con Lula tienen una posición difícil. En la Argentina, los piqueteros cumplieron un papel muy importante en todos estos años.

¿Por qué el MST tiene una posición difícil en relación con Lula?

–La gente de base del MST es Lula. El gobierno de Lula realmente produjo una redistribución del ingreso salarial. La represión contra las acciones del MST es menos intensa que con Fernando Cardoso. Y el gobierno de Lula permitió ciertas victorias parciales. Porque las contradicciones en el gobierno permiten eso. Tiene un ministro de Agricultura representante del sector más reaccionario del campo y, en el Ministerio de Reforma Agraria, uno cuyo origen es el sector trotskista del PT.

¿Qué papel cumplieron las crisis financieras en esta nueva situación del neoliberalismo en América latina?

–En la Argentina, la crisis financiera jugó un papel importante. La crisis fue tal que afectó a todos los argentinos. En Brasil, la crisis no fue tan fuerte y no afectó directamente la visión que la gente tiene de la política neoliberal, sobre todo porque la prensa atribuyó las crisis a una ley natural impuesta desde afuera frente a la que no hay alternativa. No hemos tenido mucha capacidad de transmitir nuestras ideas en el caso brasileño.

¿Qué relación se puede establecer entre la resistencia de Brasil al ALCA y su intención hegemónica en América del Sur?

–Esas cuestiones están detrás de la disputa con Estados Unidos: tengo más fuerza, exijo más. No hay una contradicción de fondo entre la burguesía brasileña y el capital internacional, lo que hay es una intención de ganar espacios en América latina y América del Sur, y negociar mejor con ellos.

¿Cómo ve el crecimiento de China e India en la economía mundial, en relación con la estrategia norteamericana hacia América latina?

–Bush no debe vivir muy tranquilo con el crecimiento de esos países, sobre todo de China, que piensa disputarle la hegemonía a Estados Unidos. Y es el camino natural de su crecimiento. Y América latina es el patio trasero de Estados Unidos. Van a seguir presionando para encontrar espacios cada vez más grandes en la región e imponer así sus intereses.

Compartir: 

Twitter
 

Reinaldo Carcanholo: “El gobierno de Lula produjo una redistribución del ingreso”.
Imagen: EFE

Energía - políticas

  • “La política económica neoliberal sigue vigente en América latina, pero como idea está a la defensiva.”
  • “Los políticos no aparecen con un discurso neoliberal. En Brasil, la política económica es neoliberal, pero el discurso no.”
  • “Una simple victoria electoral es insuficiente para que pueda enfrentarse a ese tipo de políticas.”
  • “En la Argentina, los piqueteros cumplieron un papel muy importante en todos estos años.”
  • “No hay una contradicción de fondo entre la burguesía brasileña y el capital internacional.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.